"Ticket to Paradise", cinta protagonizada por George Clooney y Julia Roberts detiene su producción por casos de Covid-19

Espectáculos

La película comenzó a rodarse el año pasado en varios lugares de Queensland, Australia y solo faltaban dos semanas para su finalización

La comedia romántica de Universal “Ticket to Paradise” detuvo su filmación en Australia debido a un grave brote de Covid-19 en el estado de Queensland. Debido a la pausa en la producción, las estrellas George Clooney y Julia Roberts habrían regresado a los Estados Unidos.

La película comenzó a rodarse el año pasado en varios lugares de Queensland y solo faltaban dos semanas para su finalización. Los informes locales dicen que la película se cerrará durante tres meses, pero no está claro exactamente cuándo las cámaras podrán rodar nuevamente.

Dirigida por Ol Parker de "Mamma Mia", "Ticket to Paradise" sigue a dos padres divorciados que se apresuran a ir a Bali para evitar que su hija adolescente se apresure a contraer un matrimonio imprudente, como el suyo. La producción haría uso de las islas Whitsunday, en lugar de Bali, mientras que otros lugares incluirían Brisbane y la cercana Gold Coast.

Daily Mail Australia, que fue el primero en reportar la historia, dijo que Clooney se había afeitado la barba que se había dejado crecer especialmente para la película, partió en un vuelo a Honolulu y luego tomó otro avión a California.

Universal había programado inicialmente el estreno de “Ticket to Paradise” en los cines el 30 de septiembre de 2022, pero desde entonces el estudio lo trasladó al 21 de octubre de 2022. Sin embargo, una interrupción de la producción de tres meses podría poner en duda la nueva fecha.

“Ticket to Paradise” es una producción de la compañía Working Title con sede en el Reino Unido, Red Om Films de Roberts y Smokehouse Pictures de Clooney. Está financiado con el apoyo del Gobierno Federal de Australia, la Estrategia de Atracción de Producción de Screen Queensland y la Ciudad de Gold Coast.

Cuando se anunciaron la financiación estatal y las ubicaciones de Queensland en marzo del año pasado, la producción internacional de cine y televisión estaba en auge en Australia. El país se apresuró a implementar medidas financieras y laborales que permitieron que la industria de producción de pantallas se recuperara. Los estrictos controles fronterizos también habían mantenido a raya las variantes anteriores del coronavirus.

Ahora, sin embargo, la variante omicron fácilmente transmisible ha provocado que el número de casos en Australia vuelva a aumentar, aunque el impacto varía de un estado a otro. Queensland reabrió sus fronteras internas a mediados de diciembre, una medida que fue seguida por un fuerte aumento de las infecciones.

Dejá tu comentario