20 de octubre 2023 - 09:28

El fuerte choque entre Romina Uhrig y Marcelo Polino que sacudió al Bailando

La ex Gran Hermano y el jurado más duro de todos intercambiaron acusaciones ante la mirada atónita de los demás.

Controversias en el Bailando 2023. 

Controversias en el Bailando 2023. 

La ex participante de Gran Hermano y ex diputada peronista Romina Uhrig intercambió duras acusaciones con el jurado Marcelo Polino, después de su participación en este Bailando 2023 que sigue dando que hablar en tiempos electorales.

Este jueves, además de bailar las últimas tres parejas, se revelaría el voto secreto de Ángel De Brito durante esta tercera ronda y por primera vez las parejas debían votar a un equipo contrincante, y los primeros en pisar la pista fueron justamente Romina y su bailarín, Iñaki Iparraguirre.

Al recibirla, el conductor Marcelo Tinelli agitó la grietas, y le planteó: “Más allá de sus diferencias políticas, Ángel De Brito te salvó en dos oportunidades. Llegado el momento de la salsa de a tres, ¿bailarías con él?”.

“Lo que siempre aclaro es que no hay que mezclar las cosas”, respondió la concursante, poniendo distancia de una controversia política.

image.png

Sin embargo, en ese momento pidió la palabra el Mago sin Dientes, que como todas las noches se encontraba en la tribuna, para darle la razón y decir que si bien él piensa votar a Patricia Bullrich “banca” a Romina “como persona”.

Sus palabras despertaron una fuerte polémica con una de las fanáticas de Uhrig, una chica trans, que expresó que no le cree nada y lo acusó de “careta” y terminó despertando la risa del conductor y de los presentes en el estudio por sus ocurrencias.

“Me siento muy orgullosa. Yo fui criada por una chica trans, Fabiana. Lamentablemente, ella falleció hace un par de años y ella era muy amiga de mi tía. Y sé que a Fabi le hubiera gustado estar acá, por eso ella me vino a acompañar con las otras chicas y les agradezco un montón”, explicó Romina.

Tinelli, entonces, le recordó sus declaraciones en la “cabina de descargo”, la instancia que se incluyó este año en el formato y que obliga a cada equipo a dar su opinión tras recibir la devolución del jurado. “Fuiste muy dura... Dijiste que regalaban notas, que puntuaban el acting y no el baile”, sintetizó.

“Sí, pero no lo dije por todos, sino por casi todos. Siento que es así. Cuando dan la devolución por ahí una hizo lo mismo o ves que bailaron mucho menos y la calificación no es la misma. Marcelo Polino no da la misma devolución, dijo que era una coreografía infantil, boluda, y no tengo por qué aceptar la falta de respeto. A mí me califican como si fuera una bailarina profesional, y no lo soy, mientras que con otros usan otra vara”, expresó la participante. El expanelista de Indiscreciones señaló que su discurso era “enredado” y “turbio”

La tercera ronda del concurso llegó a su fin y llegó el momento de que todos los equipos conozcan el voto secreto de De Brito. “Lo que quise, también, es defender a Micky, mi coach, porque es ella la que hace las coreografías. Y la verdad que conmigo, que no soy bailarina, hace un montón de cosas, porque a veces no coordino los brazos y las piernas. Y, pobre, voy a defenderla a ella y de mi compañero porque hacen un trabajo muy grande y están todo el tiempo pendientes de mí, viendo qué paso me queda bien, cuál no, me escuchan un montón y no voy a dejar que les falten el respeto”, explicó Romina.

Polino volvió a tomar la palabra. “Dar una opinión no es faltar el respeto. Yo dije que la coreo no me había gustado y que me había parecido medio infantil, medio boluda. Pedí disculpas antes de decir la palabra y aclaré que no era nada en contra de Romina, pero ella se agarró de esa palabrita y se paseó por todos los programas. Yo no le dije que ella era boluda. Es una mentirosa”, intentó aclarar.

“Mentirosa no soy, porque digo las cosas en la cara y no tengo pelos en la lengua”, se defendió la participante. “Lo dije porque es lo que sentí, no sé por qué a él le molesta. Fue mi verdad. La próxima vez, que se fije qué términos usa”, agregó.

image.png

La devolución del jurado

Finalmente, la pareja bajó al ritmo de música disco y volvió a enfrentar la devolución del jurado. De Brito indicó: “No me parece para nada picante Romina. Tardó una hora en decirle a Polino todo lo que tenía para decirle. Si quiere ser panelista o conductora, como dijo, tiene que tener un poco de síntesis. Parece Zaira Nara, que habla dos horas y no dice nada”.

“Yendo al baile, están muy lindos los dos, bien producidos. También me gustó la idea y la previa con las chicas. Eso suma todo. Lo que no suma nada es el baile. Siento incomodidad en verla, porque la canción [”Todos me miran”, de Gloria Trevi] la escuchamos mil veces y sabemos lo que dice y lo que menos se la veía era con libertad bailando, relajada. La vi muy tensa a la hora de hacer cada tramo de la coreo. Como preocupada por hacerla. O hay que trabajar las caras o hay que trabajar en que se relaje, porque falta eso; no es que se equivocó, no es que se cayó. No hubo grandes fallas más allá de que no es bailarina y no tiene la ductilidad. Tenemos que disfrutar al verla y no padecer”.

“Es una canción de liberación. Y ella tiene cara de culo desde Gran Hermano. Es seria, pero acá están haciendo algo artístico”, insistió. Pampita Ardohain (6), a su vez, indicó: “Sé que trabajaron y ensayaron mucho, porque varias noches estuvo previsto que bailaran y no lo hicieron por falta de tiempo. Están haciendo un trabajo y eso se ve, al igual que las ganas. Pero justo este tema tenían que tener una energía que traspasara y no la llegue a sentir. La coreo estuvo bien, no hubo muchos furcios más allá de una perdidita de tiempo en un momento, pero fue muy chiquita. No hay muchas cosas para corregir en una persona que no baila y que está haciendo un gran esfuerzo y está aprendiendo y evolucionan ronda a ronda. Pero, ya lo habían ensayado un montón, no sé si la previa fue la que debilitó esa actitud y los distrajo un poco”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar