El Museo de Bellas Artes tendrá un director ejecutivo elegido por concurso

Espectáculos

El Museo Nacional de Bellas Artes será conducido por un director ejecutivo, elegido por concurso y con autonomía presupuestaria, de acuerdo con un decreto que lo convierte en un organismo desconcentrado y dependiente de la Secretaría de Cultura.

La modificación está orientada a facilitar y flexibilizar la gestión del principal museo del país, que maneja en la actualidad un presupuesto anual de cinco millones de pesos y que con la nueva disposición se podría no solo ampliar sino también combinar con nuevas fuentes de financiamiento.

El cambio fue dispuesto mediante el decreto 1917/06 firmado por el presidente Néstor Kirchner y publicado en el Boletín Oficial.

El director ejecutivo del Museo permanecerá en su cargo durante cinco años, será elegido de una terna de candidatos y deberá elaborar el plan estratégico del museo, gestionar el nombramiento del personal y promover y tramitar la obtención de recursos y fondos públicos y privados.

Se estima que antes de la primera mitad del próximo año se realice la apertura del concurso para la renovación de autoridades, que además contempla la colaboración de un director administrativo y un curador artístico.

"Una prioridad del museo tiene que ver con el sistema de recursos monetarios y en el perfil del nuevo director ejecutivo deberá estar la capacidad de gestión de esos recursos", señaló el director de Patrimonio y Museos, Américo Castilla, a cargo del comité que actualmente preside el museo.

El secretario de Cultura de la Nación, José Nun, explicó que el nuevo director ejecutivo tendrá "un rango administrativo superior al actual y con mayor independencia de decisión, a quien le serán delegadas funciones administrativas que, hasta ahora, eran privativas de la Secretaría".

La nueva estructura organizativa -en la que se destaca el traspaso de dependencia del museo de la Dirección de Patrimonio a la cartera nacional de Cultura- abarcará también un consejo consultivo designado por Nun, a propuesta del director electo.

Entre sus miembros -que cumplirán funciones ad honorem- se incluirá a un representante de la Asociación Amigos del museo, al director de Patrimonio y Museos, y a cinco miembros que acrediten trayectorias destacadas en los ámbitos cultural, jurídico, económico y financiero.

"La idea es profesionalizar y mejorar las condiciones de gestión del Bellas Artes y con este cambio, todo lo que se propongan las nuevas autoridades se facilitará", resumió Castilla.

Para darle continuidad al museo, la programación 2007 del museo ya está cerrada y entre las exposiciones previstas están la de Rómulo Macció, Ricardo Garabito, sobre "Los primeros modernos", una muestra en conjunto de Argentina-Brasil y un homenaje a Tomás Maldonado.

En el comienzo del año, el próximo 6 de enero a las 19:00, el museo inaugura la exposición "Miradas al desnudo", con obras del MNBA en el Foyer Teatro Auditorium de la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

Dejá tu comentario