Enredos al estilo francés

Espectáculos

La excitante frase “¡Por fin solos!” no es privativa de los jóvenes enamorados. La dicen también los matrimonios cuando logran que los hijos formen su propio hogar y dejen de molestar en casa, como en la humorada española “¡Por fin solos!”, con Alfredo Landa y María J. Alfonso. Y bien quisieran decirla los personajes de esta comedia francesa de igual título en la distribución (“¡Feliz jubilación!, en el original), cuando tienen todo planeado para disfrutar de su vejez y descubren que alguna gente tiene todo planeado para arruinársela, con reclamos tipo “ahora que te sobra el tiempo cuidame el nene”.

El público de la tercera edad puede sentirse identificado con estos personajes. El argumento no es demasiado memorable, el director y el libretista recién están aprendiendo el oficio, pero apuntan bien sobre defectos tan francamente humanos, y tan humanamente “francos”, como la hipocresía y el egoísmo, y los intérpretes saben lucir sus parlamentos. A la cabeza, Thierry Lhermitte (“El placard”), las humoristas Michele Laroque y Nicole Ferroni como madre e hija, y la veterana Judith Magre. Tan veterana, que empezó en 1948, acompañó a Fernandel, Louis de Funes, Brigitte Bardot, Chenal, Malle, Duvivier, Lelouch y un montón más, sobrevivió a su marido Claude Lanzmann, y a otros, todavía sigue, y acá por poco no se roba la película.

“¡Por fin solos!” (Joyeuse retraite!, Francia, 2019). Dir.: F. Bracq. Int.: T. Lhermitte, M. Laroque, N. Ferroni.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario