Entretenido show de Fontova

Espectáculos

Actuación de Horacio Fontova (voz, guitarra). (Clásica y Moderna, todos los sábados).

En principio, el show está planteado como un recital de canciones, propias y de otros autores. Pero puesto sobre el pequeño escenario de Clásica y Moderna, en formato caféconcert y sólo con su guitarra, lo que en definitiva ofrece Horacio Fontova es otra cosa.

Artista multifacético (fue desde diseñador de la ya mitológica revista «Expreso Imaginario» hasta el principal colaborador de Jorge Guinsburg en el recordado «Peor es nada»), Fontova lleva el humor en la sangre; y mucho más que el humor, el delirio. Se planta entonces como un entretenedor, un poco comediante, otro poco trovador reflexivo y crítico, y finalmente, un poco también cantante. Mezcla composiciones de su propia cosecha -que aún en su vena más cuestionadora apelan a la ironía- con grandes piezas de otros músicos. Recuerda su clásico «Los argentinos», dedica una canción a al odontólogo Barreda y otra a George W. Bush, desde sus letras homenajea a los zafreros tucumanos, expresa su amor por los animales y sueña con un mundo distinto. Pero « entromete» clásicos como «Chacaimanta» de los hermanos Abalos, «Zamba de las tolderías» de Luna y Valles, «Vamos a la zafra» de Falú y Dávalos, «Paisaje de Catamarca» de Polo Jiménez, «El olvidao» del Duende Garnica o «Entra a mi hogar» de Peteco Carabajal.

No necesita más que eso: un grupo de canciones valiosas, una guitarra que maneja con la solvencia necesaria, y un histrionismo a prueba de todo que le permite decir los mayores disparates sin caer en el ridículo ni importunar al espectador.

R.S.

Dejá tu comentario