Ex marchand afirma que la mitad de la obra de Dalí es falsa

Espectáculos

Barcelona (EFE, AFP y Especial) - El ex marchand belga Stan Lauryssens, que presentó ayer su libro de memorias «Dalí y yo», aseguró que «50% de las obras que se atribuyen a Dalí son falsas y están en todos los museos». Sus declaraciones convulsionaron al mundo del arte y provocaron una rápida reacción de la Fundación Salvador Dalí, que anunció que emprendería acciones legales contra el ex marchand.

«En los años setenta era más fácil vender un falso Dalí que un cuadro auténtico», dijo Lauryssens, quien agregó que no se había propuesto hacer el «gran libro de Dalí», ni la obra de un crítico de arte, sino simplemente «explicar mi pasado y lo que personas del entorno del pintor me han dicho», un pasado delictivo por el que llegó a estar en la cárcel. Lauryssens reconoció haber vendido, él mismo, cuadros fraudulentos de Dalí.

En el libro, publicado por Ediciones B, el marchand llega a asegurar que es posible que hasta 75% de los cuadros del pintor ampurdanés sean falsos, si bien, matiza, una parte de estos eran pintados por otros pintores a los que al final Dalí daba «su toque surrealista».

Lauryssens escribe que «el mundo de hace veinticinco años era una sociedad que buscaba el enriquecimiento rápido y no era difícil encontrar a gente que invirtiera en arte, aunque fuera falso, con la idea de venderlo en cinco años y obtener más dinero».

Afirma que a finales de los '60 y principios de los '70 el propio Dalí y su esposa Gala fomentaron la circulación de la obra falsa, pues necesitaban dinero para mantener su tren de vida, que incluía «seis meses del año en los hoteles más caros de Nueva York y París». Lauryssens insiste en que en la Fundación Dalí hay «obra falsa», entendida como obra en la que Dalí sólo hizo una parte del cuadro.

El autor recopila en su libro lo que varias personas, que conocieron y trataron al artista le contaron sobre Dalí, al que él vio en una única ocasión, ya en los años 80 y cuando el artista estaba «muy enfermo». Lauryssens admitió ayer que posiblemente algunos habrán fantaseado al recordar sus vivencias junto al pintor, pero añadió que no podía poner en entredicho las palabras de los hombres de confianza de Dalí: «No puedo dudar de lo que me dijo el capitán Moore, que pagó todos los divertimentos de Dalí», aseguró. El ex marchand belga se autodefinió como «el engañador engañado» porque estafó «a mucha gente» con cuadros falsos pero también vendió obras de Dalí que creía originales por proceder del taller del artista, pero que resultaron ser falsas.

«Dalí quería un Disneylandia en Figueres, no quería un museo. Quería cuadros y esculturas de otros artistas, originales y falsos», aseguró el ex marchand. Los años 70 fueron los del florecimiento de los cuadros falsos del pintor catalán. «En 1973 Dalí ya no podía ni firmar un cheque por el escaso pulso que tenía», dijo Lauryssens. «Sin embargo, su producción artística continuaba».

El ex marchand, que fue encarcelado en cuatro centros penitenciarios --entre ellos La Modelo de Barcelona y en Valdemoro de Madrid--, recordó que hace seis meses visitó el Teatre Museu Dalí de Figueres con un equipo de la televisión holandesa Vara y que un responsable del museo declaró que algunos cuadros eran «de la época negra» del pintor, es decir, que hasta ese mismo curador admitía que no eran auténticos.

Lauryssens anunció además que existe un proyecto cinematográfico basado en su libro en una fase de preproducción. Será una película norteamericana que contará con Al Pacino en el papel del pintor y Cillyan Murphy en el del marchand belga, y que estará dirigida por Andrew Niccol, guionista de «El show de Truman».

La productora, que «en ningún caso ha pedido la ayuda de la Fundación Dalí porque no la necesita para hacer la película», tiene intención, según el ex marchand, de estrenar el film en el festival de Cannes de 2009. El autor debió esquivar el acoso al que fue sometido por la prensa por algunas de las inexactitudes del libro, que Lauryssens derivó hacia sus fuentes, y al final sentenció: «Si 80% del libro es verdad, nadie podrá negar que es un libro genial».

Por su parte, la Fundación Salvador Dalí anunció ayer que denunciará al ex marchand belga por incluir «falsedades» en su libro de memorias «Dalí y yo». «Ante la insólita proliferación de entrevistas» al ex marchand Lauryssens, que en su libro sostiene que la gran mayoría de las obras del genial pintor «que hay en los museos son falsas», la Fundación anunció que «ejercitará las acciones legales que correspondan».

La entidad, que lamentó la resonancia dada a la «iniciativa» de Lauryssens, quiere así «salvaguardar el buen nombre de Salvador Dalí, de su actividad creadora y del Teatro Museo de Figueras».

Dejá tu comentario