Moroco Colman: "Para dar idea de este infierno era necesario hacer un film explícito"

Espectáculos

La película, con Daniel Aráoz, es un retrato del mayor violador serial del país. El cineasta fue asesorado por algunas de las víctimas.

“Hacer una película sobre un tema tan delicado, y más en estos tiempos, fue un gran riesgo tanto para mí como director como para Daniel Aráoz como actor”, dice a este diario Moroco Colman. “Al punto de que Daniel estuvo un tiempo sin decidirse a aceptar el papel, hasta que habló con su familia y especialmente con su hija de 16 años, tras lo cual se avino a protagonizar al violador serial de ‘La noche más larga’”.

El film de Colman será el primero nacional que se estrene de manera presencial en la Argentina después del brote del coronavirus, en principio sólo en Córdoba, y cuenta la historia del mayor violador serial de la crónica policial de nuestro país. Aráoz interpreta a este criminal que, entre 1985 y 2004, violó a docenas de mujeres, especialmente universitarias de la ciudad de Córdoba. “Hay que pensar que este sujeto tiene 93 violaciones denunciadas, lo que debe multiplicarse ya que este es un delito que se denuncia una de cada tres veces debido al suplicio por el que vuelve a pasar la víctima que va a una comisaría” explica el cineasta.

Más allá de que un film así necesariamente tiene que ser fuerte, el director se decidió por un estilo gráfico, por momentos casi explícito, que lo transforma en una experiencia perturbadora. Colman nació en Córdoba en 1969 -su nombre es Alfredo José, pero todos lo llaman Moroco desde chico- y cuenta que la historia del violador serial atravesó su vida igual que la de todos los cordobeses. Eso lo llevó a contar esta historia en una película, ya que “el cine es un medio que está hecho para mostrar este tipo de historias. Justamente pensé en que había que mostrar las cosas como son, sin suavizarlas, para que el espectador experimente la pesadilla que vivieron esas mujeres. Cuando hablé con las víctimas del violador, por ejemplo Milena, que padeció una triple violación, que es una de las situaciones clave que se ve en la película, ella estuvo totalmente de acuerdo en que había que mostrar lo que sufrió de la manera más clara posible, porque con el tiempo la gente tiende a minimizar el crimen. Daniel Aráoz, cuando estaba trabajando en el rodaje, se encontró con comentarios de gente que relativizaba la crueldad del personaje que tenia que interpretar; incluso una vez se peleo con un taxista que le decía cosas del estilo ‘no les hizo mucho daño, no las mató’”.

Una cosa es pensar una película tan fuerte, y otra es llevarla a la práctica. “Fue fundamental hablar con las víctimas para poder indicarle a Aráoz cómo interpretar el personaje, que tenia una serie de estrategias y trucos para lograr su cometido. Pero lo mas difícil fue pensar que las siete actrices iban a poder actuar esas escenas tremendas, y más de la manera en que yo las pensaba filmar. Tuve muchas charlas con ellas, explicándoles lo duro que iba a ser el rodaje, siempre de noche, en locaciones reales de Córdoba, desnudas y humilladas, a veces repitiendo la misma situación hasta siete u ocho veces para filmar desde distintos ángulos de cámara. Les dije francamente cómo iba a ser la película, cómo íbamos a filmar e incluso, por las dudas, las asuste de más, y les pedí que si creían que no iban a soportar el rodaje, que no aceptaran el trabajo. Pero lo hicieron en esos términos”. Las siete actrices elegidas para enfrentar ese desafío fueron Paula Halaban, Sofia Bono Prado, Camila Murias, Constanza Villaroel, Rocío Figueroa Sobrero, Sabrina Núñez y Romina Arietti. El director no quiere contar cómo se resolvieron técnicamente estas escenas tan realistas, sólo dejó entrever que no utilizó efectos digitales. “Quise que todo esto fuera tan gráfico, para que más que sexual, parezca una película gore”.

Desde el comienzo del proyecto Colman entendió lo delicado del tema y las polémicas que podría provocar, pero siempre estuvo seguro de que el estilo elegido iba a ser el correcto. “Le mostré la película a feministas conocidas mías, y también a algunas que no conocía, y todas aprobaron el estilo. Y en este sentido bastaría señalar que la compaginadora de la película, Rosario Suárez, es militante feminista”.

Más allá de sus imágenes, “La noche más larga” pasara a la historia como el primer largometraje nacional en estrenarse luego de la larga cuarentena cinematográfica provocada por el coronavirus. “Esta semana la película llegará a todos los complejos de Córdoba capital, y en las semanas siguientes irá exhibiéndose en cines del interior de la provincia, y luego en ciudades del país donde vayan abriendo las salas”, dice Colman con orgullo “La verdad es que me negaba y me sigo negando a que esta película se vea online, ya que por su misma naturaleza debe ser vista en una sala con otros espectadores. Sólo le pasé un link a un puñado de personas, como el director del festival de Oldenburg, Alemania , solo porque era presencial y pudimos ir a verla con el público junto con Daniel Araoz. Y a quien le gustó mucho fue a la actriz de “Crash”, de David Cronenberg, Deborah Kara Unger, que es la esposa de director del festival”.

Dejá tu comentario