Infancia y Juventud: Fito Páez y un viaje literario por sus triunfos, amores y tragedias

Espectáculos

Escrito en plena pandemia, el nuevo libro del músico revela sus memorias, desde la niñez en Rosario hasta el éxito rotundo de "El amor después del amor". Un repaso por una obra entretenida y cautivante.

Los libros, las canciones, los pianos. Fito Páez y su biografía, dos elementos indisociables en su obra. Materia prima que el rosarino supo moldear y transformar en aventura. "Del 63", por caso, su carta de presentación ante el mundo, no es ni más ni menos que un pergamino sobre su propia existencia.

Nací en el '63, con Kennedy a la cabeza/una melodía en la nariz, creo que hasta el aire estaba raro/Mediaba marzo/El mundo me hizo crecer entre zanahoria y carnes.

Páez habita en su música. Allí ofrece coordenadas de un universo que dialoga con el cine, la literatura, las ciudades y las mujeres que lo marcaron.

Hoy, casi 40 años después de su debut, el artista suma una nueva pieza al rompecabezas. Se trata de "Infancia & Juventud, Memorias" (Planeta, 2022), un libro que repasa en clave autobiográfica su vida, desde la niñez en Rosario hasta la consagración absoluta con "El amor después del amor".

Fito Páez - Del Sesenta Y Tres (Audio)

Memorias

Como muchos, Páez encontró campo fértil para la creación en la pandemia. Fue en 2020 cuando la insistencia de su amigo Nacho Iraola dio frutos y un escéptico Fito se embarcó, una vez más, en la odisea de la escritura.

Dos años después de ese ejercicio de autoconocimiento, de ese viaje en el tiempo lleno de compañeros célebres, de canallas, pitonisas y amores de los grandes, la obra sale a la luz en medio de un renovado furor por el músico, consecuencia del 30 aniversario del álbum que lo cambió todo.

En un breve pero bello prefacio, dirá Rodolfo Páez acerca de su criatura: "Espero les ayude a pasar el rato y les robe una sonrisa. Gracias a mi tribu por regalarme el don del tiempo de vivir, de cantar y contar aventuras durante todos estos años".

Infancia

Fito Páez nació el 13 de marzo de 1963 en la ciudad de Rosario. De niño, admite, conoció el olor de la muerte. El 24 de noviembre de ese año, su madre, Margarita, moría como consecuencia de un tumor. Páez tenía apenas 8 meses y la tragedia ya lo golpeaba.

Tras trazar un recorrido cinematográfico por su barrio rosarino, el autor sitúa al lector en la casa de la calle Balcarce 861, el escenario de su niñez. Allí vivió junto a su padre, el severo pero generoso Rodolfo, y sus "madres putativas", Belia y Pepa, abuela y tía abuela respectivamente, mujeres que tendrán un papel fundamental en la vida del artista.

La primera parte de "Infancia y Juventud" está consagrada a los días iniciáticos del pequeño Páez. Aparecerán en escena los amigos, los juegos, el cine, Titanes en el Ring, las películas, Kubrick, Vox Dei, Horacio Quiroga, los chocolates Jack y las clases en la escuela Mariano Moreno, entre otros.

Luego vendrán las primeras caladas, algunas historias sobre su temprano despertar sexual, el colegio Dante Alighieri y un primer arresto en una Argentina cambiante, moralista y represiva.

En el medio de ese cóctel, el 7 de agosto de 1976: la noche “en que los dioses le dieron una clara señal”. La Máquina de Hacer Pájaros llegaba a la ciudad para tocar en el Auditorio de la Fundación Astengo. "Todo allí se puso a temblar. El teatro y mi alma", admite Páez. El torbellino tenía nombre y apellido: Carlos García Moreno Lange. Charly García. Ya nada sería lo mismo para Rodolfo Páez, de 13 años.

Ese círculo se cerraría la semana siguiente. Invisible tocó en el Club Sportivo América. Descubrir a un Luis Alberto Spinetta angelado y sensible terminó de convencer al adolescente rosarino: quería hacer eso de su vida.

Poco a poco, Fito irá encontrando en los discos y en su propia creación un refugio contra una violencia que recrudecía en las calles.

Las primeras andanzas decantarán en su ingreso como músico y promesa a la banda de Juan Carlos Baglietto. Sacrificio mediante, logrará evitar la colimba y Buenos Aires adoptará al “chico pobre de allá del interior” y viceversa.

Fito Páez Charly Cerati.jpg

Juventud

“Juventud”, la segunda mitad del libro, se inicia con la convocatoria de Charly García a Fito para que sea su tecladista. Ese hecho, ocurrido tras el lanzamiento de Clics Modernos, parece decretar para el autor el fin de su infancia. “Era el sueño del pibe”, comentará.

Desde entonces comienza un periplo donde el paisaje rosarino pasa a un segundo plano: ahora el mundo es su campo de juego.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCigA2otvY89%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABANDyeV74EknXP6V433ujHIN1y1k7IcHGXOKZClZBzDVZAmDZBIlxi5eJdPAm8e411ObhBgfwgGiqWqZB1t9iruHebDFApvSErvkGPEAQnji8LXansU8i23cgP27nSdF76BC39UUTNeTV464qzqJ08FRBcWMZBtcAZDZD
View this post on Instagram

A post shared by Fito Paez (@fitopaezmusica)

Aparecerá, también, Fabiana Cantilo, un amor que llega de arrebato y que acompañará a Páez incluso después del amor. “Today your love, tomorrow the world”, cantaban los Ramones.

Los amigos del barrio ya no están. En cambio, entran en escena nuevos compañeros de viaje: Pablo Milanés, Mercedes Sosa, Spinetta, Charly García, Atahualpa Yupanqui y Caetano Veloso, por ejemplo. Y ahora, el mundo es suyo. Venezuela, Francia, la insurrecta Cuba y la pecaminosa Ibiza pasan a engrosar la bitácora de un Fito en movimiento.

Ciudad de pobres corazones

Pero en la pavimentación del camino a la cumbre, llegará el 8 de noviembre de 1986 y aquel llamado a Brasil que lo cambió todo. Fito, Charly García, su novia Zoca y su banda estaban en Río de Janeiro cuando sonó el teléfono. La voz del otro lado habló: “Fito, mataron a tus abuelas en Rosario”.

“Allí comenzó una larga borrachera que duraría años”, comentará el músico, antes de dedicar un capítulo entero al relato policial de esos crímenes espantosos, cuya deriva artística fue “Ciudad de pobres corazones”.

La noche de la noticia, García cargó sobre sus hombros el hondo estado de shock y tristeza que invadía a su joven amigo. Con su desfachatez lograría cambiarle el semblante, al menos por un rato. “Amo a Charly García por muchos motivos. Haberme hecho reír en una noche triste es uno de ellos”, confiesa Fito.

Fito Paez - Ciudad De Pobres Corazones (Official Video)

Recién después de años de padecimiento y excesos, el propio autor reconocerá que el alivio llegó en la forma de una mujer: Cecilia Roth, uno de sus grandes amores. Ella fue quien lo invitó, tras largas noches de reflexión y penurias, a dar un paso más allá y “dejarlas ir”.

El libro finaliza con un relato exhaustivo de esa pareja cómplice y feliz que fue Páez- Roth, y de la creación y posterior presentación de “El amor después del amor”. Ya nada más sería lo mismo para Rodolfo “Fito” Páez.

Lejos de caer en los grises planos de la uniformidad biográfica, “Infancia y Juventud” entretiene y atrapa. La pluma de Páez se desenvuelve con soltura e imaginación; está presente en cada trazo. Es, a su modo, un documento de época (y épocas) y el reflejo literario de una vida en la que caben varias.

*"Infancia & Juventud, memorias", Fito Páez, Editorial Planeta, 2022. 397 páginas.

Dejá tu comentario