Habrá más de 160 films en Mar del Plata

Espectáculos

Parece habérselas ingeniado bastante bien, pese a la crisis, el director del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Con su equipo reducido a menos de 20 personas, y el presupuesto a menos de un millón de pesos (algo nada recomendable, sobre todo para un festival clase A), Claudio España mantiene logros anteriores, y en algunos casos hasta los mejora. En otros, inevitablemente, se verá la pobreza.

La programación, presentada ayer en conferencia de prensa, suma más de 160 películas, amén de cortos y mediometrajes entre los que sobresalen títulos de István Szabó y Peter Bogdanovich en competencia, y, fuera de competencia, una retrospectiva prácticamente completa de Leopoldo Torre Nilsson (sólo falta uno de sus cortos, pero se consiguieron las treinta películas) y lo último de Coppola (su «Apocalypse Now Redux», en versión aumentada), Sergio Renán, Jerzy Kawalerowicz, Eric Rohmer, Jean-Luc Godard, Werner Herzog, Vicente Aranda, Bertrand Tavernier, Walter Salles, Francois Ozon y Ermanno Olmi.

También, los documentales de Abbas Kiarostami (el sida en Africa), Jaime Camino (españoles en Rusia), Manoel de Oliveira (su ciudad natal, Oporto), Patricio Guzmán (el caso Pinochet), Ortega y Querejeta (un asesinato de la ETA), Claude Lanzmann (la rebelión judía de Sobibor), y un clásico de los hermanos Maysles (un recital de los Rolling Stones terminado en muerte).

Además de las habituales sec ciones La Mujer y el Cine (cuya programación ya fue anticipada en estas páginas) y América Latina Siglo XXI (de donde el año pasado surgió
«La virgen de los sicarios»), se agregan la antedicha retrospectiva de Leopoldo Torre Nilsson (con libro y exposición incluidos), y una, más difusa, sobre el cine político latinoamericano de los '60 y '70, con clásicos del Grupo Cine Liberación, Glauber Rocha, Santiago Alvarez, Miguel Littin, Jorge Sanjinés, Tomás Gutiérrez Alea, Raymundo Gleyzer, Mario Handler, y los hermanos Juárez. Hoy son motivo de estudio en las universidades norteamericanas, pero aquí, a muchos ya se los había dado por perdidos.

Películas menos inquietantes se verán al aire libre, junto a la playa, entre ellas la curiosa
«Beijing Rocks», y las versiones restauradas de «El ladrón de Bagdag» y «Una noche en la opera».

•Homenajes

Habrá asimismo una buena cantidad de mesas redondas (sobre conservación, alta definición, cámaras digitales, cine de los '60, música, y -la más interesante-filmación de escenas eróticas), y varias funciones de homenaje: las principales, a Claire Bloom, por «Candilejas», y a las más famosas parejas del cine argentino, por hacernos soñar.

Lo que no habrá, como ya se sabe, son la alfombra roja en el Auditorium, los fuegos artificiales, la multitud de brindis y cocteles de los primeros tiempos, y los números musicales que engalanaban inauguración y cierre. Así las cosas, es de temer que tampoco estén las chicas de la Guardia del Mar, lo cual sería una verdadera lástima. La entrada general sube a $2,50 aunque jubilados y estudiantes becados pagarían solo un peso.

En cuanto a artistas y productores, vendrán sólo quienes acepten viajar en clase económica.
«Me tiene sin cuidado», asegura España: «En un festival, las verdaderas estrellas son las películas».

Lo preocupa, en cambio, la composición del jurado, que ha de anunciarse recién el jueves. Siguen el director chileno
Silvio Caiozzi, la actriz Mercedes Morán y otros, pero ahora Mary Corman tiene un familiar enfermo. Por suerte también tiene la gentileza de ofrecer contactos con otro productor norteamericano independiente. Y Angelo Badalamenti, el músico de David Lynch, debe abandonar porque justo empieza un trabajo con Paul Schrader (que fue jurado en otra ocasión, y ahora manda saludos).

En cambio, aceptó venir
Silvie Pierre, la rubia crítica de los «Cahiers du Cinema» que en los '70, harta de tanta cháchara, prefirió romper con todo y mudarse al Brasil. Quienes la vieron en el documental de Edgardo Cozarinsky, ya se regocijan.

•Competencia

En la sección oficial, que se inicia el próximo 7 de marzo, compiten películas de Istvan Szabó, Peter Bogdanovich, Ismail Merchant, y otros nombres de fuste, junto a las de ocho debutantes. Esta es la lista completa:

De los primeros,
«El verano de Anna» ( Jeanine Meerapfel, Alemania-Grecia), «Bolívar soy yo» ( Jorge Alí Triana, Colombia), «El maullido del gato» ( Peter Bogdanovich, Gran Bretaña), «Fin de siglo» ( Konstantin Lopushansky, Rusia), «El gavilán de la sierra» ( Juan Antonio de la Riva, México), «El masajista místico» ( Ismail Merchant, India), «Revolución Nro. 9» ( Tim McCann, EEUU), «El estadio de Wimbledon» ( Mathieu Amalric, Francia), y «Fijando posición» ( Istvan Szabó).

De los debutantes,
«After the Flood» ( Robert Saitzyk, EEUU), «Caja negra» ( Luis Ortega, Argentina), «Cama de gato» ( Marcelo Dias, Brasil), «El nombre del río» ( Anup Singh, Bangla Desh-India), «Neutro» ( Xavier Ruiz, Suiza), «Santa Maradona» ( Marco Ponti, Italia), «Treed Murray» ( William Philips VIII, Canadá), y «Vladimir en Buenos Aires» ( Diego Gachassin, Argentina).

Dejá tu comentario