Méndez, muy cerca del gobierno, no está en futura UIA

Espectáculos

Los principales dirigentes de la Unión Industrial Argentina ya se pusieron de acuerdo respecto de la conformación del próximo Comité Ejecutivo de la central fabril. La noticia más saliente en este sentido es que Héctor Méndez, actual presidente de la UIA, no será uno de los seis vicepresidentes que acompañarán al metalúrgico Juan Lascurain en los dos años de su mandato.

La decisión fue tomada en una reunión celebrada en Punta del Este a fines de diciembre, de la que este diario dio cuenta en forma exclusiva, y de la que participaron además Héctor Massuh ( papeleros), Luis Betnaza (Techint), José Ignacio de Mendiguren (indumentaria) y Federico Nicholson (Ledesma), entre pocos más. Allí estaban integrantes de los dos grandes grupos en que se dividen las cámaras que la integran: Industriales (inspirada por Techint) y Celeste y Blanca (por COPAL y otras). La conformación definitiva del ejecutivo de la UIA llevó algunas semanas adicionales al «meeting» del balneario oriental, pero ya estaría totalmente definido, salvo algún cambio de último momento.

Según pudo averiguar este diario, el vicepresidente primero será Betnaza ( Industriales); el vicesegundo Nicholson (Celeste y Blanca); el vicetercero De Mendiguren (Indumentaria); el vicecuarto Massuh (Celeste y Blanca); el vicequinto José Luis Basso (autopartistas; Industriales) y el vicesexto Alberto Alvarez Gaiani (COPAL; Celeste y Blanca). La tesorería quedará en manos de Adrián Kaufmann Brea, quien a pesar de ser de Arcor (o sea COPAL) entrará por Industriales en representación de la Unión Industrial de Córdoba; la secretaría será para el gráfico Juan Carlos Sacco, de quien -a pesar de ser Celeste y Blanca- ambas listas reconocen una inhabitual capacidad organizativa.

Méndez había sido designado como candidato de consenso en lo que fue la primera elección posacuerdo entre ambas listas; Lascurain fue la opción de Industriales. Y a pesar de que en Celeste y Blanca su figura despertó alguna reserva, finalmente sus «hombres fuertes» (Massuh, Nicholson, Alvarez Gaiani, etc.) decidieron aceptar su candidatura. «Le toca a Industriales designar al futuro presidente; nosotros lo aceptamos y no tenemos nada que decir al respecto, y mucho menos cuestionar», afirmó a este diario una alta fuente de Celeste y Blanca.

  • Perspectiva

    Obviamente la tarea de Lascurain no será sencilla: deberá enfrentar el primero de sus dos años de mandato en plena campaña electoral por la Presidencia de la Nación, con todas las complicaciones en materia de reclamos que eso conlleva. No es un secreto para nadie que cada sector -sobre todo el sindical- intentará sacar provecho de la elección presidencial, y los industriales saben que quedarán en medio del tironeo entre el gobierno y los gremios, que ya se insinúa.

    De todos modos, se confía en la «muñeca» de quienes acompañarán a Lascurain para encarar negociaciones con los funcionarios y los sindicalistas: es que salvo el presidente designado, todos los demás miembros del Ejecutivo ocupan hoy u ocuparon en el pasado reciente (como Alvarez Gaiani) cargos similares dentro de la UIA, lo que de algún modo garantiza «expertise» en ese rubro.

    En lo que hace a la ausencia de Méndez en la nueva directiva -se especulaba con que se le ofrecería una vocalía que el dirigente plástico no aceptará- no cayeron bien entre sus pares sus recientes declaraciones;

    Méndez elogió y se manifestó partidario de los controles de precios.

    En sentido inverso a lo que murmuran los empresarios, sus dichos merecieron una calurosa felicitación, que Méndez recibió en su celular a primera hora del día en que se conoció su opinión sobre el régimen que poco antes había cuestionado: quien lo felicitó fue el propio «autor» de ese régimen, el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

  • Enojo

    Algunos miembros de su propia lista arriesgaron la posibilidad de que su decidido e irrestricto apoyo al gobierno (no solamente habló bien del control de precios sino de otros aspectos de las políticas oficiales) no sólo reflejaran cierto «enojo» de Méndez por haber sido marginado del centro de decisiones de la entidad, sino también con la posibilidad de que el gobierno «sugiera» que se revea la decisión de dejarlo de lado en la lista de vicepresidentes para garantizarse una voz amiga dentro del Ejecutivo de la UIA.

    La asunción del nuevo Comité Ejecutivo, que se renueva totalmente, y de la Junta Directiva -especie de «parlamento» de la UIA, que reemplaza la mitad de sus miembros-tiene dos fechas posibles: una es abril, la tradicional; la otra es el 26 de mayo, cuando se cumplirán los dos años de la asunción de Méndez, que lo hizo tarde porque se prolongó en un mes el de su predecesor, Alvarez Gaiani, para que su reemplazo coincidiera con un congreso realizado en Mar del Plata.
  • Dejá tu comentario