Murió el famoso tenor Peter Schreier

Espectáculos

El célebre tenor alemán Peter Schreier, uno de los grandes especialistas en el repertorio mozartiano y en el lieder durante la segunda mitad del siglo XX, murió en Dresde, Alemania, a los 84 años. Nacido el 29 de julio de 1935 en Meissen, Schreier debutó en 1959 como el prisionero del “Fidelio” de Beethoven, aunque la fama le llegó con el papel de Belmonte en “El rapto en el serrallo”, de Mozart. Después de triunfar en Bayreuth, Salzburgo y Milán, el cantante obtuvo reputación mundial como intérprete de Mozart y de Bach y como uno de los mayores tenores líricos del siglo XX, convirtiéndose en una de las pocas estrellas internacionales de la antigua Alemania del Este (RDA).

En el Teatro Colón actuó en la temporada 1968, en las óperas “Giulio Cesare” de Haendel, en el papel de Sesto (única vez que se representó ese título en nuestro teatro) y en “La flauta mágica” de Mozart, donde hizo un Tamino que fue cálidamente recibido por el público. A lo largo de su trayectoria, Schreier encarnó a más de 60 personajes de ópera. En 2005, a los 65 años, puso fin a su carrera vocal, aunque siguió activo profesionalmente como director de orquesta -entre otros escenarios en las Filarmónica de Viena y Nueva York- y como profesor de canto. En los últimos años su salud, afectada por su diabetes y sus problemas de riñón, lo obligó a retirarse de forma definitiva.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario