14 de noviembre 2019 - 00:00

"Proyecto Géminis": un planteo lúcido que se diluye en film de acción

Dirigida por Ang Lee ("El tigre y el dragón"), la historia parte de un elaborado planteo que luego pierde originalidad y se vuelve previsible.

Proyecto Géminis. Will Smith vs. Will Smith, protagonistas de la nueva realización de Ang Lee.

Proyecto Géminis. Will Smith vs. Will Smith, protagonistas de la nueva realización de Ang Lee.

Ya hace un año Arnold Schwarzenegger fue clonado en un semiolvidado thriller futurista, y ahora le toca a Will Smith el turno de enfrentarse a sí mismo en la nueva película de Ang Lee, “Proyecto Géminis”. El talentoso director de títulos como “El tigre y el dragón” y “La vida de Pi” abre este elaboradísimo film de acción y ciencia ficción con una minuciosa escena sobre un asesinato imposible, donde el blanco es el pasajero de un tren de alta velocidad. Sigue con una trama conspirativa compleja, bien narrada, hasta que ejecuta la premisa prometida de tener a Will Smith luchando contra una versión mas joven de sí mismo, obviamente un clon de un proyecto secreto del gobierno para lograr soldados invencibles que obedezcan todas las órdenes y no desarrollen una conciencia propia.

El primer encuentro entre el protagonista y su doble da lugar a una larga y alucinante secuencia de acción que vale por sí sola la visión del film. Y este no es el único momento donde Ang Lee se luce como maestro de la imagen, ya que también hay toques de sátira social, como cuando los reclutas del Proyecto Géminis se entrenan entre auténticos civiles que simulan una revuelta callejera. Pero, lamentablemente, todos estos elementos que daban para una gran película se van limitando a medida que el guión apela a toques melodramáticos que cuentan el background del clon. El desenlace, previsible, tampoco ayuda, y por eso lo que podría haber sido un producto memorable se achica al nivel de una correcta película de acción con algunos buenos destellos.

“Proyecto Géminis” (“Gemini Man”, EE.UU.-China). Dir.: A. Lee. Int.: W. Smith, M. E. Winstead, C. Owen.

Dejá tu comentario

Te puede interesar