15 años del estreno de "Breaking Bad": el viaje definitivo del antihéroe

Espectáculos

La serie creada por Vince Gilligan es para muchos la mejor de la historia, su legado e impacto cultural sigue vigente.

Breaking Bad, la serie creada por Vince Gilligan, es para muchos la mejor serie de todos los tiempos, y un día como hoy pero hace 15 años, se estrenaba su primer capitulo en la señal estadounidense AMC. A partir de allí ya nada volvería a ser igual.

La trama de Breaking Bad está centrada en Walter (Bryan Cranston) un profesor de química de unos 50 años, que es diagnosticado con un cáncer de pulmón inoperable. Tras la noticia su única obsesión es reunir el dinero necesario para que su hijo ( RJ Mitte), su esposa (Anna Gunn) y su futura hija, puedan tener una buena vida al menos hasta que la niña llegue a la mayoría de edad. Un día, su cuñado Hank (Dean Norris) -agente de la DEA- lo invita a acompañarle a un procedimiento. Allí descubre que el productor de metanfetamina al que quieren detener es un antiguo alumno suyo, Jesse Pinkman (Aaron Paul). Luego de ese primer encuentro Walter se reúne con Jesse, y le propone formar un equipo en el que él usará sus conocimientos químicos para producir una sustancia de alta calidad, y su ex alumno usará sus contactos para encargarse de la distribución.

Una vez que la premisa está planteada el televidente no puede evitar simpatizar con este “pobre hombre” cuya vida (como iremos descubriendo a través de la serie) ha sido una sucesión de eventos desdichados. Sabemos que lo que hace está mal, pero hay una causa detrás, una motivación que muchos pueden sentir como válida en una situación desesperante, algo que el mismo Walter White así creyó. Sin embargo, esa motivación solo fue el puntapié para algo mucho mayor: el nacimiento de su alter ego y finalmente su identidad definitiva, “Heisenberg”.

Mr-White-Breaking-Bad.jpg
Breaking Bad

Breaking Bad

Convertir al protagonista en el antagonista, corromperlo hasta los extremos y dejar claro que el Walter White que vimos en el primer episodio y el del último son iguales, pero opuestos, allí reside la cuestión. La enfermedad del protagonista no fue la justificación para su accionar, fue el catalizador necesario para liberar a un hombre oprimido de todas sus ataduras. “No estoy en peligro, yo soy el peligro” es una de las frases más recordadas de la serie, es “Heisenberg” hablando a través de Walter, y todos somos testigos de que no hay retorno.

El legado de Breaking Bad

La gran clave de por qué Breaking Bad es hoy toda una referencia en el mundo de las series es por cómo ha construido su legado. Una historia cocinada a fuego lento pero con una evolución absoluta en todo aspecto.

En la época en que los universos expandidos parecen ser la mejor idea jamás pensada de Hollywood, Vince Gilligan nos dio un epílogo inesperado (y necesario) sobre Jesse Pinkman con El Camino: una película de Breaking Bad. "El Camino" se sostiene en la actuación de Aaron Paul que demuestra por qué fue capaz de llevar tan lejos un personaje cuyo destino, (según las palabras de su director) era morir en el capítulo nueve de la primera temporada.

Better Call Saul.jpg

Y si hablamos de legado es inevitable no mencionar y destacar a Better Call Saul. Esta vez Gilligan junto a Peter Gould creyeron que era necesario conocer un poco más sobre el inefable abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk) y así fue cómo en 2015 se estreno su propio show.

Fueron seis temporadas de una serie que sin dudas, y contra todos los prejuicios, logró instalarse entre los fanáticos de la serie que le dio origen y también sumar nuevos adeptos por merito propio. Gracias a esta serie conocimos mucho más de Gus Fring (Giancarlo Esposito), Mike (Jonathan Banks) y nuevos personajes como Kim Wexler (Rhea Seehorn), Nacho Varga (Michael Mando), Howard Hamlin (Patrick Fabian) y Lalo Salamanca (Tony Dalton)

Una precuela que a su vez funcionó como secuela, pero que también logró dar otros puntos de vista a la historia ya conocida. Eso y mucho más hizo Better Call Saul, el legado de Breaking Bad, una de las mejores series de los últimos tiempos.

Better Call Saul, Breaking Bad y El Camino están disponibles en Netflix.

Temas

Dejá tu comentario