20 de junio 2006 - 00:00

Show business

Nicole Kidman y Jennifer Aniston
Nicole Kidman y Jennifer Aniston
RECONVERSION

Nicole Kidman pasó brevemente por el Festival de Cine de Shanghai antes de viajar a Sydney para celebrar, hoy, su cumpleaños número 39. La actriz previó, además, que la fecha coincida con su despedida de soltera ya que se casará con el músico Keith Urban el 25 de junio por el rito católico. Según el «Daily Mirror», Kidman renunció a la fe de la Cientología, que abrazó junto a Tom Cruise cuando estaban casados, para volver a sus orígenes: la Iglesia católica. Según el mismo diario, hasta su boda, la actriz rezará una novena para que se le cumpla un deseo que no reveló.

ARGENTINOS EN SHANGHAI

«El amor y la ciudad» de Teresa Costantini y «El color de los sentidos» de Norman Ruiz y Liliana Romero son las dos películas argentinas que compiten en el Festival Internacional de Cine de Shanghai (SIFF), el más joven y modesto del mundo dentro de la clase A, que inauguró el sábado su novena edición, con más estrellas que nunca. Además de lograr que el film de Pedro Almodóvar cierre la muestra, el 25 de junio, con la presencia del productor Agustín Almodóvar y la actriz Carmen Maura, la participación foránea bate este año todos sus récords. Además de Nicole Kidman -que viajó para publicitar una marca de relojes-, estuvieron en la inauguración Sigourney Weaver, Andie Mc-Dowell, Jackie Chan, Liam Neeson y Natasha Richardson. También hubo directores famosos como el francés Luc Besson, que preside el jurado, los chinos Ang Lee y Zhang Yimou, el italiano Gabriele Salvatores,y el español Manuel Gutiérrez-Aragón.

GUETO PROFESIONAL

El director británico Stephen Frears confesó que le resulta «espantoso» tener que asistir a los festivales de cine, que si bien ofrecen una « ocasión única» para ver determinadas obras, se han convertido en una «especie de gueto» profesional donde los autores se juzgan entre sí. El realizador, homenajeado en el festival internacional Cinema Jove de Valencia, dijo que rechaza juzgar el trabajo de otros directores y que prefiere no formar parte de los jurados en los festivales. El cineasta diferenció su trayectoria en Hollywood -donde filmó «Amistades peligrosas», «Alta fidelidad» o «Mary Reilly»-, de la realizada en Inglaterra, donde los temas que ha tratado «forman parte» de su corazón («Ropa limpia, negocios sucios», o «Sammy y Rose van a la cama»). Eso sí, aclaró que aunque sus films hollywoodenses suelen ser «más escapistas», nunca los hizo «por interés lucrativo».

REENCARNACION

Marilyn Monroe sigue viva. Y, según una rubia cantante canadiense no sólo en la memoria colectiva, sino también en carne y hueso. Sherrie Lea Laird, vocalista de la banda Pandamonia, asegura que ella es la reencarnación de la actriz con quien, además, guarda un gran parecido. La cantante llegó a la conclusión de que Marilyn eligió su cuerpo para reencarnarse tras recibir un tratamiento a cargo del psiquiatra Adrian Finkelstein, cuyos resultados se relatan en el libro «Marilyn Monroe regresa: la curación de un alma», cuyo autor es el propio doctor.

ADICTO AL TRABAJO

El cantante británico Pete Doherty novio a ratos de Kate Moss y habitué de clínicas de rehabilitación, no pasó inadvertido en su visita a Suecia donde protagonizó dos incidentes. El viernes fue detenido y pagó una multa por consumo de cocaína y el sábado lo echaron de un pub de Estocolmo, donde tocó con su grupo por sorpresa. Al parecer, Doherty se negó a dejar de tocar a la hora del cierre del local.

NO ERA PLAGIO

La película estadounidense «Syriana», por la que George Clooney recibió un Oscar en 2006, no es un plagio de la producción «Oversight», escrita por la francesa Stephanie Vergniault, decidió ayer lunes un tribunal de París. Vergniault, experta en geoestrategia petrolera, había interpuesto una demandacontra la compañía Warner y la productora Section Eight, de Steven Soderbergh y George Clooney, al estimar que el guión de la película norteamericana es una copia de «Oversight», uno de sus trabajos. Realizada por Stephen Gaghan, «Syriana» es una película de intrigas cruzadas sobre las complejas redes petroleras en Oriente Medio. El juez consideró que los argumentos de Vergniault carecían de fundamento y denegó todas sus demandas. El razonamiento propuesto por la querellante sobre «12e puntos de escenas idénticas o tomadas directamente de 'Oversight' por el guionista de 'Syriana' no permite confirmar este análisis», afirma el veredicto emitido por el juez. Según el tribunal, el guión de la Warner estaba terminado «en noviembrede 2003», antes de que Vergniault enviase, como afirma, a finales de 2004 su historia a una empresa canadiense. Además el juez estima que la película estadounidense cuenta una intriga política y no una historia de amor, como es el caso de «Oversight». Stephanie Vergniault fue condenada a pagar una parte de los gastos judiciales a los productores de Syriana.

BUENOS DESEOS

A Jennifer Aniston se le nota en el ánimo el efecto balsámico del amor reciente. Tras una temporada dedicada a la lectura de libros de autoayuda, la actriz parece haber superado al fin su ruptura con Brad Pitt gracias a su relación con Vince Vaughn. En plena euforia, declaró estos días que aspira a ser amiga de su ex, que acaba de ser padre con Angelina Jolie. «Amaré a Brad hasta el final de mi vida y espero que algún día lleguemos a ser amigos», dijo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar