Stoppani y Legavre: un viaje a los años del pop

Espectáculos

Los artistas argentino y francés desarrollan una obra conjunta desde hace 40 años, que además de la plástica abarca la moda, el teatro y la ópera.

Fue el crítico inglés Lawrence Alloway, llegado a los EE.UU. para ocupar un cargo en el Guggenheim neoyorkino, quien acuñó el término “pop” para designar la nueva tendencia artística que en sus comienzos se llamó New Dada, y que hoy es conocida como pop art, una reacción contra los excesos del expresionismo abstracto, estilo dominante de la posguerra. Jasper Johns y Rauschemberg influyeron en los artistas a quienes les enseñaron a ver el mundo real, la importancia de lo cotidiano, de lo trivial, y fue así que la botella de Coca Cola se constituyó en un ícono. Después aparecieron las sopas envasadas, las hamburguesas, los chicles Bazooka, las cocinas y los elementos domésticos, las estrellas de cine y de la música.

Otros nombres de este movimiento fueron los de Rosenquist, Larry Rivers, Jim Dine, Andy Warhol, Tom Wesselmann, Oldenburg y Roy Lichtenstein, considerado un virtuoso del pop; Mel Ramos, Allan D’Arcangelo, todos pesos pesados alrededor del galerista Leo Castelli. Tambien la vanguardia crítica, por ejemplo Clement Greenberg, coleccionista que se enamoraron del pop porque era tan “cómodamente antiburgués”. Lo que se pone en valor es el ideal de la sociedad de consumo, no expresan ningún tipo de protesta ideológica. “Eran, como lo señaló Tom Wolfe en ‘La palabra pintada’, sistemas de signos de la cultura americana”. Es así que aparece la Pintura Americana, el consecuente desdén por la influencia europea, y Estados unidos como el gran exportador de arte.

El crítico Jorge Feinsilber propuso la muestra “11 Artistas pop. La nueva imagen” al Instituto Di Tella, una muestra itinerante que incluía silk screens de varios de los artistas nombrados y que se realizó en esa institución emblemática entre abril y mayo de 1969. En la Argentina estaban Romero Brest y sus contradicciones; el Di Tella, la galería Lirolay, las flores de acrílico de Susana Salgado, los zapatos de Dalila Puzzovio, la revolucionaria obra de Marta Minujin, Delia Cancela y Pablo Mesejean, Alfredo Arias, Marilú Marini y el famoso automóvil amarillo de Juan Stoppani.

Es precisamente “Stoppani y Legavre” la muestra que acaba de inaugurar Smart Gallery. Stoppani, arquitecto, escultor, escenógrafo, formó parte del movimiento pop del Instituto Di Tella, vivió en París durante 40 años donde diseñó vestuarios y escenografías para Barrault, Roland Petit, Jorge Lavelli y Copi, quien creó en 1970 la obra teatral “Eva Perón” dirigida por Alfredo Arias, y en la que conoció a Jean Yves Legavre (París, 1946) con quien incursionó desde entonces en la moda, el teatro, la ópera, la pintura y la cerámica. En 2007 se instalaron en La Boca y ese año arteBA lo reconoció como un referente del pop argentino. Legavre dijo que encontraron en ese barrio un lugar para su continua producción conjunta, “consagrada a obras efímeras y eternas, mezclando piezas de todas las épocas y miradas, sin tomar en serio lo que inventamos.”

¿Es pop el arte que producen? Según Stoppani “mi arte es popular, lo que veo en la calle lo paso por la geometría. Nunca hice nada para revolucionar el mundo, sólo para provocar el goce.” En estos momentos en que todo está bajo el paraguas de la pandemia, esta muestra invita al goce de mirar pintura sin necesidad de desentrañar tanto códigos crípticos como ver imágenes tan oscuras y explícitas sobre esta catástrofe mundial. Colores puros, juegos geométricos, una mirada atenta remite a cierta simbología arquitectónica, animales, estrellas, estampados textiles, todo rigurosamente compuesto y de gran excelencia formal de una dupla en el trabajo artístico y en la vida. (Smart Gallery, Av. Alvear 1580. Solicitar cita previa al 15-62732429 o a arte@smartgalleryba.com. Hasta el 31 de diciembre).

Dejá tu comentario