Empresarios teatrales presentan protocolo

Espectáculos

Sebastián Blutrach, dueño de El Picadero, admitió su posible cierre si persiste la situación.

La AADET (Asociación de Empresarios teatrales) y Fundación Huésped presentarán hoy un proyecto de protocolo para el gradual regreso a los teatros, que aún deben consensuarse con ARTEI (Teatros independientes) y el CTBA (Complejo Teatral de Buenos Aires) con el fin de elevarlo, para su aprobación, ante las autoridades sanitarias de la Nación.

El extenso documento, entre sus múltiples puntos, plantea “actividades sin público, con público al aire libre o en espacios cerrados con restricciones de aforo, siempre con los cuidados acordes a cada formato, para llegar a una última etapa (“nueva normalidad”) en la que no habrá restricciones de aforo pero se mantendrán los cuidados”.

También “promover el teletrabajo. armar equipos mínimos, priorizar reuniones en forma virtual, alertar al personal sobre la necesidad de consultar al servicio de salud ante síntomas compatibles con Covid-19. Elaborar una lista con los datos de contacto de los trabajadores después de cada función, ensayo o grabación. En el caso de que las entradas se vendan de manera manual, completar una planilla en la boletería con la información de cada asistente”.

El protocolo para la música, actividad más estática y que permite el distanciamiento social, así como los unipersonales, es el autorizado hasta ahora por la Ciudad, con lo que algunas salas planifican shows vía streaming, por caso el Picadero, donde estarán este sábado Luis Pescetti y el próximo Germán Tripel.

Pero la prolongación de la vía del streaming en el Picadero, sin embargo, no parece alentadora para Sebastián Blutrach, dueño de esa sala, quien admitió ayer a este diario que estudia la posibilidad de cerrar el teatro: “Cerrar es una posibilidad dado que no sólo es aguantar hasta que abramos; es ver cómo aguantamos con aforo reducido, miedo, falta de plata, tener que invertir en producciones deficitarias para mantener la programación, me preocupa porque no es solamente aguantar hasta abrir y mi responsabilidad me obliga a pensar en todas las opciones, cerrar inclusive. Del streaming todavía no hay volumen en la venta. Todo esto tiene que ver con dar pasos para movilizar un técnico de sonido, uno de luces, la banda, y que todos de a poco vuelvan al escenario. Estoy muy preocupado por la prolongación de esta situación y la dificultad será mayor para sostener la vuelta.”

Horacio Rodríguez Larreta adelantó que habilitarían los teatros en la Ciudad para la transmisión por streaming, pero “siempre, claro está, sin público“. En ese sentido, la primera etapa del protocolo apunta a la reapertura del edificio para mantenimiento, tareas administrativas, ensayos de obras que quedaron truncas, con el distanciamiento obligatorio sobre el escenario, y eventualmente actividades vía streaming en vivo según cada sala. El protocolo completo involucra esta primera fase sin público e instancias posteriores con diferentes alternativas para el regreso con público, que primero sería dejando butacas libres.

Al respecto, Carlos Rottemberg dijo a este diario: “Esto no es la vuelta del teatro, inclusive puede confundir y que se termine creyendo que con esto no hay que abrir los teatros y está solucionado. De ninguna manera. No podemos abrir edificios millonarios de Avenida Corrientes para hacer streaming, como no abrirán Nueva York o Londres para eso. Pero es una primera etapa esta para abrir el edificio y acondicionarlo, para que los teatros puedan estar disponibles para alguna reunión de equipo o ensayo, y se pueda tramitar el permiso de trabajo”. Diferente es el caso de las salas independientes que manejan otros costos que un Gran Rex, un Opera o un Multiteatro, y a las que les resulta beneficioso abrir para transmitir vía streaming y cobrar una entrada o a la gorra virtual, como se viene haciendo desde las casas de los actores. Esa ganancia para las salas independientes puede resultar atractiva, aunque no significativa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario