Ziembrowski: "Hacer Hamlet a sala llena fue algo único"

Espectáculos

La reciente versión del clásico de Shakespeare según Rubén Szuchmacher podrá verse desde mañana en la plataforma del Teatro San Martín.

“El streaming no me interesa a nivel teatral, es un híbrido y no me hallo, aunque me vi tentado por lo económico”, dice Luis Ziembrowski en relación a proyectos del Teatro Cervantes y Caras y Caretas que grabará para transmitirse por vía virtual, y de los que participará “para mantenerme activo y no dudar, porque en cuanto el actor no actúa es un tembladeral. La superficie se quiebra. La actuación mejora la vida y la vida hoy está enferma”. Ziembrowski encarnó a Claudio en el “Hamlet” con Joaquín Furriel y Belén Blanco, dirigidos por Rubén Szuchmacher, obra que sube mañana a la plataforma del Teatro San Martín. Dialogamos con Ziembrowski.

Periodista: ¿Como vivió estas funciones? ¿A qué atribuye el éxito?

Luis Ziembrowski: Hamlet a sala llena en el San Martín es algo maravilloso. Me encantan los espacios grandes para actuar, íntimos también pero en ese enorme escenario uno puede desaparecer rápidamente en la percepción con el público. El año anterior había hecho ahí ‘El casamiento’, una obra mucho más floja, de Gombrowicz, basada en Hamlet. Él no escribía teatro, casi que se burlaba. En esa obra estaba casi dos horas sobre el escenario, sin salir, lo que me hizo adueñarme de cada centímetro. Lo que tuvo Hamlet además fue una puesta muy eficaz de la que dudamos mucho antes del estreno porque había una dificultad muy grande. Szuchmacher nos hizo trabajar en velocidad, nos puso muy incómodos, con un texto tan fuera de la idiosincrasia y de la coyuntura, pero esa fue una de las virtudes, la agilidad que tenía, porque entretiene. Y Joaquín con ese rapport tan poderoso con el público, además trajo gente que no había visto teatro y se bancaba tres horas, no se iba de la sala. Fue un gran fenómeno vivirlo desde dentro.

P.: ¿Cómo se preparó para interpretar a su personaje?

L.Z.: Encarné a Claudio, el gran antagonista. Con Joaquín siempre somos como Tom y Jerry, y siempre termino peor, obviamente, porque él es el héroe y yo el villano. Hamlet la tengo desde que era estudiante con Miguel Guerberof, había hecho de la sombra del padre de Hamlet y del sepulturero. Tenía muchos pasajes de memoria de muchos personajes y Claudio es alguien tremendo, por el dilema moral, la densidad expresiva, las truculencias medio ingenuas que le propone Polonio, ese mundo de estratagemas. Es una obra sólida en ese sentido, y las cosas que no son sólidas no se explican, entonces uno no se hace cargo, por ejemplo, ¿la madre sabía o no que el padre fue asesinado? Shakespeare no se hizo cargo de eso pero la obra tiene grandeza en otro sentido, nos pega mucho a los actores el “ser o no ser”, que yo lo pondría contemporáneamente como ser y no ser. Tiene mucho que ver con lo existencial del actor y de su naturaleza. El dilema de Hamlet es extraordinario en relación a la doble venganza que tiene que realizar y finalmente, como no es héroe, no la concreta.

P.: ¿Cómo le resulta el teatro por streaming como actor y como espectador?

L.Z.: No me interesa a nivel teatral, veo a colegas porque los quiero y me vi tentado por necesidad económica pero no me hallo, no me gusta. Igual lo voy a hacer pero son mojones para las migajas. Si bien es bueno encontrarse con el territorio de la actuación esto sería un hibrido, una mezcla extraña, teatro no es y de eso pecan muchas puestas que fueron colgadas en los teatros oficiales con filmaciones que son sólo un registro. No hay entonces rapport dramático, no está narrado desde la cámara sino que está meramente registrado. Me fascina igual cine o la tele, pero ahí hay puesta la cámara, me gustan los territorios diferentes.

P.: ¿Hizo algo nuevo en cuarentena?

L.Z.: Escribí un guión de radioteatro que grabaré con el Puma Goity, es un guión que adapté de una novela de Andrés Rivera. Estoy encantado con ese género, así que escribo otro con Martín Slipak para ese ciclo. También actuaré en el ciclo de obras del Cervantes y Caras y Caretas que irá por streaming. Me gusta hacer cosas aunque económicamente es poco lo que puedo obtener y eso es una preocupación grande.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario