Tecnología que crea hábito

Espectáculos

El formato DVD se va transformando, poco a poco, en el favorito a la hora de disfrutar del cine en casa. Pese a los altos precios que todavía tienen las ediciones en la Argentina, la penetración de los reproductores de DVD en los hogares ha ido ascendiendo de manera casi geométrica: en 2003, 7 por ciento de las familias contaban con esta tecnología; en 2004 la cifra había alcanzado 12%; en 2005, con los números disponibles a la fecha, se espera que la penetración supere 20% de los hogares. Todo hace suponer que el año que viene la proyección alcanzaría más de 35% de ese mercado. Estos guarismos deben sumarse a otros datos interesantes. Por un lado, 80% de los poseedores de reproductores de DVD tienen el hábito de alquilar películas con regularidad, y son mucho más consecuentes que los que poseen únicamente videograbadoras. Por otro lado, 33% de quienes han adquirido la tecnología tienen también la costumbre de comprar DVDs y formar sus propias colecciones, y en la actualidad, estadísticamente, los argentinos compran por lo menos un título por año (en Brasil y en México, los promedios son de 3 y 7 películas, respectivamente), lo que sumado a las expectativas de penetración de la tecnología, dan como resultado un excelente negocio. Las ecuaciones expuestas son muy claras y permiten sacar un par de conclusiones: en primer lugar, los precios de venta al público atentan claramente contra un mayor consumo. En este ítem, todos los involucrados (nos referimos a los editores con sus márgenes de ganancia, a las propietarias de las licencias con su expectativas de lucro y al Estado con sus impuestos distorsivos, principalmente) deberían tomar las acciones necesarias para que los precios sean verdaderamente competitivos y estén acordes con nuestra realidad económica, como ocurre en otros lugares del mundo. En segundo término, el sector deberá mejorar sus canales de comunicación y comercialización. En este sentido, la llegada de los DVD, de manera regular, a los kioscos de diarios y revistas, puede transformarse en una estrategia exitosa por tratarse de un canal masivo y de constante exhibición de sus productos.

Dejá tu comentario