Venecia refuerza seguridad para su próximo Festival

Espectáculos

Roma (Reuters, EFE y ANSA) - En las pantallas del Lido, Hollywood será el centro de atención del próximo Festival de Cine de Venecia, pero las crecientes preocupaciones de seguridad podrían llevarse la primera plana en la vida diaria durante la realización de la «Mostra». «El Festival no lo puede evitar, pero es un blanco natural al darle cabida a tantas estrellas», dijo ayer Marco Müller, director de la edición 62 de la competencia de cine más antigua del mundo y que se extenderá entre el 31 de agosto y el 10 de septiembre próximos.

Las medidas de seguridad están siendo desarrolladas para que «las figuras y el público pueden asistir en absoluta calma» al festival, dijo Müller en conferencia de prensa en Roma. Se cree que la práctica de «cachear» a quienes entren a una sala será moneda corriente este año.

Los ataques en Londres alertaron a Italia, aliado clave de Estados Unidos en la guerra de Irak junto con Inglaterra, a reforzar la seguridad en sus sistemas de transporte y sus fronteras, además de ampliar las facultades de la policía. Pese a que se lo interrogó sobre el tema, Müller declinó detallar los métodos de seguridad que se seguirán en Venecia, pero dijo que «los productores estadounidenses querían conocer los detalles de las medidas y quedaron satisfechos». Trascendió que quienes ingresen a las salas serán cacheados a discreción.

George Clooney, Gwyneth Paltrow, Orlando Bloom
y Renee Zellweger están entre las celebridades que pisarán la alfombra roja durante los diez días de la «Mostra». La nueva incursión de Clooney como director, «Goodnight and Good Luck», y películas dirigidas por Ang Lee, John Turturro, Terry Gilliam y el brasileño Fernando Meirelles estarán entre las 19 producciones que competirán por el León de Oro.

«Elizabethtown»
de Cameron Crowe, protagonizada por Bloom y Kirsten Dunst, y «Casanova» de Lasse Hallstrom, con Sienna Miller y Jeremy Irons, serán vistas en Venecia. Después de que, en años anteriores, Al Pacino se quedara sin asiento en la proyección de su propia película y que Johnny Depp esperara dos horas por una exhibición, los organizadores dijeron que ahora trataron de «meter un motor de Ferrari en un viejo y pequeño Fiat 500».

Este año, en vez de 22, serán 19 las películas en la Sección Oficial, mientras que 54 producciones harán su debut mundial en diferentes secciones en el Lido, menos que las 80 del año pasado. En la muestra se destaca el cine asiático, aunque y hay muchos exponentes de Italia, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.

Sin embargo, este año Venecia no tendrá films latinoamericanos en concurso.
«Vimos muchas películas latinoamericanas pero ninguna merecía figurar en competencia, mientras nos entusiasmó el extraordinario documental de Fernando Solanas y por eso lo incluimos en la paralela 'Horizontes'», declaró Müller.

Por su lado, el director brasileño
Fernando Meirelles, director de «Ciudad de DIos», presentará en competencia su segundo trabajo, «The Constant Gardener», sobre una novela de John Le Carré, que en realidad es una coproducción hablada en inglés entre Gran Bretaña, Alemania y Kenia, rodada en Africa. Solanas presentará el documental «La dignidad de los nadies armado», y el brasileño Lirio Ferreira dará a conocer «Arido Movie» en la sección paralela oficial «Horizontes».

El festival se abre con
«Siete Espadas», de Tsui Hark y se cierra con «Perhaps Love», de Peter Ho-sun Chan, ambas de Hong Kong. Si bien en concurso hay sólo dos films norteamericanos (los de Clooney y Turturro) los italianos tienen cuatro aspirantes al León de Oro (uno del veterano Pupi Avati y dos de la generación madura de Roberto Faenza y Cristina Comencini más el «outsider» Abel Ferrara). Los franceses también aspiran con un trío ambicioso formado por Laurent Cantet, Patrice Chéreau y Philippe Garrel a los que será duro disputarles los premios finales. Todos tendrán que medirse con la fábula de «The Brothers Grimm» que dirige Terry Gilliam y con la ola sádica y sangrienta de «Comprensión para Lady Vengeance» del sudcoreano Park Chan Wook.

Dejá tu comentario