Información General

Estaciones inteligentes e innovación, la propuesta de Metrovías y su socio alemán para el subte

La empresa presentó las ideas principales de su plan para seguir operando la red del subterráneo porteño, que administra hace 25 años, junto a su socio estratégico, la compañía alemana Deutsche Bahn.

Evolución digital, estaciones inteligentes y modernización de los talleres. En esos tres conceptos se basa la propuesta de Metrovías, junto a su socio alemán Deutsche Bahn, para seguir al frente de la red de subtes porteños que administra hace 25 años.

“Nos comprometemos a tener 20 estaciones inteligentes en dos años”, afirmó Ester Litovsky, gerente de Planeamiento Estratégico, Control de Gestión y Administración de Contratos de la empresa durante la presentación a la prensa.

En ellas se instalarán nuevos carteles leds con información sobre el estado del servicio que, con más datos en tiempo real, permitirán conocer el tiempo de espera de los dos trenes siguientes. Ventiladores con sensores de temperatura, puertas de ingreso con doble hoja en reemplazo de molinetes, tótems digitales interactivos, más terminales de autoservicio y consulta de saldo y guías para personas con visibilidad reducida son otras de las mejoras que contempla la oferta.

Como “asignatura verde”, se planea disponer paneles solares en los accesos para alimentar con “energía limpia” los sistemas de información de bajo consumo.

Más adelante, los 339 millones de pasajeros que cada año viajan a través de los 54 km de extensión que tienen las seis líneas de subte (más los 7.76 km del Premetro), podrán descargar una app con información sobre el funcionamiento de las líneas, la frecuencia del servicio, el estado de escaleras mecánicas y ascensores y la disponibilidad de baños públicos.

“Llegamos a la conclusión de que el eje central de nuestro propuesta tenía que pasar por la innovación y la digitalización, un tema nuevo del que hasta hace cinco años no se hablaba”, resumió Litovsky.

Aunque aseguró que el personal de la empresa “en general ve con entusiasmo la digitalización y no hay repercusiones negativas”, admitió que una parte de los trabajadores aún “no están preparados” y deberán “hacer un cambio cultural”.

subte cuadro.jpg
Un resumen con los aspectos principales de la propuesta.
Un resumen con los aspectos principales de la propuesta.

En ese plan, la germana Deutsche Bahn Engineering and Consulting, una de las compañías pioneras del sector, aparece como un “socio técnico estratégico”. El director ejecutivo para América Latina de la empresa, Oliver Pietz, explicó que "el subterráneo de Buenos Aires es bastante complejo, porque fue creciendo a lo largo de las décadas y coexisten material rodante nuevo y viejo, señalamiento de antes y de ahora. Queremos traer nuestra experiencia y conocimiento para ayudar a mejorar la calidad del servicio”.

Pietz destacó que se implementarán dispositivos similares a los que funcionan en el subte alemán, que permiten, por ejemplo, saber desde el puesto central de operaciones si un tren en circulación está adelantado o atrasado, si hay problemas en un punto del trazado de vías o, por medio de un micrófono que detecta los distintos sonidos, si existen desperfectos en un escalera mecánica para alertar al personal de mantenimiento. La idea es ir instalándolos en algunas estaciones como pruebas piloto.

También se creará un centro de desarrollo integrado por especialistas en Big Data, donde se delineará la “estrategia digital” de la empresa.

La otra reforma prometida vendrá por el lado de la modernización de una decena de talleres y la renovación total de las instalaciones centrales, el taller Polvorín, que data de principios del siglo pasado. “En la oferta pusimos que estas inversiones las vamos a ejecutar con recursos propios. No vamos a depender de si el gobierno de la Ciudad tiene recursos o no, las vamos a hacer igual”, aclaró Litovsky.

  • Tema controvertido

Durante el final de la presentación, surgió el controvertido tema de las coimas que involucró a Metrovías con la “causa de los cuadernos”: la confesión del empresario Aldo Roggio ante el juez federal Claudio Bonadio de haberle pagado al exsecretario de Transporte Ricardo Jaime el 5% de los subsidios del Ferrocarril Urquiza como soborno, para quedarse con la explotación de los servicios de transporte.

“Roggio hace más de 10 años que no está en el directorio de la empresa, luego de lo que ocurrió estamos dando todos los pasos que tenemos que dar y trabajamos en un Código de Ética que se aprobará en los próximos días”, señaló Litovsky, quien reconoció que “fue un tema de las conversaciones con Deutsche Bahn desde el primer momento”.

Por su parte, Pietz explicó que “tenemos un gran departamento de ‘compliance’ en Alemania y se hace un chequeo de todos los socios con los que trabajamos. Recomendamos a Metrovías tomar medidas serias y contrataron a una de las mejores compañías de este tema a nivel internacional. Es importante ver ese deseo de mejorar”.

La nueva licitación convocada por el gobierno de la Ciudad será por 12 años, con opción a extenderla a quince, y tiene en carrera a otros dos competidores, ambos franceses: RATP Dev (que opera el metro de París) y Keolis (que administra el subterráneo de Lyon y se asoció con Corporación América).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario