Derrumbe en Wall Street: el Dow Jones tuvo su peor trimestre en 33 años

Finanzas

A pesar de los estímulos monetarios y la esperanza en la creación de una vacuna, Wall Street cayó hasta 1,8% este martes luego de arrancar con subas.

A pesar de los millonarios paquetes fiscales y monetarios, y las esperanzas en la creación de una vacuna contra el coronavirus, Wall Street perdió sus ganancias iniciales y cayó hasta casi 2% este martes, por lo que cerró uno de sus peores trimestres de la historia.

Entre los principales índices, el Dow Jones retrocedió un 1,8%, el S&P500 perdió un 1,6% y el tecnológico Nasdaq bajó un 0,9% luego de comenzar la semana con un salto del 3%. De esta manera, el Dow tuvo una caída trimestral del 23%, la más pronunciada desde 1987, y el S&P se desplomó un 20%, la variación más negativa desde 2008 y el mayor descenso de un primer trimestre desde 1938.

La jornada había comenzado con subas impulsadas por las performances de Facebook, Amazon, Apple, Netflix y la matriz de Google, Alphabet, el grupo de acciones conocido como FAANG.

Sin embargo, los abruptos cambios volvieron a decir presente y modificaron la tendencia. El índice que mide la volatilidad del mercado sigue en niveles poco vistos desde la última crisis financiera mundial, mientras se profundiza la pandemia del coronavirus en Estados Unidos y se interrumpen las cadenas de suministro.

Gustavo Neffa, Director de Research for Traders, distinguió a esta crisis de las anteriores ya que el declive se produjo, principalmente, en apenas un mes.

"Recién estamos viendo el comienzo de un crack bursátil. Creemos que la caída va a ser estrepitosa en EEUU en el próximo trimestre aunque en el segundo semestre, si la curva de contagios se aplana, la economía se va a recuperar”, sostuvo Neffa en diálogo con Ámbito.

Una ronda sin precedentes de estímulo fiscal y monetario ayudó a la estabilización de las bolsas la semana pasada, tras las salvajes oscilaciones que llevaron al S&P a trepar un 9% un día para hundirse un 12% en la siguiente sesión. Este lunes, los índices crecieron por el impulso del sector salud tras el financiamiento a empresas destinado a probar una vacuna contra el coronavirus.

Las caídas durante el primer trimestre del año han restado más de u$s5 billones de valor a las firmas del S&P y los inversores temen default corporativos y más despidos masivos en el segundo trimestre.

En este contexto, Neffa advirtió que la economía argentina se va a ver afectada con mayor intensidad que otros países y que la actividad económica podría caer entre 4% y 7% durante 2020.

Europa y Asia

Por su parte, el índice referencial Euro STOXX creció un 0,8% este martes; entre las principales bolsas, el FTSE de Londres y el IBEX 35 de Madrid exhibieron la mejor performance, con un salto del 1,9%. Mientras tanto, el DAX alemán trepó 1,2%, el índice de Milán ascendió un 1,1% y el CAC de París avanzó un 0,4%.

Los mercados del "viejo continente" han podido recuperar algunas de sus pérdidas en las sesiones recientes, aunque los analistas son escépticos sobre si las ganancias se mantendrán.

"Estos mercados siguen siendo extremadamente volátiles. Aún temo que esto sea solo un repunte en un mercado bajista, pero me encantaría que me demuestren lo contrario", dijo Craig Erlam, analista senior en OANDA.

En el trimestre, el STOXX 600 se desplomó un 23% y perdió u$s2,8 billones. Una gran cantidad de esas pérdidas ocurrieron en marzo, el peor mes del que se tienen registros.

Las acciones italianas, en tanto, cayeron un 27% en los primeros tres meses de 2020. "Es demasiado pronto para saber si el brote en Italia está realmente bajo control. Pero incluso si esto se hace evidente, probablemente no habrá una recuperación sostenida en el precio de las acciones ahí y en otros lugares hasta que haya evidencia de que la pandemia se está conteniendo a nivel global", sostuvo Simona Gambarini, economista de Capital Economics.

Paralelamente, las principales bolsas de la región Asia-Pacífico cerraron este martes con mayoría de ganancias. La coreana tuvo el incremento más significativo, con un salto del 2,2%, seguida por la de Hong Kong y la de Taiwán, con subas del 1,8% y 0,8%, respectivamente.

Al mismo tiempo, el índice de Shanghai tuvo una leve variación positiva del 0,1% y el de Tokyo fue el único que se contrajo, marcando una merma del 0,9%.

El índice de gerentes de compras (PMI) del segmento de manufacturas de China subió a 52,0 en marzo desde el mínimo histórico de 37,7 en febrero, por encima de las estimaciones del mercado, que preveían un nivel de 45,0.

De todos modos, los especialistas llamaron a la cautela al indicar que la actividad subyacente de China probablemente siga débil, ya que el sondeo PMI mide el balance neto de las empresas que reportan expansión o contracción. Aún así, los mercados se entusiasmaron con el reporte.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario