Dólar hoy: a cuánto cerró este viernes 23 de octubre

Finanzas

El CCL retrocedió 6,8%, la mayor baja diaria desde fines de abril, mientras que el MEP cedió casi 5%. Fue producto de la intervención oficial, según indicaron a Ámbito fuentes del mercado. La brecha cayó a 116%. En la jornada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a descartar una brusca devaluación de peso, aunque reconoció que "la brecha es muy elevada", pero que "se está trabajando en eso".

En medio de la persistente presión cambiaria, el dólar Contado con Liquidación retrocedió este viernes cerca de un 7%, su mayor caída diaria en seis meses, con lo que la brecha cayó y perforó el piso del 120%, en una rueda en la que fue constante la intervención de organismos oficiales en este segmento, indicaron fuentes del mercado a Ámbito.

En este contexto, el dólar Contado con Liquidación (CCL) retrocedió un 6,8% ($12,20) a $168,83. De esta manera, la brecha con el mayorista se ubicó en el 116%. Sin embargo, en la semana, el tambiñen llamado dólar cable avanzó un 2,1%.

En simultáneo, el MEP cayó un 4,9% a $155,17 con lo que el spread con el oficial terminó en el 98,55%. En la semana, el dólar Bolsa ascendió un 2%.

Como justificación a la fuerte caída de este viernes, fuentes del mercado indicaron a Ámbito que "hubo intervención todo el día por parte de organismos oficiales, y según los trascendidos también se llamó a algunas agentes de liquidación y compensación (ALYCS) para que no operen CCL en cartera propia".

Durante la rueda, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que el Gobierno nacional no convalidará una devaluación del peso contra el dólar que esté por encima del avance de la inflación.

"No va a haber devaluación. Vamos a continuar con el ritmo de depreciación del peso contra el dólar que venimos manteniendo, yendo de la mano con la inflación. En un proceso en el cual se busca de forma persistente y gradual ir reduciendo la inflación, a la velocidad que se puede", dijo.

En declaraciones radiales, el funcionario admitió que la brecha cambiaria entre la cotización oficial y el resto de los tipos de cambio paralelos "es muy elevada" y señaló que esto también genera ""preocupación" en el Gobierno, por lo que se está trabajando en el tema.

"Hoy tenemos una brecha cambiaria muy elevada. Pero también se da una circunstancia en la cual hay superávit comercial, no hay pagos de deuda externa, y a pesar de lo que se dice hay 41.000 millones de dólares de reservas, de los cuales 12.000 millones son depósitos encajados. Y hay controles de capitales", apuntó.

Guzmán dijo que esa brecha lo que está "generando es una expectativa de devaluación que no se condice con la circunstancias que enfrentamos en el frente externo".

Según el ministro, el tipo de cambio oficial es el que importa para los precios y la macroeconomía: "Las herramientas que hay nos permite continuar con la política cambiaria, por la que el tipo de cambio va de la mano con los precios (con la inflación)".

"Es decir, a pesar de que hay una brecha que genera ansiedades importantes que nos ocupa fuertemente, tenemos las condiciones y los instrumentos para continuar con la política cambiaria que venimos llevando adelante y no hacer una devaluación", dijo el funcionario.

Por otro lado, señaló que hay valores para los tipos de cambio paralelos que están "muy lejos" de representar la capacidad de la Argentina para generar ingresos en dólares, dado que este no es un país de ingresos bajos sino de niveles medios.

"Argentina no es un país de 17.000 dólares per cápita, pero tampoco es un país de 4.000 dólares per cápita o menos, que es lo que sería si pensásemos que el que corresponde es el tipo de cambio paralelo como el contado con liquidación. No es así", afirmó.

El ministro dijo que el mercado como el de contado con liquidación es "muy chico", dado que opera unos 30 millones de dólares por día, y señaló que esto "no tiene impacto directo en la macroeconomía" pero provoca "preocupación porque genera una brecha muy grande que alimenta expectativas que generan ansiedad".

Al ser consultado sobre si esto impacta en los precios o en el abastecimiento de productos, el ministro dijo que "por supuesto que las expectativas de devaluación indirectamente afectan a la economía, por lo que la brecha preocupa".

"Por eso, apuntamos primero a estabilizar la brecha y luego a ir reduciéndola. Pero en un contexto de expectativas desancladas, estabilizar no es algo que se pueda lograr de un día para el otro y se acabó. Pero en los últimos diez meses, la inflación no se ha movido con el contado con liquidación ni con el blue, sino con el tipo de cambio oficial", dijo.

Cabe recordar que el lunes de esta semana, Economía anunció un nuevo paquete de medidas que contempla tres cambios: se redujo el plazo de permanencia -o “parking”- en inversiones de valores negociables a tres días; se realizará una subasta de bonos en dólares por u$s750 millones, para darle salida a aquellos inversores que busquen dolarizar sus tenencias en pesos; y se volvió a permitir a los no residentes operar en el Contado con Liquidación.

Hasta el jueves, las medidas cambiarias no tuvieron el efecto deseado por el Gobierno y la brecha entre los tipos de cambio implícitos y la cotización oficial mayorista no paró de crecer, en medio del constante apetito por dolarización de los inversores. En el mercado se repite al unísono que "la confianza no se mejora con paliativos sino con un plan económico integral".

Dólar oficial

En medio de la tensión cambiara, el dólar solidario -que incluye el 30% del impuesto PAÍS y un 35% a cuenta de Ganancias-, subió $1,10 a $138,35 en la semana (+11 centavos este viernes), dado que el promedio minorista avanzó 65 centavos en los últimos cinco días (+7 centavos hoy).

El avance la última rueda se produjo luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, reiteró que "no habrá devaluación" en declaraciones radiales. En el Banco Nación, en tanto, el billete ascendió 25 centavos a $83,50.

Fue en sintonía con el segmento mayorista, la divisa avanzó 71 centavos a $78,15 en la semana (+5 centavos este viernes), superando el ajuste de las dos semanas anteriores.

La moneda estadounidense repitió el recorrido alcista de los últimos días, siempre acompañado por la regulación oficial. Los precios se movieron con una moderada fluctuación cuya amplitud fue corregida por la constante presencia del Banco Central en el desarrollo de las operaciones.

Los mínimos se anotaron en $78,06, dos centavos debajo del cierre previo, en el primer tramo de la jornada. Los pedidos de compra autorizados fueron engrosando la demanda con escasa respuesta de la oferta privada, situación que exigió continuas ventas oficiales para subsanar el faltante de divisas. Las intervenciones de la autoridad monetaria acompañaron la evolución alcista que se detuvo cuando el tipo de cambio mayorista tocó máximos en $78,15. Con altibajos provocados por la regulación oficial, la cotización se acomodó sobre el cierre en niveles muy próximos de los máximos de la rueda.

Fuentes privadas del mercado estimaron que el saldo final de la regulación fue negativo en unos u$s60 millones.

"La estrategia de regulación oficial acentuó en esta semana las características anunciadas oportunamente, dotando a la evolución de los precios una mayor volatilidad e imprevisibilidad de los movimientos pero sin poder todavía generar las condiciones necesarias para que la recuperación de reservas sea una constante que revierta los malos resultados existentes", destacaron desde PR Corredores de Cambio.

En este marco, las reservas brutas retrocedieron u$s170 millones hasta los u$s40.499 millones. De esta manera, el saldo semanal dio como resultado una pérdida de u$s287 millones, mientras que, a falta de una semana, el mensual arroja una variación negativa de u$s2.344 millones.

Dólar blue

A contramano de los dólares financieros que bajaban con fuerza, el dólar blue subió por tercera jornada consecutiva este viernes y anotó un nuevo récord, al alcanzar los $195, de acuerdo a un relevamiento de Ámbito en cuevas de la city porteña.

El billete paralelo aumentó otros $5, por lo que la brecha se amplió al 149,6%, en una plaza reducida y cauta ante controles como los que se realizaron en las dos jornadas previas, dijeron operadores.

Con el nuevo fuerte avance de este viernes, el paralelo acumuló en la semana un avance de $17.

El miércoles y jueves Gendarmería Nacional realizó allanamientos en el microcentro porteño, en articulación con el poder Judicial, "por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de divisas al exterior y posibles vínculos con el narcotráfico", según una fuente del Ministerio de Seguridad.

Futuros

En el mercado de futuros ROFEX, se operaron u$s1.763 millones. Los plazos mantienen subas en promedio un 0,5%, y mayores al 1% lo plazos operados para 2021. Octubre finalizó con una tasa de 32,12% y noviembre 55,94%.

Fin de año a $86,77 con una TNA de 58,50%. Y los plazos para el año que viene, operando cómodos con tasas mayores al 60% TNA. Las posiciones de contratos abiertas, totalizaron la suma de u$s6.251 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario