El petróleo Brent perforó los u$s30 por primera vez desde enero de 2016

Finanzas

Por guerra de precios entre Arabia y Rusia, en un contexto de baja demanda por coronavirus, el petróleo tocó nuevos mínimos luego de la fuerte caída del lunes.

Los precios del petróleo extendieron su declive este martes luego de perder una décima parte de su valor en el comienzo de la semana por la pandemia de coronavirus y la decisión de Arabia Saudita de elevar su producción.

El crudo Brent cerró con una baja de 4,4% a u$s28,73 por barril y perforó los u$s30 por primera vez desde el 21 de enero de 2016. A su vez, es el valor más bajo desde el 20 de enero de ese año, cuando se derrumbó a u$s27,88.

Por su parte, el crudo estadounidense WTI profundizó el desplome del día anterior al caer un 6,1% a 26,95 dólares el barril y se acerco al mínimo del 11 de febrero de 2016, jornada en la que descendió a u$s26,21.

En medio de las fuertes pérdidas del consumo producto del coronavirus, Arabia Saudita y Rusia iniciaron una guerra de precios del crudo luego de no poder llegar a un acuerdo sobre su pacto de recortes de suministros destinado a proveer respaldo al mercado.

La gigante Saudi Aramco dijo que probablemente ejecutaría sus planes de elevar la producción de crudo en abril y mayo y que estaba "muy cómodo" con un precio del barril en u$s30.

En tanto, naciones en Norteamérica, Europa y Asia están tomando medidas sin precedentes para contener el virus, lo que recorta severamente la demanda de crudo y de productos refinados como gasolina y combustible para el transporte aéreo.

En ese marco, Estados Unidos anunció que aprovecharía los precios bajos del petróleo para elevar sus reservas estratégicas, mientras que otras naciones y compañías están tomando medidas similares para mantener bien abastecidos sus tanques de almacenamiento.

"Pero estas instalaciones de almacenamiento se llenarán rápidamente", dijo Stephen Innes, estratega jefe de mercados de AxiCorp. "Si estos tanques se llenan, la demanda se hundirá y los precios del petróleo colapsarán de nuevo y los mercados tendrán que esperar a que Rusia y Arabia Saudita resuelvan su disputa antes de llegar a un punto de no retorno", declaró.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario