El petróleo subió más de 2% y se encaminó a alcanzar los u$s100

Finanzas

El crudo se elevó en tanto que el dólar se desploma desde máximos de una semana frente a una cesta de seis divisas, ya que los operadores sopesaban las probabilidades de que la Reserva Federal sea menos agresiva en la reunión de política monetaria del miércoles.

Los precios del petróleo recuperaron terreno este martes 1 de noviembre, impulsados por las optimistas previsiones de demanda de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), pero también sensibles a la preocupación por la situación geopolítica internacional.

En la plaza de Nueva York el barril de crudo West Texas Intermediate (WTI) para entrega en enero de 2023 subió 2,12% hasta u$s88,37.

De su lado, el precio del barril de Brent del Mar del Norte para entrega en el mismo plazo, que fue el primer día de uso como contrato de referencia, ganó 2% cerrando a u$s94,65.

El crudo se elevó en tanto que el dólar se desploma desde máximos de una semana frente a una cesta de seis divisas, ya que los operadores sopesaban las probabilidades de que la Reserva Federal sea menos agresiva en la reunión de política monetaria del miércoles.

Los índices de referencia Brent y WTI terminaron octubre al alza, registrando sus primeras ganancias mensuales desde mayo, después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, conocidos como OPEP+, dijeron que recortarían la producción en 2 millones de barriles diarios (bpd).

La OPEP elevó el lunes sus previsiones sobre la demanda mundial de petróleo a mediano y largo plazo, afirmando que se necesitan 12,1 billones de dólares de inversión para satisfacer esta demanda a pesar de la transición a las fuentes de energía renovables.

Estos factores alcistas han contrarrestado las preocupaciones sobre la demanda suscitadas por las restricciones por el COVID-19 en China, el principal importador de crudo del mundo, que redujeron la actividad de las fábricas chinas en octubre y recortaron sus importaciones de Japón y Corea del Sur.

Para frenar aún más la subida de los precios, la producción de petróleo de Estados Unidos aumentó a casi 12 millones de bpd en agosto, la más alta desde el inicio de la pandemia de COVID-19.

Dejá tu comentario