Bonos CER frenaron desplomes y rebotaron en el cierre de una semana con alta tensión

Finanzas

La plaza financiera local cerró una semana de alta tensión, aunque al menos, los bonos en pesos lograron frenar la fuerte liquidación de los últimos días, y ensayaron un rebote. En tanto, los títulos en dólares volvieron a caer, al igual que los ADRs, por el incremento en la aversión al riesgo tras un dato inflacionario estadounidense mayor al esperado.

La plaza financiera local cerró una semana frenética y de alta tensión, aunque al menos, los bonos en pesos lograron frenar este viernes la fuerte liquidación de los últimos días, y ensayaron un rebote, al tiempo que los títulos en dólares volvieron a caer, al igual que los ADRs, por el incremento en la aversión al riesgo tras un dato inflacionario estadounidense mayor al esperado.

Las crecientes dudas sobre el futuro de la economía local, pese al cumplimiento de las primeras metas comprometidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no dan tregua a una masiva corriente vendedora de activos que disparó al riesgo país a niveles máximos históricos.

En ese marco, los bonos nominados en dólares perdieron hasta más de 3%, con bajas lideradas por el Global 2029 (-3,2%); y el Bonar 2038 (-2,6%). En la semana, los Globales acumularon una caída del 8,5%, uniforme a lo largo de la curva, cerrando así en mínimos históricos.

El riesgo país argentino que elabora el banco JP.Morgan bajó un leve 0,1% a 2.043 puntos básicos, aunque durante la rueda llegó a 2.068 unidades, récord desde septiembre de 2020 cuando el índice se reinició a un nivel de 1.083 puntos tras el millonario canje de deuda externa privada. A lo largo de la semana, registró un salto de casi 8%.

Por su parte, los títulos ajustados por inflación cerraron con mayoría de subas, tras los derrumbes anotados entre miércoles y jueves. En algunos casos, rebotaron hasta más de 5% (Discount, y Boncer 2023 -TX23).

"Es imposible que sea un único factor lo que explique la subida del riesgo país y el desplome de los bonos. Argentina, después de la reestructuración de su deuda, perdió la capacidad de financiarse en dólares en el exterior y le quedó como única fuente genuina endeudarse en pesos en el mercado local", declaró Javier Timerman, socio de Adcap Grupo Financiero.

"Como hay expectativas de inflación y de devaluación, el mercado empezó a comprar deuda y a financiar al Gobierno en bonos que están atados principalmente a la inflación, y en menor medida, en bonos atados al dólar (...) Ahora aparecieron las preguntas del mercado acerca de una eventual devaluación o un reperfilamiento y estas causas explican lo del mercado", agregó.

Dada la dura tendencia bajista de los bonos durante las últimas rondas, entidades gubernamentales como la Anses y el BCRA salieron a comprar títulos para intentar poner un piso al mercado.

Con todo, los papeles CER que vencen este año acumularon la semana con pérdidas de hasta 4%, los bonos a 2023 retrocedieron hasta 9%, mientras que los títulos largos se derrumbaron hasta 17%.

La otra cara de la erosión de los bonos fue que los rescates de fondos que invierten en alternativas indexadas (CER y T+1) se aceleraron. Entre el miércoles 8/6 y el jueves 9/6 de los FCI CER salieron $43.500 millones, mientras que de los T+1 la sangría superó los $30.300 millones. En las 7 ruedas de junio, $59.900 millones abandonaron los FCI indexados y $19.000 millones los fondos con rescate a 24 hs, según fuentes del mercado.

El mercado baraja varias hipótesis detrás del sell-off de la deuda en pesos: necesidades estacionales de fondos por parte de las empresas, el adelantamiento de los temores de reperfilamiento (alentados por JxC) y movimientos de entes oficiales, entre otros.

"En cualquier caso, los acontecimientos mostraron con crudeza lo vulnerable que es la curva de pesos y las limitadas opciones que le quedan al Gobierno para cumplir el Programa Financiero", analizaron desde GMA Capital.

Tampoco le fue bien a la deuda soberana dólar-linked, que perdió en la rueda un 2% en promedio, destacándose el TV23 que cayó un 3,5%. En una dura semana, los bonos DL cayeron un 5% en promedio.

Para colmo de males, las monedas y bolsas externas cerraron con fuertes pérdidas luego de que la inflación de Estados Unidos superara las estimaciones generando expectativas de agresivas alzas de tasas de interés en la mayor economía del mundo.

La inflación minorista de mayo arrojó una suba de 1% versus 0,7% esperado, y 0,3% del mes previo. Por su parte. la inflación núcleo vino en 0,6%, manteniendo el ritmo de abril. Fue suficiente para que volvieran los osos a escena y hagan derrapar al S&P500 un 2,9%, para acumular en la semana una caída del 5,1%.

Por su parte, la tasa del bono a 10 años trepó 11 puntos a 3,16% (+22 bp semanal), mientras el petróleo WTI cayó 0,7% a u$s120,65, ganando un 1,5% en la semana.

"En Estados Unidos, la inflación se disparó y las tasas de interés reales son negativas (...) En Argentina, los bonos atados a la inflación cotizan a inflación, entonces, lo que hay en el país es una crisis de confianza sobre lo que puede llegar a pasar con estos bonos", explicó un analista financiero.

En medio de la tensión que reinó esta semana en el mercado de la deuda en pesos, el Ministerio de Economía realizará el martes próximo una licitación de distintos títulos del Tesoro para financiarse en el mercado local.

S&P Merval y ADRs

Producto de otra fuerte suba del dólar CCL, el referencial accionario líder S&P Merval de BYMA de la bolsa porteña logró revertir su marcha de gran parte del día y quedó positivo en 0,3%, a 89.141,39 unidades, para perder el 2,9% en la semana. Este mercado gana alrededor del 5,5% en el transcurso del año, contra una inflación estimada por analistas del 30% en igual período.

En la plaza porteña, las alzas de las acciones líderes fueron encabezadas por Telecom Argentina (3,51%); Transener (2,59%); Grupo Financiero Galicia (2,53%); BBVA Argentina (2,17%); y Transportadora de Gas del Norte (1,55%).

Las pérdidas fueron anotadas por Central Puerto (-1,93%); Ternium (-1,50%); Pampa Energía (-0,97%); Aluar (-0,55%); y Edenor (-0,34%).

En Nueva York, los papeles de compañías argentinas terminaron la sesión con mayoría de resultados en rojo, entre los que se destacaron Mercadolibre (-7,6%); Edenor (-7,3%); Irsa (-4,9%); Pampa Energía (-4,9%); y Transportadora Gas del Sur (-4,5%).

Por otra parte, Moody’s Argentina dijo que asignó a Vista Energy Argentina una calificación de emisor en moneda local de largo plazo de "AAA.ar" y una para moneda extranjera de "AA+.ar".

Dejá tu comentario