Qué nos dejó el Criptocrash: todas las preguntas que te hiciste sobre las stablecoins

Finanzas

¿Todas las monedas estables son iguales?¿Podrían Tether o DAI perder la paridad con el dólar?¿Son confiables?, todas tus dudas en esta nota.

Esta semana el Criptocrash atemorizó a los mercados. Lo que sucedió fue que se perdió la paridad de la moneda estable UST, de la blochchain Terra, con el dólar, y al crear un respaldo de forma algorítmica, la moneda nativa LUNA se desintegró al hundirse casi un 100% tan solo en 24 horas. Al cierre de esta nota el valor de LUNA era de u$s0,00012632 cuando su máximo histórico fue de u$s119,18. Es por ello que Ámbito se propuso responder a las preguntas típicas que surgen ante esta situación.

¿Qué es una criptomoneda estable?

"Como su nombre lo indica, son monedas que buscan ofrecer estabilidad en su valor en contraposición a la volatilidad de las criptomonedas. Estas criptomonedas son esencialmente utilizadas como instrumento para el ahorro", le explicó a Ámbito, Camila Da Silva Tabares, diplomada en Gestión y estrategia en ciberseguridad.

Julián Colombo, Head of Public Policy de Bitso, por su parte, amplió: "Las stablecoins o monedas estables son criptomonedas que tienen su valor financiero ligado a la cotización de otro activo, como puede ser la moneda de un país, al que se denomina FIAT (también existen algunas stablecoins respaldadas en metales preciosos). Se llaman estables porque mientras el valor de esa divisa de respaldo se mantenga, esta criptomoneda también mantendrá su valor. Algunas tienen respaldo en dinero depositado en bancos y auditados por terceros, otras se respaldan en otras criptomonedas a través de algoritmos".

¿Cómo se obtiene la paridad con el dólar?

Angeles Goberna, contadora Pública y becaria de la Universidad de Carolina del Norte y Emiliano Tolaba, licenciado en Sistemas de Información de las Organizaciones, describieron: "Las criptomonedas estables, como por ejemplo USDT, USDC o DAI, utilizan su propio mecanismo económico para mantener la paridad con el dólar (PEG). Existen dos tipos de stablecoins: por un lado, las colateralizadas que cuentan con activos a modo de reserva y mecanismo de first way out en caso de default y por el otro las algorítmicas que intentan mantener la paridad en base a incentivos económicos a través de market makers y arbitrajes".

Camila Da Silva Tabares, a su turno, remarcó un detalle importante a tener en cuenta, si bien hay distintas maneras de obtener la estabilidad, esto "no garantiza que dicho colateral mantenga su valor" y dio un ejemplo: "Uno podría emitir una criptomoneda estable que siempre tenga paridad 1:1 con el peso argentino, es decir, siempre una de nuestras criptomonedas va valer un peso argentino. Ahora, si bien la relación de estabilidad se garantiza, sea por mecanismos algorítmicos o centralizados, si el peso se deprecia, aunque no pierda la paridad nuestra criptomoneda también se depreciará en términos reales".

Es por ello, explicó, que la estabilidad no es lo único que importa, si no contra qué se considerará estable, conocido como el “colateral” que respalda dicha criptomoneda. Al respecto, indicó que es importante que sea "un activo real, con valor, como las commodities, o en su defecto una moneda fiat, como el dólar o el euro" e identificar "su capacidad para garantizar cierto valor, debemos preguntarnos cómo lo hará, es decir, cómo se garantiza que mas allá del valor intrínseco, ese activo realmente se encuentre respaldando la criptomoneda, y de ello surge la necesidad de analizar si son centralizadas o descentralizadas".

"La famosa criptomoneda Tether, que es centralizada, alega tener la reservas de respaldo, pero ninguna auditoria ha logrado confirmarlo", explicó Camila Da Silva Tabares, y amplió: "Otra gran clasificación es cuando la moneda estable se colateraliza con un activo real, o con un mecanismo de arbitraje algorítmico que a raíz de incentivos de oferta y demanda, lo que se llama política monetaria inteligente, busca equilibrar el valor y mantener la estabilidad, mediante un Smart contract. Sin embargo, ellas han fallado en numerosas ocasiones".

¿Cuáles son las descentralizadas, y las centralizadas, las colateralizadas y las algorítmicas?

Desde Lemon, Alejo Blasco explicó que "las monedas colateralizadas centralizadas dependen de una empresa u organismo central. ¿Qué significa esto? Significa que tienen un activo que sirve como respaldo; una especie de garantía para que se cumpla dicha paridad. Las más conocidas son las colateralizadas en dólares en billete u otros activos, como lo son USDCoin (USDC) y Tether (USDT).

Las descentralizadas, "no dependen de ningún organismo ni empresa puntual para su funcionamiento, todo está escrito en su código o smart contract". La más conocida es DAI. "En el caso de DAI, la política monetaria (emisión) es determinada por un grupo de tenedores de otra criptomoneda llamada Maker Dao (MKR). Esto significa que no depende de ninguna institución centralizada, pero sí de una red de participantes que actuará a favor de los intereses de los usuarios", amplió.

En el caso de las algorítmicas, "el valor de estas monedas no está respaldado ni por una moneda fiat ni por otras criptomonedas, sino que la vinculación ocurre por medio de algoritmos que emulan el precio de estos activos" describió Blasco y analizó: "Este es el caso de UST, una stablecoin algorítmica que corre dentro de la blockchain Terra, cuyo token nativo es LUNA. La oferta de LUNA se va expandiendo o contrayendo a medida que el precio de UST se mueve; en el momento que su paridad se va para abajo, hay incentivos a quemar UST contra LUNA. De esta manera se inflaciona LUNA y pierde valor con el objetivo de volver a tener paridad de 1:1 con el dólar".

¿Qué pasó con UST que perdió la paridad con el dólar?

Angeles Goberna y Emiliano Tolaba, explicaron lo sucedido con UST y Luna: "Lo que ocurrió en las últimas horas fue un retiro masivo de una gran parte del capital que estaba depositado en Terra, en una magnitud semejante a una corrida bancaria. Empujados por la tendencia general del mercado de las criptomonedas, y en forma multitudinaria, los usuarios realizaron una enorme cantidad de ventas tanto de UST como de LUNA, lo que generó un desarbitraje y un círculo vicioso".

Y ampliaron: "El algoritmo, ante una caída de la demanda de UST emite más tokens de LUNA para incentivar que los usuarios compren la stablecoin y que esta última mantenga el PEG. Se adicionó entonces al inconveniente de la fuerte caída en la demanda del token LUNA, una descontrolada emisión del mismo, y por tanto, un aumento de su oferta, situación que dejó al sistema al borde del colapso y culminó con UST en un precio extremadamente volátil, por momentos debajo de los 30 centavos, y LUNA cayendo de forma brutal respecto a su máximo histórico de casi 120 dólares, llegando a valer menos de un dólar, pero que varía minuto a minuto".

¿Podría suceder algo similar con Tether o USDCoin?

En el caso de las centralizadas, Alejo Blasco de Lemon aseguró que "debemos confiar en que estas empresas cumplan siempre con su parte manteniendo un resguardo en dólares equivalente a los tokens que emitan, y que la auditoría sea confiable y de buena fe. De no cumplirlo, podrían estar emitiendo más dinero del que tienen realmente depositado y eso haría peligrar su paridad con el dólar".

Además de la credibilidad de la empresa, existe otro riesgo que se lo conoce como "single point of failure" o punto único de fallo. Blasco amplió: "Las empresas tienen una cuenta bancaria que puede ser capturada, congelada o confiscada peligrando el respaldo de las stablecoins y la consecuente paridad. Alguna vez ha sucedido, pero, debido a la actual trayectoria de las empresas más importantes y las diferentes auditorias legales que existen, no debería ser tan frecuente".

Por último, según Blasco, los riesgos que existen con las monedas estables colateralizadas descentralizadas son dos: una caída fuerte del precio de las criptomonedas que se usan como colateral (Ethereum, Basic Attention y USD Coin en el caso del DAI) o que la red tenga una especie de "bug" que haga peligrar su seguridad.

¿Cuáles son las stablecoins más operadas y para qué se usan?

En este momento, las stablecoins más populares en Bitso son DAI, USDC y USDT. "La característica principal de estas stablecoins es que los usuarios pueden capitalizar sus ahorros en criptomonedas y protegerse frente a devaluaciones del peso, contra la inflación, y también pueden obtener porcentajes de rentabilidad por tenerlas depositadas. En el caso de Bitso, hasta un 15% anual para USD stablecoins. De esta forma, se obtiene una ganancia que es superadora a otros tipos de respaldo con monedas extranjeras por fuera del ecosistema cripto", explicó Julián Colombo.

Dejá tu comentario