Economía

FMI: endeudamiento corporativo puede generar otra crisis mundial

Según la entidad, los u$s19 billones que deben empresas de ocho de las mayores economías del mundo podrían tornarse un serio riesgo.

Washington - La generalizada caída de las tasas de interés para sostener a las economías puede generar un excesivo endeudamiento empresarial capaz de causar otra crisis mundial, alertó ayer el FMI. La entidad advirtió sobre el aumento del endeudamiento riesgoso de las empresas e instó a los gobiernos a ampliar su visión y mirar más allá de los bancos, los cuales fueron la mayor preocupación durante la crisis financiera que en 2008 hizo zozobrar al mundo.

En momentos en que el crecimiento mundial es el más lento desde aquella crisis, los impresionantes u$s19 billones que deben empresas de ocho de las mayores economías podrían tornarse un serio riesgo, dijo el FMI en su último informe sobre la estabilidad financiera mundial.

El estudio fue presentado en el marco de la asamblea anual que se lleva a cabo en Washington, donde el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reunirán con autoridades del Fondo en busca de destrabar el desembolso de los u$s5.400 millones.

“El empeoramiento de las tensiones comerciales puede perjudicar aún más el panorama en la medida en que los mercados y los inversores se tornen más pesimistas”, dijo Tobias Adrian, jefe del departamento del FMI que elaboró el informe. El deterioro de las condiciones comerciales exacerba las vulnerabilidades financieras, lo cual, a su vez, “amplifica mecanismos para malas noticias”, dijo Adrian durante una conferencia, y agregó: “De manera que urgimos a los responsables políticos a seguir trabajando juntos para resolver esas tensiones comerciales en tanto son una significativa fuente de generación de riesgos”.

En la medida en que la economía crece menos, los bancos centrales de todo el mundo tienden a rebajar los tipos de interés como forma de estimular actividad. De esa manera se abaratan los préstamos para los gobiernos y el sector privado. Pero también eso genera que los inversores encuentren otras fuentes de ganancia; incluyendo la de apostar a activos más riesgosos. “Si estallara otra crisis, muchos de esos prestatarios no podrían cubrir sus deudas con las ganancias”, dijo Adrian.

Los 19 billones de dólares de “deudas corporativas de riesgo” equivalen al 40% del total de las deudas corporativas en las ocho economías estudiadas; entre ellas Estados Unidos, Japón, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania. “Si bien ahora el sistema bancario es más seguro tras las reformas implementadas desde la crisis de 2008, los fondos de pensión y las compañías de seguro están expuestas a más riesgos”, subrayó Adrian.

“El total de la deuda corporativa en las ocho economías analizadas es de u$s51 billones contra solo u$s34 billones en 2009”, dijo Anna Ilyina, jefa de la división de mercados de capital y monetarios del FMI. Los gobiernos deben desarrollar una “supervisión más estricta” especialmente para los préstamos corporativos, agregó.

El martes, el FMI señaló que, producto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, se reducirá el crecimiento de la economía mundial a su menor ritmo desde la crisis de 2008. En su reporte Perspectivas Económicas Mundiales, el FMI recortó en 0,2 puntos porcentuales su estimación sobre la expansión total del PIB de este año, a 3%, respecto de sus últimas previsiones de julio.

Agencia AFP y Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario