Aborto legal: publican el protocolo para la Interrupción Voluntaria del Embarazo

Información General

El Gobierno compartió el protocolo completo para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Se detallan lo derechos y obligaciones de pacientes, médicos e instituciones de salud, en el marco de la nueva ley que permite esta práctica hasta la semana 14 de gestación, inclusive.

A través de la Resolución 1535/2021, que fue publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno compartió el protocolo completo para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), un texto de más de cien páginas en el que se detalla lo derechos y obligaciones de pacientes, médicos e instituciones de salud, en el marco de la nueva ley que permite esta práctica hasta la semana 14 de gestación, inclusive.

Protocolo IVE aborto legal

El protocolo de IVE implica:

  • El personal de salud, incluyendo el administrativo y de seguridad, es responsable de garantizar y no obstruir el derecho a la práctica. No puede haber una negación, en caso de que la vida o salud de la persona gestante esté en peligro y requiera atención inmediata e impostergable.
  • El equipo de atención debe asegurar la creación y preservación de un ambiente de confianza e intimidad durante el proceso, y no debe difundir la información solicitada y toda aquella que se consigne en la historia clínica.
  • Se debe asegurar la capacitación al personal de la institución, para que conozca su responsabilidad en la privacidad y en la confidencialidad. Como también se debe garantizar que en la práctica sólo participen los integrantes del equipo de salud que sean necesarios para llevarla adelante.
  • Las personas con capacidad de gestar, con y sin discapacidad, pueden tomar sus propias decisiones respecto al ejercicio de sus derechos reproductivos, las alternativas de tratamiento y su futura salud sexual y reproductiva.
  • Hasta la semana catorce inclusive, del proceso gestacional, se puede realizar un aborto sin explicitar los motivos de la decisión. Así como en el caso de una violación, con el requerimiento y la declaración jurada pertinente, o en el caso que esté en peligro la vida o la salud del solicitante.
  • Las personas de 16 años o más pueden otorgar por sí mismas su consentimiento, en casos tanto de IVE como de ILE, y puede firmar la declaración jurada requerida para la interrupción de un embarazo producto de una violación (en caso de que corresponda) sin que se requiera asistencia de ninguna persona.
  • Los adolescentes de entre 13 y 16 años pueden brindar su consentimiento en forma autónoma, si se trata de prácticas que no representen un riesgo grave para la persona. Caso contrario, deberán contar con la asistencia de sus progenitores, representantes legales, personas que ejerzan formal o informalmente roles de cuidado, personas allegadas o referentes afectivos.
  • Los menos de 13 años deberán ser acompañados por un adulto, quien debe participar en conjunto en la toma de decisiones firmando a su vez el consentimiento requerido.
  • Las personas con discapacidad tendrán el apoyo necesario, para una decisión autónoma y brindar o no su consentimiento, de una o más personas de su confianza, ya sea de la familia, la comunidad, el equipo de salud o las instituciones de protección de derechos.
  • Puede quedar exceptuado de realizar el aborto, el profesional médico desea “mantener su decisión en todos los ámbitos, público, de la seguridad social o privado, en los que ejerza su profesión” y “derivar de buena fe” al paciente para que sea atendida por uno de sus colegas.

La normativa, que fue aprobada en diciembre de 2020, se presentó hoy a las 9 a través del canal de YouTube de dicha cartera. El acto virtual, que fue encabezado por la directora nacional de Salud Sexual y Reproductiva, Valeria Isla, y acompañado por otras funcionarias nacionales, coincide además con el Día de Acción por la Salud de las Mujeres.

Vilma Ibarra, Secretaria Legal y Técnica del Gobierno, inició el encuentro y admitió: "Es una enorme conquista en nuestra historia nacional, pero no hay que naturalizarlo". Respecto al rol que cumple el Estado dijo que: "Hay procesos políticos que abren las puertas a estos derechos, pero hay otros que solo entorpecen y atrasan. Por eso es importante enmarcar estos sucesos con la actualidad".

Según ella, este no es el caso de aquellas leyes que "no tienen herramientas". El Estado, a través de los agentes de salud, tiene la obligación de garantizar, reconocer y brindar las herramientas necesarias. Y concretó: "Pese a que todavía hay sectores que pretenden negar esta autonomía, las conquistas se logran, se consolidan y se defienden por la lucha".

En segundo lugar, Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina, afirmó que "esto es un pequeño gran paso, que entre todos y todas estamos construyendo". "Estamos satisfechas como funcionarias de un Estado nacional que ha tenido la madurez y el coraje de consagrar esto", dijo - y continuó- "Sobre todo nos enorgullecemos como feministas, por formar parte de un movimiento valiente y rebelde".

Por su parte, Carla Vizzotti habló junto a la asesora presidencial Cecilia Nicolini. Ambas remarcaron la integralidad como punto fundamental, para la resolución ministerial. "Este avance habla de la salud biológica y del lugar que ocupan las mujeres en la sociedad, con igualdad de oportunidades sin violencias", concluyeron.

La reunión finalizó a las 10.18 con un espacio de intercambio con la ministra de Salud de Entre Ríos, Sonia Velázquez; la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, y Marta Alanís de Católicas por el Derecho a Decidir.

La historia del aborto legal, seguro y gratuito tiene un inicio positivo en Argentina desde que fue sancionada por el Congreso el 30 de diciembre de 2020 y luego fue promulgada el pasado 14 de enero. Sin embargo, hasta el momento, no contaba con un marco que definiera las reglas para su puesta en marcha.

Día mundial de Acción por la Salud de las Mujeres

En el marco de la crisis sanitaria, consecuencia de la pandemia de COVID-19, la realidad económica y social profundiza las desventajas y violencias que de manera cotidiana transitan mujeres, lesbianas, travestis, trans, no binaries, +. Entre ellas, situaciones como la sobrecarga de tareas domésticas, protección de hijos, adultos mayores o personas con discapacidad.

Respecto a este último punto, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a través de las redes sociales a celebrar este viernes el 16º aniversario de su inauguración y el Día Global de Acción por la Salud de las Mujeres de manera virtual.

A través del comunicado se remarcó el pedido de un acceso igualitario a la Educación Sexual Integral (ESI), a los métodos anticonceptivos, el pleno cumplimiento de la ley 27.610 de interrupción voluntaria del embarazo y la atención postaborto en todo el territorio nacional.

Además se subrayó que: “El 30 de diciembre de 2020, nuestra fuerza militante conquistó una ley por la que en 2005 nos organizamos de forma federal, plural, interseccional e intergeneracional. Rompimos el silencio y la estigmatización social sobre la práctica de la interrupción de los embarazos y de la falta de acceso a un derecho. Hicimos historia a través de una demanda colectiva que exigía respuestas, reconocimiento y reparación por parte del Estado argentino, que recogió nuestras propuestas legislativas para la vida digna y los saberes que pudimos construir desde nuestros activismos”.

Este 28 de mayo, desde la organización nacional lucharán por la modificación de actitudes, roles y tareas afianzadas históricamente por los estereotipos sexistas en el interior de los hogares. "Centralmente alertamos al Estado sobre la urgencia de generar políticas de acompañamiento y protección de la salud mental como parte del cuidado integral, que entendemos deben estar a la par de aquellas que propicien la autonomía económica de mujeres y disidencias", concluyen.

Temas

Dejá tu comentario