¿Cuáles son los hábitos en la mesa de los argentinos?

Información General

A partir de un informe de especialistas del Hospital de Clínicas se observó que la población utiliza el doble de sal recomendada. También se advirtió que solo 6 de cada 100 personas cumplen con la porción requerida de frutas y verduras.

El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, fecha que desde el año 1979 promueve la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con el objetivo de concientizar sobre los hábitos de consumo de alimentos en todo el mundo y poner en relieve la problemática de la malnutrición.

En ese sentido en Argentina se registra una estadística negativa: solo 6 de cada 100 personas ingiere las cinco porciones diarias recomendadas de fruta y verdura. En un estudio reciente especialistas del Hospital de Clínicas advirtieron sobre los malos hábitos de los argentinos en la mesa.

El informe marca también que la ingesta de sal agregada promedio duplica el nivel de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por otra parte habla del consumo de lo que se denomina como “super alimentos”.

El problema de estos productos, dice el relevamiento, es que muchas veces son impulsados desde el marketing como “beneficiosos para la salud”. Entre ellos están los arándanos, bayas de goji, frutillas, ajíes, ajo, jengibre, chía, lino, quinoa, cacao, maca, espirulina, pasto de trigo, acai y polen. La cuestión no pasa por consumirlos sino por tomarlos como fuentes únicas de vitaminas y proteínas para el organismo.

La licenciada Alexa Gómez, Jefa de residentes del Departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clínicas, sostiene que “es importante no pensar que el consumo de un único alimento puede tener beneficios para la salud ya que debemos contemplar la alimentación en su totalidad”.

Una alimentación variada “que incluya alimentos de todos los grupos y asegure un adecuado aporte de fibra aumentando el consumo de frutas y verduras crudas favorece la salud y la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles”, remarca la profesional.

De este modo “no hay un alimento mágico” que sea la solución definitiva. Más bien se debe apuntar a la “suma de hábitos alimentarios saludables”, agregó Gómez.

Las “Guías Alimentarias para la Población Argentina” son parte del trabajo que desde el equipo de especialistas del Hospital Clínicas se realiza para generar conciencia en el cuidado de la salud de las personas. Allí se remarca la importancia de las frutas y verduras por el aporte de diversos nutrientes importantes.

El objetivo de mantener un peso adecuado, remarca Gómez, “contribuye a nuestro estado de salud general incluyendo nuestro sistema inmune”. A nivel poblacional las encuestas nacionales muestran un bajo consumo de frutas y verduras.

Una alimentación que incluya por lo menos cinco porciones de estos alimentos “va a tener beneficios para la salud ya que nos aportan vitaminas, minerales y fibras que contribuyen con el cuidado de nuestra salud y tratamiento de enfermedades”, explicó la licenciada Alexa Gómez.

Temas

Dejá tu comentario