Antártida: así es la única escuela que da clases en la Argentina con cuarentena

Información General

Viven 10 familias con 15 chicos. Están totalmente aislados, desde fines de febrero tanto del continente como del resto de las bases. Allí la vida se lleva con total normalidad

En la Antártida la vida continúa como si no existiera la pandemia del coronavirus. En la base Esperanza, las clases se dictan con normalidad y los 15 chicos, entre niños y adolescentes concurren diariamente a sus aulas. “Desde fines de febrero que estamos totalmente aislados del continente”, explicó Norman Nahueltripay a cargo de la base.

Cómo en todo el país el ciclo lectivo comenzó la primera semana de marzo, con la salvedad que en la Antártida jamás se interrumpieron. “En la escuela Nacional número 38 Raúl Alfonsín, que depende del Ministerio de Educación de Tierra del Fuego el cinco de marzo se abrió la jornada educativa 2020. Hay un matrimonio de docentes titulares y dos auxiliares que ayudan. El dictado de clases se da con normalidad, son presenciales porque no hay riesgo de contagios”, resaltó Nahueltripay.

WhatsApp Image 2020-04-20 at 17.27.31.jpeg

Es que en la base no reciben expediciones desde fines de febrero y se interrumpió la comunicación con las otras bases. “Somos una población de 63 personas, 10 familias y 15 chicos que siguen yendo a sus clases. Conviven en una aula y están divididos en nivel inicial, primaria y secundaria”, explicó Tripay. Este año se dio una particularidad poco habitual “los médicos son los mismos que el año pasado, algo que no suele suceder”, explicó.

El 3 de febrero cuando el coronavirus todavía no había sido declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) los habitantes de la Antártida empezaron a utilizar un protocolo de sanidad. “Todos los barcos que llegaban debían tener una declaración jurada en donde daban cuenta de su estado de salud. Además tenían contacto con sólo tres miembros de la base, fue una forma de cuidarnos cuando esto recién arrancaba”, detalló Nahueltripay.

WhatsApp Image 2020-04-20 at 17.14.55.jpeg

Las expediciones llegan de todas partes del mundo. Durante la temporada alta –que va de noviembre a marzo- alrededor de 100 buques desembarcan en la base. “En noviembre deberían retomarse las expediciones, pero creemos que eso no pasará y se postergará hasta el año que viene”, indicó el comandante.

La población cuenta hoy con dos médicos, también un matrimonio que llegó en noviembre pasado. Por el momento no tienen pensado reforzar el sistema de salud en la base. “Estamos a 100 kilómetros al norte de la Base Marambio en donde nos comunicamos a través de un avión especial, pero hoy están interrumpidas esas comunicaciones, estamos completamente aislados”, remarcó Nahueltripay por lo que el virus no circula -por lo menos, por ahora- en la Antártida

WhatsApp Image 2020-04-20 at 17.15.55.jpeg

¿Pero cómo es la vida lejos de todo?. Hoy se sienten seguros y el aislamiento social no es algo que les preocupe. “Estamos acostumbrados a estar sin contacto con el resto, llegué a estar 13 meses sin ver otra gente más que mis compañeros de expedición. Los chicos no lo sufren, disfrutan de la familia y de la nieve”, simplificó el comandante que tiene previsto prestar servicio en la base hasta noviembre. “Hoy el aislamiento nos da tranquilidad, tenemos alcohol en gel y el cuidado de lavarnos las manos, pero nos sentimos seguros en este terreno inhóspito”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario