8 escapadas cerca de Buenos Aires y más cerca aún de la naturaleza

Información General

Pueblos cercanos, Reservas Naturales no muy lejos de la Capital, son alternativas válidas para una escapada de fin de semana.

Llega el fin de semana y a veces no sabemos hacia donde ir en procura de un poco de contacto con la naturaleza y relax. A continuación ofrecemos nueve alternativas distintas para aprovechar al máximo esas horas de descanso, de pausa del trajín cotidiano de la gran ciudad.

Las Flores

image.png

Las Flores es la localidad cabecera del partido de Las Flores, en el centro de la provincia de Buenos Aires. Ubicada a 187 km de Buenos Aires, naturaleza cultura e historia hacen de Las Flores un lugar imperdible para descansar y disfrutar con toda la familia. Las opciones que ofrece contemplan paseos urbanos, visitas a museos, safaris fotográficos y prácticas de aventura.

Esta ciudad con sus 156 años, seduce con un recorrido que permite conocer su valor histórico experimentando un paseo por los puntos referenciales y las construcciones con estilos arquitectónicos típicos entre los cuales se destacan el Palacio Municipal, la fuente y la Iglesia Nuestra Señora del Carmen.

La historia de Las Flores comienza en 1772, cuando el entonces gobernador Juan José de Vértiz envió a los oficiales Ramón Eguía y Pedro Ruiz, a reconocer las tierras situadas más allá del río Salado. Siendo la primavera, les llamó a su vez la atención de que los campos estuviesen teñidos por los colores de las flores silvestres, por ello al encontrar un curso de agua lo llamaron Arroyo de Las Flores, dando nombre al partido.

El Partido de Las Flores se creó el 25 de diciembre de 1839 por decreto del gobernador de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, pero permanecería por más de dos décadas solo como un distrito rural.

Años más tarde, en 1856, la Municipalidad local aprobó la traza de lo que sería el pueblo de El Carmen de Las Flores, cabeza del distrito desde su misma fundación.

El impulso definitivo para el desenvolvimiento económico y general del partido, llegaría junto al ferrocarril en 1871. Desde entonces el territorio comenzaría a poblarse de inmigrantes que se irían agrupando en sociedades.

En 1908 el pueblo fue declarado Ciudad.

Parque Costero del Sur

image.png

El Parque Costero del Sur se encuentra situado al noroeste de la provincia de Buenos Aires, teniendo como centro geográfico el pueblo de Punta del Indio, situado al norte de la Bahía de Samborombón.

A tan solo 150 km.de Buenos Aires, se puede llegar por autopista La Plata, ruta 36 hasta la ciudad de Verónica.

Siendo el parque Costero del Sur unos de los pocos, sino el único, de la provincia de Buenos Aires que se mantiene en estado semivirgen. Como particularidad el Parque Costero del Sur es parte de un cordón de selva que originalmente llegaba hasta el Paraguay albergando en su flora y fauna especies únicas en el mundo, creando así una gran expectativa no solo en la población argentina sino también a nivel mundial, un ejemplo de ello, es el reconocimiento de UNESCO como reserva de biosfera mundial.

Tiene 70 km de largo costero por un ancho de 5km promedio y es una Reserva de Biosfera. Un paraje donde es posible poner a prueba y aprender cómo preservar la diversidad biológica y mejorar la gestión de los recursos naturales. Se encuentra en territorio privado en su recorrido, abarcando campos de distintos propietarios, intervienen como actores principales la población local y las diversas instituciones educativas con el fin de cooperar en la preservación del área (desarrollo sostenible) tomando conciencia de los recursos y sus consecuencias si se los degrada, para conservarlos y disfrutarlos las generaciones presentes y futuras.

Posee particularidades que lo hacen único en su especie natural, forma parte de un cordón de selva en galería que originalmente se extendía hasta el Paraguay con especies en flora y fauna particulares y es un área de interfase entre el Río de la Plata y la llanura bonaerense.

Es también una Reserva Abierta, lo que determina la presencia del hombre regulada y controlada por un manejo adecuado, siendo el mismo custodio de la naturaleza.

Informes: Municipalidad de Punta Indio, Coordinación de Turismo: teléfono (02221) 480287/480679; e-mail subcom@pindio.mun.gba.gov.ar

El saladero

image.png

El Saladero se encuentra en el Partido de Magdalena, Provincia de Buenos Aires, a 100 km de la Capital Federal.

Esta Reserva Natural y Cultural, a tan sólo 400 m del histórico pueblo de Atalaya, cuenta con alrededor de 80 hectáreas sorprendentemente heterogéneas, con áreas de pastizales y talares sobre lomadas de conchillas, coronillares, ceibales, bañados, selva marginal, unos 1200 m de costa sobre la margen izquierda del Arroyo Atalaya y aproximadamente 400 m de frente sobre el Río de la Plata.

En el 2007, mediante la firma de un convenio con la Fundación de Historia Natural Félix de Azara, El Saladero ingresó al Programa de Reservas Privadas de dicha Fundación.

Ubicada en el nordeste de la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Atalaya, esta reserva privada ampara zonas relictuales de selvas en galería, pastizales, distintas tipos de humedales y la típica formación de los talares bonaerenses, que está seriamente amenazada en muchos de los sectores donde se expande. Posee a la vez un alto valor cultural dado que conserva instalaciones y restos arqueológicos de un antiguo e importante saladero. A pesar de que aún se carezca de inventarios de toda la fauna y la flora, la biodiversidad es realmente destacable.

En ella se desarrolla una selva ribereña o en galería en la se observan distintas especies típicas de esta formación. Es una selva empobrecida en especies comparándola con la Paranaense y/o con la de las Yungas.

Punta Lara

image.png

Punta Lara, situada a unos 70 kilómetros de Capital Federal se convirtió en uno de los sitios turísticos más atractivos de la provincia. Allí hay lugares cautivadores como la Isla Río Santiago, el Palacio Piria -construido por el fundador de la famosa ciudad balnearia Piriápolis- , la Reserva Natural, el Fuerte Barragán, museos y demás.

Entre Punta Lara y Ensenada, a metros de donde existió una parada ferroviaria llamada “Remolcador Guaraní”, quedan ruinas de un enorme y magnífico edificio de 1910. Estaba destinado a ser el casco de estancia de la familia Castells, propietaria de estos terrenos; pero a mediados de los años ’20 fue adquirido por el empresario uruguayo Francisco Piria (fundador de Piriápolis en la costa este del Plata), con la intención de convertirlo en el edificio central de un importante balneario.

San Vicente

image.png

Se encuentra a 54 km de Buenos Aires.

Tranquilo y con estilo de vida campestre, San Vicente es uno de los pueblos más antiguos de la Provincia de Buenos Aires. Cuenta con una gran laguna rodeada de flora autóctona, ideal para la pesca y deportes náuticos sin motor. En el pasado fue zona de grandes estancias que luego fueron subdivididas conformando quintas. Una de ellas fue propiedad del ex Presidente de los argentinos, Juan Domingo Perón, denominada 17 de Octubre, hoy Museo Histórico Provincial y Mausoleo.

San Vicente es una ciudad con más de 20.000 habitantes, es decir, no es un pueblo chico. Cuenta con gran movimiento de gente, tránsito intenso, gran cantidad de comercios, bares y restaurantes. Hay bancos, plazas, escuelas, y hoteles. Predominan las casas bajas de estilo moderno, muy similares a aquellas de los barrios tranquilos del conurbano bonaerense. De tanto en tanto se observan algunas construcciones antiguas y típicas esquinas de pueblo. San Vicente recuerda mucho a la ciudad de Cañuelas en algunos aspectos.

Varias líneas de colectivos recorren la ciudad y la unen con la Ciudad de Buenos Aires y otras localidades de la zona, entre ellas, las líneas 51 (Ramal Monte Grande – Alejandro Korn por Ruta 58); 79 (Plaza Constitución – San Vicente); 435 (Lanús – San Vicente); 503 (Estación Alejandro Korn – San Vicente); y 404 (Estación Glew – San Vicente).

Isla Martín García

image.png

A tan solo una lancha de distancia desde Tigre se encuentra la Isla Martín García, un lugar que gurda una gran historia rodeada por el Río de la Plata.

Este espacio, para sorpresa de muchos, no es Argentina, sino que es una Jurisdicción y Administración Argentina en suelo uruguayo. Desde 1974, y hasta la actualidad, la Isla, es una reserva natural que cuenta con una variedad de plantas autóctonas y exóticas que le dan un toque único. A su vez, se pueden observar aves, yararás y lagartos.

Una de las posibilidades para llegar, es tomar una embarcación desde Tigre que, después de 3 horas de viaje, nos llevará hasta una de las islas más importantes ubicada en la zona de contacto entre el río Paraná y el Río de la Plata.

Se sale muy temprano desde el puerto de Tigre, se puede llevar picnic o acceder a una comida ligera en el restaurante de la isla.

Esta isla se originó como desprendimiento granítico del Macizo de Brasilia, a diferencia de otras islas cuya formación se debe a la sedimentación aluvional del Río.

Su ubicación estratégica en el Río de la Plata le ha supuesto, desde tiempo inmemorial, la disputa de su pertenencia a las coronas de España y Portugal; enfrentamiento que con los años fue trasladado a los países de Argentina y Uruguay.

En la actualidad la Isla Martín García es considerada como un enclave argentino rodeada por aguas uruguayas, situación jurisdiccional que le dio el Tratado del Río de la Plata firmado entre Argentina y Uruguay en el año 1973.

Nuestro país obtuvo la soberanía sobre la isla y a cambio ratificó el derecho uruguayo sobre la isla Timoteo Domínguez, tratándose de un banco aluvional adosado al borde norte de Martín García por la gran sedimentación que le aporta el río Paraná.

La zona de contacto entre ambas islas (Martín García y Timoteo Domínguez) constituye la única frontera seca o terrestre entre ambos países.

San Miguel del Monte

image.png

Se encuentra sobre la margen izquierda del río Salado, a 107 km de Buenos Aires.

Rodeada de campos fértiles, la laguna de Monte es quizá la estrella del lugar y la razón por la cual cada fin de semana cientos de personas se reúnen para pasear por su orilla o comer un rico asado. Viejos caserones, calles angostas y hasta algunos ranchos de paja conviven en San Miguel del Monte y así es como la vida transcurre serena en este tranquilo lugar en el que el tiempo pareciera no fluir.

San Miguel del Monte, llamado habitualmente Monte, es la ciudad cabecera del partido homónimo, situado en la provincia de Buenos Aires, Argentina, sobre la margen izquierda del río Salado, a 107 km de Buenos Aires. Creada sobre el núcleo de la Guardia del Monte, es una de las ciudades más antiguas de la provincia de Buenos Aires, que en 1864 se organizó como municipio.

Por sus características, San Miguel del Monte resulta una ciudad de gran riqueza histórica y cultural, pero sin lugar a dudas, el principal atractivo del lugar está dado por la Laguna de Monte; un espejo de agua de 720 ha ideal para la pesca, la práctica de deportes acuáticos y una refrescante escapada junto a la orilla; donde cada fin de semana acuden cientos de personas a visitarla.

A los costados de la laguna tenemos locales de comida, parrillas, hospedajes, pequeñas plazoletas con juegos para chicos, sectores con mesas y asientos, y zona de camping. Gran cantidad de árboles y sombra caracterizan al lugar, siendo un lugar ideal para pasar toda una tarde calurosa cerca del agua.

En algunos sectores de la laguna podemos estar en pleno contacto con las aves que avistan en la zona y sacar una buena cantidad de fotos.

En la ciudad, son de destacar para visitar los siguientes lugares: Complejo Museo municipal «Guardia del Monte» y la reliquia Rancho de Rosas; la Casa del «Carancho» González, apasionado militar, lugarteniente de Rosas y su mano derecha en la campaña al desierto; la Parroquia San Miguel Arcángel; la Plaza Adolfo Alsina; el Palacio Municipal; la Laguna de Monte y la Laguna Las Perdices.

Punta Indio

image.png

Punta Indio está ubicada a 140 km de la Capital, y ofrece naturaleza y tranquilidad.

Ubicada muy cerca de la ciudad de La Plata, Punta Indio es una localidad que se empapa de naturaleza, en una mezcla de vegetación autóctona y foránea. Es un sitio imperdible para los turistas que buscan la tan ansiada tranquilidad de pueblo.

El núcleo urbano de Punta del Indio se desarrolla entre especies florísticas, algunas autóctonas y otras foráneas. Los bosques de tala y coronillo conforman parte del patrimonio natural. No obstante el coronillo se encuentra algo amenazado por la costumbre local de reemplazarlo por ligustros, lo que pone en riesgo la existencia de mariposas bandera, muy típicas de la zona.

Más de 100 especies de aves se preservan, como zorzales, horneros, pirinchos, caranchos, carpinteros, chimangos, gaviotas, calacante, palomas y cardenales.

El verde del paisaje llega a la margen costera del Río de la Plata, con una pequeña playa-balneario: El Pericón. El agua tiene la típica apariencia pardusca del río, con la ventaja de que se hace pie en una amplia longitud. A veces alcanza unos 550 m aguas adentro, con un fondo plano y blando, libre de rocas y otros obstáculos.

Cuenta con senderos de interpretación públicos y privados, estancias Santa Rita y Juan Gerónimo, y el recorrido guiado a la reserva ecológica El Destino (a 15 km de Punta del Indio). La pesca deportiva se da en la costa del Río de la Plata o embarcado. Se practican algunos deportes náuticos (kayakismo, kite surf y windsurf) en pequeña escala, mayormente los días feriados.

Temas

Dejá tu comentario