Guía del cambio climático: ¿Bitcoin puede acelerar el calentamiento global?

Información General

El cambio climático está aquí con sus eventos meteorológicos extremos que ponen en peligro el futuro del mundo tal cual lo conocemos. ¿Cuáles son sus evidencias? ¿Qué debemos saber? ¿Estamos preparados? En esta sección, cada semana, noticias, conceptos básicos, personalidades destacadas y datos necesarios para comprender el fenómeno.

¿Bitcoin puede acelerar el cambio climático?

La primera piedra fue lanzada por un grupo de investigadores estadounidenses, quienes postularon que la energía eléctrica que exige la minería de bitcoins podría hacer saltar las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a ese consumo e impulsar el calentamiento global por encima de los temidos 2°.

Para “minar” las criptomonedas es necesario resolver intrincadas cadenas de ecuaciones y cálculos y se necesitan computadoras muy potentes exigidas al máximo de sus capacidades para validar los bloques que van edificando la red blockchain. Esta validación es clave, tanto para que nadie pueda utillizar las monedas dos veces como para evitar la introducción de bitcoins falsos. Pero a la vez, como cada vez el volumen de procesamiento es mayor, los "mineros" se agrupan en “granjas”, que según el estudio, podrían hacer triplicar el consumo mundial de electricidad en los próximos cinco años. Y allí comenzó el debate.

Fue otro grupo de investigadores, en su mayoría alemanes, quienes en su artículo criticaron ese análisis y afirmaron que los resultados eran exagerados.

En primer lugar, argumentaron, porque supone un futuro en el que todos los pagos electrónicos a nivel global sean realizados con bitcoins, lo que es impensable debido a los límites de la tecnología. Por otro lado, descartaron que el consumo de energía de la red vaya a crecer de forma similar a las transacciones, ya que no existe una relación directamente proporcional.

Por último, explicaron que para aumentar tanto el consumo haría falta ampliar de modo notable la infraestructura energética, lo que requiere un largo tiempo y planificación que excedería a un lustro.

El punto más álgido de las emisiones de carbono "made in bitcoin" provienen de China, acompañada en el Top 4 por EEUU, Canadá y Rusia.

Es, por ahora, un debate irresuelto y con pronóstico incierto, ya que, por ejemplo, está por verse si la tecnología para obtener las criptomonedas encuentra métodos de consumo eléctrico más eficientes, si el avance de las energías renovables (especialmente en el gigante asiático) logran reducir el impacto o si se producen cambios en los protocolos para validar los bloques.

Por otro lado, también dependerá del auge que experimente bitcoin en los próximos años y si la “fiebre minera” se acrecienta o ingresa en una meseta (a su vez va variando la retribución por cada bloque validado, actualmente en 6,25 bitcoins). Sobre todo, porque las “granjas” se ubican donde más les conviene, y algunos analistas no descartan que se radiquen en nuevos países donde el precio de la electricidad, las regulaciones o alguna otra variante les sea más conveniente.

El ABC del cambio climático

Pequeña Edad de Hielo: intervalo durante el último milenio caracterizado por expansiones importantes de los glaciares de montaña en los hemisferios norte y sur. El momento en que se produjo difiere entre regiones y no está claramente definido, pero se ubicaría entre los años 1400 y 1900 a.C.

La silenciosa despedida de los bosques

mapa bosques.jpg
Los bosques cubren el 30% de la superficie terrestre de nuestro planeta.

Los bosques cubren el 30% de la superficie terrestre de nuestro planeta.

El año pasado el mundo perdió un área equivalente a un campo de fútbol cada seis segundos de bosques inexplotados y Brasil concentró más de un tercio de esta deforestación.

Según el informe anual Global Forest Watch, 2019 fue el tercer año más devastador para los bosques primarios de las últimas dos décadas: se destruyeron 38.000 km2 de bosques que nunca fueron explotados por el hombre, claves porque almacenan grandes cantidades de CO2, que con la deforestación se liberan y contribuyen al cambio climático.

El estudio, basado en el análisis de datos satelitales, señala que la mayor parte de las hectáreas perdidas, en una despedida amarga y silenciosa, fueron destinadas a la ganadería y la agricultura.

Brasil lideró el ránking con más de 13.600 km2 (aquí también influyeron los incendio forestales que arrasaron parte de la Amazonía), seguido por la República Democrática del Congo e Indonesia (aunque con un alentador retroceso en sus cifras).

Bolivia registró una pérdida de bosques sin precedentes, 80% más que su último año récord. Otros países que registraron pérdidas importantes de bosque primario en la región fueron Perú y Colombia.

Siberia al rojo vivo

Putin declares emergency after oil spill in Siberia.mp4

Todavía habrá que analizar las consecuencias a futuro.

Un alivio. En las últimas horas, el gobierno ruso afirmó que logró controlar el derramamiento de 20.000 toneladas de diésel fugadas de una central térmica y que tiñeron las aguas de un río del Ártico. Aunque todavía habrá que analizar las consecuencias a futuro.

El hidrocarburo amenazaba con pasar del Ambarnaya al lago Piasino y, de allí, al río del mismo nombre, muy importante para la región, lo que hizo a grupos ambientalistas comparar el episodio con el desastre de la petrolera Exxon Valdez, que tuvo lugar en Alaska 30 años atrás.

De manera indirecta, el calentamiento global habría estado implicado, ya que según las primeras reconstrucciones de lo ocurrido, el diésel contaminante estaba contenido en un tanque que colapsó porque los pilares que lo sostenían comenzaron a hundirse en el terreno. La causa: el permafrost que cubre la zona se está disolviendo como consecuencia de temperaturas superiores a la media. .

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Te puede interesar