Guía del cambio climático: ¿Qué pasó con la Gran Muralla Verde?

Información General

El cambio climático está aquí con sus eventos meteorológicos extremos que ponen en peligro el futuro del mundo tal cual lo conocemos. ¿Cuáles son sus evidencias? ¿Qué debemos saber? ¿Estamos preparados? En esta sección, cada semana, noticias, conceptos básicos, personalidades destacadas y datos necesarios para comprender el fenómeno.

La Gran Muralla Verde, un sueño lejano

Ya en los años '80, Burkina Faso (entonces Alto Volta) inició la idea de reverdecer algunas partes de la región del Sahel. A partir de entonces, la Gran Muralla Verde, un proyecto para plantar una colosal hilera de árboles de un lado a otro de África, comenzó a tomar forma y fue impulsada formalmente en una cumbre de jefes de Estado de ese continente en 2007. Trece años después, esta innovadora iniciativa contra la desertificación, que podría aliviar la escasez de recursos en una zona de innumerables conflictos, aún no pudo levantar vuelo.

El "muro" vegetal tiene como objetivo frenar la aceleración del cambio climático en uno de los lugares más vulnerables, donde las temperaturas aumentan más rápido que el promedio mundial y la tierra está expuesta a degradación severa. En una población que se duplicará para 2050 y sobrevive con alguna forma de agricultura, donde mujeres y niñas pasan horas buscando agua, se teme que más de 60 millones de personas se vean tentadas a un éxodo masivo.

Ideada para ser la estructura viva más grande del planeta, sus 8.000 kms a lo ancho del continente atravesarían Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso, Nigeria, Níger, Chad, Sudán, Eritrea y Etiopía, una zona de transición entre el árido desierto del Sahara al norte y el cinturón de sabanas húmedas al sur, con el potencial de aumentar la seguridad alimentaria y la resiliencia climática.

Para 2030 se pensaba restaurar 100 millones de hectáreas de tierra y crear 10 millones de empleos verdes pero, por ahora, esa ambiciosa meta está lejana.

Los aportes económicos llegaron sobre todo de la Comisión Europea, subvenciones del gobierno irlandés y aportes de Naciones Unidas y el Banco Mundial, con la idea de desarrollar cadenas de valor sostenibles, pero la gran muralla fue encontrando obstáculos prácticos, como descubrir que si se seguía el trazado original los árboles serían plantados en áreas casi inaccesibles para su cuidado, o episodios de corrupción que fueron minando los avances.

Y, en especial, el terrorismo del extremismo islámico que surgió en el norte de Malí en 2012 y se extendió a las naciones vecinas (EEUU, Francia y Alemania tienen tropas en la región, pero la Casa Blanca inició una lenta retirada). En ese contexto dramático, según estimaciones de los especialistas, solo pudo cristalizarse hasta ahora el 15% del proyecto.

Aunque también, aunque discontinuos, hubo avances en Etiopía (se restauraron 15 millones de hectáreas de tierras degradadas), Senegal (11 millones de árboles plantados y 25.000 hectáreas restauradas), Nigeria (5 millones de hectáreas y se crearon 20.000 empleos) y Sudán (2.000 hectáreas). En el cinturón verde actual conviven más de dos millones de semillas y pequeños árboles de 50 especies nativas. Pequeños ladrillos de una muralla en lenta construcción.

El ABC del cambio climático

Ciclo de carbono: el movimiento e intercambio de carbono a través de los organismos vivos, el océano, la atmósfera, los minerales y otras partes de la Tierra. El carbono pasa de un lugar a otro por medio de diversos procesos químicos, físicos, geológicos y biológicos.

Reactivación económica, pero que sea verde

clima europa.jpg
Europa pide una

Europa pide una "reactivación verde" que contemple la lucha contra el cambio climático.

Reactivar, ¿pero cómo? Una de las discusiones que ya se están planteando para la economía postcoronavirus es si los mecanismos de estímulo serán los mismos de siempre o habrá margen para intentar un cambio, ahora que la máquina se ha puesto en pausa por un tiempo.

En medio de ese debate, una decena de ministros europeos de medio ambiente advirtieron que, una vez frenada la pandemia, las políticas deberían centrarse en desarrollar planes que ofrezcan “progreso y prosperidad renovados y sostenibles".

Un llamado a resistir a “la tentación de soluciones cortoplacistas a la crisis actual, que podrían encerrar a la UE en una economía basada en energías fósiles durante décadas".

El Pacto Verde alcanzado poco antes del recrudecimiento de los contagios del Covid-19, que tiene como meta alcanzar la neutralidad de carbono en el Viejo Continente en 2050, parece ahora lejano y utópico para quienes, desde la otra vereda, advierten que las tasas de desempleo y pérdidas financieras crecerán tanto como las emisiones de CO2.

El texto firmado por los ministros de Austria, Holanda, Italia, Francia, España, Dinamarca, Finlandia, Letonia, Luxemburgo, Portugal y Suecia fue apoyado por numerosas ONGs, bajo la consigna de que se trata de "un momento de vida o muerte” para la UE y también para el planeta.

La idea es que se incrementen las inversiones en energías renovables, economía circular, investigación e innovación, que lleven a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y contener el calentamiento a 1.5º, conforme a lo establecido en el Acuerdo de París.

El Dr. Phoenix, en sala de emergencias

joaquin phoenix video.mp4

Reconocido activista por el clima, Joaquin Phoenix se puso en la piel de un médico que debe salvar a un paciente al borde de la muerte: nuestro planeta.

Junto a otras reconocidas figuras de Hollywood como Matthew Modine y Rosario Dawson, participó de un corto de la campaña “Guardianes de la vida”, que llevan a cabo dos grupos ambientalistas y que promete nuevos envíos.

En dos minutos, lo que acontece en la sala de emergencias es una metáfora sencilla pero potente de lo que ocurre con los signos vitales de la Tierra ante cada cimbronazo producido por el cambio climático.

Te puede interesar