Confirman que la joven asesinada en Ramos Mejía estaba embarazada

Información General

Julieta Mena, la joven de 22 años que apareció muerta a golpes el domingo último en su casa de la localidad de Ramos Mejía, estaba embarazada de dos meses y medio, confirmó el fiscal de la causa, Carlos Arribas.

Por el crimen se encuentra detenido como principal sospechoso Marcos Andrés Mansilla, de 27 años, pareja de la víctima y quien ya tenía antecedentes de violencia.

La confirmación sobre el embarazo no tomó por sorpresa a la familia de Julieta, ya que tenían sospechas al respecto por una pelea anterior de la pareja, aparentemente a raíz de un retraso que presentó la chica en su ciclo menstrual. Según trascendió, al ser indagado por el fiscal, Mansilla confirmó que Julieta estaba embarazada y admitió que él no quería tener un hijo.

"La calificación del hecho quedó como 'homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género' que tiene una pena de prisión perpetua. Lo más importante acá es que el imputado se pone en el lugar del hecho y en el horario en el que el testigo escuchó los gritos de Julieta y los golpes. Pero él niega que la agredió", contó el fiscal Arribas.

Y agregó: "Pone la culpa en una persona que le vendía droga y ella le debía plata por una compra que le había hecho. Pero lo que importa es que él se ubica en el lugar y a la hora del hecho". En su versión, el imputado contó ante la Justicia que viajó a la ciudad de Clorinda a las 7:30 del domingo, que es cuando los investigadores ya habían llegado al lugar, tras la denuncia por el crimen.

Con respecto al embarazo, el fiscal indicó que el acusado sabía que la joven estaba en cinta, pero él dijo que le había pedido que abortara porque no lo quería tener y la joven se habría negado.

Otras de las coartadas presentadas por el principal sospechoso es que las heridas que tiene en su cuerpo son producto de una pelea que tuvo hace unos días en el barrio porteño de Liniers. "Pedimos las cámaras del lugar donde dice que peleó para tratar de comprobar lo que dice", señaló el fiscal.

Para este jueves está previsto que se presenten a declarar el padre de la víctima; las amigas de Julieta y el entorno familiar. En tanto, este miércoles se conoció que Marcela Morera, la madre de Julieta, presentó ante la fiscalía el celular de la joven que será analizado por los peritos, ya que la mujer contó que en el aparato quedó registrado un mensaje en que se podría probar la violencia por parte del imputado.

La mujer que además declaró en la causa como testigo afirmó que el acusado debe ir "a la cárcel de por vida". "Este asesino tiene que pagar por lo que hizo", sostuvo la mujer en declaraciones a la prensa antes de ingresar a la fiscalía y admitió que su hija "no escuchaba" las advertencias de la familia sobre Mansilla porque "estaba enamorada, estaba ciega".

Dejá tu comentario