Constructora denuncia a ambientalistas

Información General

A tres días del fin de la veda para construir nuevos edificios en algunos barrios de la Capital Federal, una empresa que desarrolla actualmente un nuevo complejo con torres en Caballito denunció por daños y perjuicios a dirigentes de dos organizaciones de vecinos que periódicamente se manifiestan en contra de las grandes obras en ese barrio porteño.

Según explicaron a este diario los denunciados, integrantes de la organización Proto Comuna Caballito y SOS Caballito, ayer recibieron una notificación de Koad SA, la empresa que construye «Nuevo Caballito» (un proyecto que involucra casi (u$s 8 millones). El emprendimiento está actualmente en marcha y se trata de dos torres de 34 pisos (cerca de 120 metros de alto) que tendrán más de 400 viviendas y que se levantan en un terreno de las calles Felipe Vallese y Colpayo. La desarrolladora inmobiliaria IRSA le cedió esos terrenos a Koad, y se quedará con más de 110 departamentos y 50 cocheras cuando se concluya el proyecto.

Gustavo Desplato, uno de los denunciados junto a Mario Oybin, asegura que a pesar de que en los últimos días intensificaron las manifestaciones en la zona donde se desarrolla ese emprendimiento, nunca presentaron amparos contra esa obra. «Presentamos recursos contra otras construcciones y justamente pensábamos hacerlo contra ellos pero no lo habíamos hecho hasta ahora. Por eso nos sorprende la carta documento», dijo. El llamado es para presentarse a una mediación el próximo lunes 19 a las 15 en Uruguay 572, una instancia anterior al comienzo de un litigio por una demanda penal como la que se hizo contra los dirigentes por daños y perjuicios. La mediadora será María Cristina de Ponti Lascano.

Para cuando ese encuentro llegue ya habrán vencido los 90 días de veda para el otorgamientode los permisos de edificación que impuso Telerman para 6 barrios porteños ( Caballito, Villa Urquiza, Palermo, Núñez, Coghlan y Villa Pueyrredón) y el funcionario informará sobre la evolución de esa medida. Habría nuevos requisitos para los grandes desarrollos como la presentación de planes ambientales. Aun así, existen fallos que frenaron construcciones que no serán levantados ante los cambios.

El jefe de Gobierno ya adelantó que el jueves enviará a la Legislatura el Plan Urbano Ambiental, una ley marco que terminará de definir luego el Código de Planeamiento que especifica exactamente qué y cómo se puede construir en cada lote de la Ciudad. Este proceso no demoraría menos de un año.

Los constructores y desarrolladores inmobiliarios aseguran que la decisión de frenar los permisos de obra y la implementación de nuevos requisitos excesivos para obtenerlos cuando se levante la veda generan incertidumbre para los inversores.

Dejá tu comentario