Alarma mundial por la aparición de un nuevo coronavirus en Escocia

Información General

Se reportó en 1.000 individuos en Reino Unido. Aunque no hay evidencia de que la cepa de comporte de manera diferentes.

La Organización Mundial de la Salud dijo el lunes que está en conocimiento de una nueva variante del coronavirus que ha surgido en Reino Unido, pero no hay evidencia de que la cepa se comporte de manera diferente a los tipos existentes del virus.

"Estamos al tanto de esta variante genética reportada en 1.000 individuos en Inglaterra", aseguró el máximo experto en emergencia de la OMS, Mike Ryan, en una conferencia de prensa en Ginebra sobre la situación de la Covid-19.

"Las autoridades están analizando su significado. Hemos visto muchas variantes, este virus evoluciona y cambia con el tiempo", agregó.

Científicos británicos dijeron el martes que están tratando de establecer si la rápida propagación en el sur de Inglaterra de una nueva variante del virus que causa el COVID-19 está relacionada con mutaciones clave que han detectado en la cepa.

Las mutaciones incluyen cambios en la importante proteína en forma de "espícula" que el coronavirus SARS-CoV-2 usa para infectar a las células humanas, indicó un grupo de científicos que rastrea la genética del virus, pero no está claro aún si estas lo están haciendo más infeccioso.

"Se están realizando esfuerzos para confirmar si alguna de estas mutaciones está contribuyendo o no a una mayor transmisión", dijeron en un comunicado investigadores del Consorcio COVID-19 Genomics UK (COG-UK).

La nueva variante, que los científicos británicos han denominado "VUI-202012/01", incluye una mutación genética en la proteína "espícula" que, en teoría, podría hacer que el COVID-19 se propague más fácilmente entre las personas.

El gobierno británico citó el lunes un aumento en las nuevas infecciones, que según dijo puede estar relacionado en parte con la nueva variante, cuando pasó a la capital y muchas otras áreas al nivel más alto de restricciones por el COVID-19.

Hasta el 13 de diciembre se habían identificado 1.108 casos de COVID-19 con la nueva variante, sobe todo en el sur y este de Inglaterra, precisó Public Health England en un comunicado.

No obstante, en la actualidad no hay pruebas de que la variante tenga más probabilidades de causar infecciones graves por COVID-19, indicaron los científicos, o que haga que las vacunas sean menos efectivas.

"Ambas preguntas requieren la realización de más estudios", dijeron los científicos de COG-UK.

Dejá tu comentario