Chaves: "Hay que dimensionar lo irresponsable que son algunos argentinos"

Información General

El jefe de Gabinete de la Cancillería criticó a los más de 30 mil ciudadanos que se fueron al exterior a partir del 13 de marzo cuando el Gobierno ya había alertado sobre la gravedad de la situación.

Este sábado se conoció que más de 30 mil argentinos salieron del país entre el 13 y el 19 de marzo, cuando el Gobierno ya había alertado sobre la gravedad de la situación desatada por la pandemia del coronavirus, según los registros oficiales dados a conocer hoy por la Dirección Nacional de Migraciones.

De acuerdo con Migraciones, la decisión de salir del país "fue tomada por 30.520 viajeros, cuando en todos los países afectados por circulación viral, ya habían declarado medidas de restricción de circulación y cuarentena". Al respecto, jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves sostuvo, en diálogo con LV11, que “a partir del día 13 de marzo, cuando ya el presidente Fernández había puesto en conocimiento la situación por el coronavirus, desde ese día salieron 19.000 argentinos, solo por Ezeiza y 30.000 si contamos todos los pasos fronterizos, esto hay que ponerlo de relieve, hay que dimensionar lo irresponsable de algunos argentinos, que aun sabiendo la situación se fueron de viaje y hoy piden ser repatriados”.

En cuanto a la repatriación de argentinos varados en el exterior, muchos de los cuales viajaron a destinos turísticos con paquetes de una semana, el funcionario explicó que “hay que hablar de la gran complejidad que significa que todos los argentinos que están siendo repatriados vienen de zonas de alto riesgo, entonces necesitamos y exigimos que se tenga la mayor responsabilidad en este tema y que se ayude en el trabajo que llevan adelante todas las áreas del Gobierno nacional”. En ese sentido, agregó que “el tema es complicado, ya que estamos haciendo frente a una pandemia mundial y todos los Estados están restringiendo la circulación de las personas”.

“El transporte aéreo registra graves inconvenientes y eso por supuesto que nos afecta a nosotros los argentinos en el país y a los argentinos que se encuentran fuera del país y que hoy tienen problemas para retornar. Esto se da principalmente en personas que tienen pasajes que no son de Aerolíneas Argentinas, analizó Chaves respecto a la complejidad que supone repatriar a los argentinos que viajaron porque hay que coordinar las tareas de embajadas y consulados, así como la logística con empresas aéreas.

“Desde nuestros consulados y embajadas estamos tratando de hacer frente a las demandas de los argentinos que están intentando volver. En nuestro 0-800 hemos atendido más de 53.000 llamados. La coordinación se da no solo con Aerolíneas Argentinas: se ha cuestionado desde la Cancillería a las empresas que se han negado a realizar vuelos para repatriar. Algunas compañías habían tomado la decisión de no venir más y eso se modificó a partir del reclamo del canciller Felipe Solá”, indicó Chaves.

Un tema sumamente importante es el procedimiento que se aplica una que vez que los argentinos vuelven al país para evitar la propagación del virus. “Se instaló un protocolo de arribo, donde se identifica a los infectados y se los aísla. Al grupo que rodea al infectado se lo está llevando a unos cuarteles que se tiene en Ezeiza y a los que no tienen sintomatología se los envía a sus hogares con el mayor de los compromisos por el aislamiento. Hay una aplicación que se dispuso para llevar un control de estas personas. El incumplimiento de estas normas es un delito que involucra la salud de todos los argentinos”, contó Chaves.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario