Flabia Vit: "La pandemia genera miedo y puede derivar en ataque de pánico"

Información General

Así lo aseguró una psicóloga que sigue atendiendo a sus pacientes en forma online. Para sobrevivir a la cuarentena, "la clave está en saber manejar la ansiedad", sostuvo.

Flabia Vit es psicóloga, y una semana antes de que el Gobierno decretara la cuarenta total ya había decidido comenzar a atender a sus pacientes en forma online. En una entrevista con Ámbito Financiero aseguró que crecieron las consultas por ataques de pánico y que el avance de la pandemia genera miedo y ansiedad.

Periodista: ¿Cómo estás atendiendo a tus pacientes?

Flabia Vit: Antes de la resolución del Gobierno, como yo tenía comunicación directa con un familiar que vive en Italia, sabía de la gravedad del asunto, por lo que decidí dejar de atender en forma presencial y empecé a hacerlo online. Empecé a llamar uno por uno y les comuniqué que ya no iba a atender presencial hasta fines de marzo. Comencé a atender por Skype, teléfono de línea y hasta WhatsApp. Cuando tomé la decisión tenía la certeza de que era lo que correspondía; sin embargo, muchos pacientes se negaron por falta de conciencia.

P.: ¿Aumentaron las consultas online?

F.V.: Se mantiene con mis pacientes, pero sí han crecido las consultas puntuales. La contención es muy importante, no se trata de un tratamiento, sino una contención a alguien que está en emergencia. Hay que hacerse las preguntas correctas, esto no es una psicosis, es una tragedia, pero también es una oportunidad. Hay que entender que esto también es un duelo, hay que reinventarse, es un duelo de la vida que uno tuvo.

P.: ¿Qué genera la pandemia?

F.V.: La pandemia no genera una psicosis; eso sucede en aquellos que ya tienen una patología de base, pero aparecen las emociones y cada uno las maneja de forma diferente. La emoción que predomina es el miedo. Es normal tener miedo; es una emoción que te preserva ante un peligro, es algo necesario. Mucha gente hace de ese miedo pánico que deriva en ataques de pánico, en donde también se ve la ansiedad, miedo a morirse, al futuro, a quedarme sin dinero. Son miedos reales, miedo a enfermarme y contagiarme. Esa es la base de la consulta hoy.

P.: ¿Cómo se maneja el miedo?

F.V.: Hay gente que maneja su inteligencia emocional; otros no tienen ni idea. El miedo es la sobrevivencia básica y trae un mecanismo que es la ansiedad y acá entran modelos de personas: flexibilidad vs. personas rígidas. Hay que tratar de ser flexibles. Hay que comprender que es una circunstancia grave, pero hay otras que se ponen rígidas y la niegan. Hay que flexibilizar el pensamiento y hacer las preguntas adecuadas. Hay que calificar vs. negación, hay que entender que esto no es un chiste. Hay que calificar qué es lo que está pasando en otros lados del mundo. Muchos lo que hacen es descalificar y pensar que esto no les va a pasar, porque son jóvenes y sanos. El miedo se logra disminuir con la información y tomar conciencia.

P.: ¿Cómo se hace con los más chicos y los adultos mayores en cuarentena?

F.V.: En el microcosmos de la vida familiar hay que poner límites. Los que conviven se tienen que resguardar en su familia y los que no conviven se tienen que resguardar en la soledad de su casa y tratar de armar de la mejor manera el hogar. Los recursos son fundamentales: con mi nieta de 5 años empezamos a jugar por Skype; lo tecnológico bien usado es un bien muy valorable; estuvimos jugando gracias a la tecnología. El otro extremo, mi madre de 92 años, hay que acercarle los víveres, una red de contactos, llamarlos, hay que pedirles a los familiares que los llamen, para que puedan hablar y no estén aislados. La soledad genera otros síntomas en los ancianos que pueden hasta enfermar por eso.

P.: ¿Cómo se hace para convivir tantos días en familia en armonía?

F.V.: Es un trabajo difícil; es un ejercicio de paciencia. Hay que aprender a trabajar la paciencia, hay muchas técnicas, hay que hablarse a uno mismo y entender que esto también va a pasar. Hay que reinventar la vida estando juntos. Si hay pequeños, hay que generar espacios y distribuir esos tiempos, organizarnos. Para los niños pequeños es una alegría estar todo el día con mamá y papá, están felices. Hay que tratar de no ponerles tanta tecnología, hay que inventar juegos. Hay que poner el foco en que hay que trabajar pero distribuirse los tiempos, es un gran aprendizaje para las parejas. Hay una fórmula: bajar la ansiedad, enfrentar y preguntarse a qué tengo miedo, entonces uno va a tener una respuesta. De ahí, vamos a gestionar una reconversión de uno mismo y del trabajo de uno, los espacios y pedir ayuda a los afectos. Es importante pedir cariño en estos momentos, porque el afecto es un antídoto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario