Violaron la cuarentena y ahora deben pagar $100.000

Información General

El abogado que había violado la cuarentena obligatoria para ir a jugar al tenis junto a su hijo, deberá donar alcohol en gel, barbijos y litros de leche.

El abogado que había violado la cuarentena junto a su hijo el mes pasado para jugar al tenis tendrá que donar más de $100.000 en alcohol en gel, barbijos protectores y litros de leche para un hospital y varios merenderos de Dolores, según informaron fuentes judiciales.

El caso, que ocurrió el 19 de abril pasado y se viralizó debido a un video donde se los veía a los imputados saltando el paredón de un club donde habían estado jugando al tenis, se resolvió con una “suspensión del juicio a prueba”.

dolores tenis cuarentena

El abogado y su hijo fueron escoltados por un policía al ser atrapados jugando al tenis en plena cuarentena.

En el video se ve como un policía los sacaba del complejo mientras se escucha a quien lo graba decir: "¿Ustedes son los vivos que rompen la cuarentena y nos ponen en peligro a todos? Te felicito, tenés una viveza bárbara. ¡Tenés que estar en tu casa! ¿No mirás las noticias vos?".

Según el dictamen del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, esta “probation” fue acordada entre el fiscal de la causa Juan Pablo Curi y la defensa de los imputados con la justificación de que la pena por romper el aislamiento social, preventivo y obligatorio debía redundar "en un verdadero beneficio social".

Los imputados son el abogado civilista Marcos Ernesto Giles y su hijo Manuel Giles, quienes son hermano y sobrino, respectivamente, del juez de Garantías de Dolores, Gastón Giles. Según informó el sitio del Ministerio Público Fiscal, fue la propia defensa del abogado y su hijo quienes propusieron una "probation".

Por ello, la propuesta que fue aceptada por la fiscalía consiste en la donación de 50 litros de alcohol en gel, 100 unidades de máscaras protectoras y 100 unidades de tapabocas a la cooperadora de hospital local y 500 litros de leche a "Cáritas Parroquial" que se repartirán en siete merenderos. El costo de las mismas fue estimado en una suma superior a los $100.000.

En su dictamen, Curi consideró que los imputados, "lejos de tomar en consideración aquellos esfuerzos mancomunados que se están realizando desde el Estado, ignoraron y violaron las medidas adoptadas por el solo hecho de llevar a cabo una actividad recreativa/deportiva como lo es jugar al tenis".

A la hora de merituar el daño ocasionado, el fiscal Curi sostuvo que debían tomarse en consideración los bienes jurídicos afectados, entre los cuales se encuentra la "salud pública".

Además, el fiscal entendió que "deben evaluarse los perjuicios económicos ocasionados al Estado Nacional, Provincial o Municipal como consecuencia de los despliegues sanitarios y de seguridad que deben llevar adelante frente a los casos de aquellas personas que, lejos de respetar la normativa impuesta encaminada a resguardar la salud de la comunidad, hacen caso omiso a ésta".

"No se trata simplemente de un cálculo vinculado a los gastos que ha demandado el procedimiento policial junto a los recursos materiales, administrativos y judiciales insumidos, porque, como bien es sabido, detrás de cada una de las medidas que se han adoptado para evitar la propagación del virus se encuentra la labor de epidemiólogos, científicos y otros especialistas que traen aparejados altísimos costos para el Estado en sus distintos niveles de gobierno", agregó el fiscal.

El hecho ocurrió el 19 de abril cuando una vecina del Campo de Recreación Familiar Naytuel de Dolores denunció ante la policía que desde su casa escuchaba el peloteo y verificó que dos personas habían violado la cuarentena para jugar al tenis pese a que estaba cerrado al público.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario