17 de octubre 2008 - 00:00

Furor por la Davis: no hay ya hoteles en Mar del Plata

Adelantándose a la temporada, Mar del Plata colapsó su capacidad hotelera para el fin de semana del 21 al 23 de noviembre.
Adelantándose a la temporada, Mar del Plata colapsó su capacidad hotelera para el fin de semana del 21 al 23 de noviembre.
En los principales hoteles de la costa resulta hoy imposible conseguir habitaciones para el fin de semana del 21 al 23 de noviembre.

Desafiando los pronósticos que indican un enfriamiento de la economía argentina, Mar del Plata se convirtió en el epicentro de un boom turístico, desde que la Asociación Argentina de Tenis (AAT) anunció la semana pasada la decisión de llevar a cabo en esa ciudad la final de la Copa Davis, descartando la hasta entonces favorita, Córdoba. Para el evento, que tendrá como protagonistas a Juan Martín del Potro, David Nalbandian y al número uno del mundo, Rafael Nadal, se estima que vendrán unos 4.000 españoles. En el hotel Sheraton, de 5 estrellas, no hay disponibilidad porque la AAT contrató las 190 habitaciones, desde la «estándar» hasta la «presidencial». No obstante, fuentes del hotel aseguraron que mientras en esta época del año los precios de una habitación estándar y premium están en los $ 548 y $ 898, respectivamente, para el fin de semana de la Davis los precios por las mismas habitaciones ascienden a $ 816 y $ 1.550.

El apart hotel Torres de Manantiales también agotó sus reservas. María Eugenia García, ejecutiva de ventas del hotel, asegura que «hay varios congresos de medicina programados para esa fecha», un factor que contribuyó al colapso de la capacidad hotelera de la ciudad. Además, la ejecutiva explica que la AAT «bloqueó las 45 o 50 habitaciones disponibles hasta el viernes de la semana que viene», y añadió que tienen una lista de espera «en caso de que la AAT nos libere alguna habitación». Por otra parte, García explicó que recibe un promedio de 100 consultas diarias, provenientes «en su mayoría de Capital y Córdoba».

Además, García explicó el impacto positivo que tuvo la elección de su ciudad para celebrar la final de la Copa Davis y aseguró que fue una «sorpresa para todos». También dijo que, «para la ciudad, estos acontecimientos son muy buenos porque la gente siempre algo compra y en algún lugar come, pero sobre todo, es prensa y estamos contentos», dijo. Por su parte, Federico Uberto, gerente de operaciones de Costa Galana, de la cadena hotelera Alvares Argüelles, dijo que su hotel tiene una larga lista de espera para esa fecha, y que desde que se supo la noticia de que la final del torneo sería en Mar del Plata, «los teléfonos arden». Además, Uberto asegura que será difícil conseguir alojamiento en los hoteles de menor categoría, ya que el Iruña, de 4 estrellas, también perteneciente a la cadena Alvarez-Argüelles, tampoco tiene lugar. A pesar de esto, el gerente confía en la capacidad de la ciudad costera para hacer frente a esta demanda. «Hemos tenido la cumbre presidencial, los juegos panamericanos», pero agrega que, «como huéspedes individuales va a ser difícil conseguir lugar en hoteles de 4 y 5 estrellas». En Buenos Aires, la agente de viajes Viviana Cancio aseguró que no existe ninguna posibilidad de conseguir alojamiento en hoteles de categoría porque «la intendencia bloqueó todos los hoteles 4 y 5 estrellas hasta Chapadmalal», y agregó que los hoteles de las localidades vecinas Miramar y Sierra de los Padres también se van a llenar.

Casio afirmó que la demanda está desbordando la capacidad de la ciudad y que por lo tanto se da lugar un juego especulativo en el que participan hospedajes de las más diversas categorías. «En un country de las afuerasde Mar del Plata las casas ya están alquiladas, por un precio de $ 3.000 la noche, y hay hoteles de 3 estrellas que van a cobrar fortunas», dijo. Algo similar sucede con las casas de barrios como Los Troncos o Playa Grande. Estos precios están acordes con los valores de los abonos para los partidos que van de 400 a 1.400 dólares. Por otra parte, la agente de viajes explica que ninguna agencia puede conseguir entradas ni reservar alojamiento porque no tienen información alguna. «Esto pasa en cualquier lugar cuando hay un evento, sólo venden las organizaciones ligadas al deporte», explicó. Entonces, si se tenía pensado viajar a Mar del Plata, habrá que esperar a que se defina cuál será la agencia oficial que venderá los «paquetes Davis», que seguramente tendrán precios exorbitantes. Por ahora, la única posibilidad de ver la final del torneo es la TV.

Dejá tu comentario

Te puede interesar