Asesino de Ramallo: el pedido de la defensa que cambiaría el destino de la causa

Información General

El abogado de Pablo Grottini pidió la pericia psiquiátrica para determinar si el sospechoso de asesinatos en serie es inimputable o no. Los peritajes de la computadora y el análisis toxicológico del cuerpo de una de las víctimas claves para la investigación.

A la espera del resultado de las pericias toxicológicas, Pablo Damián Grottini se encuentra detenido en la localidad bonaerense de San Nicolás. El sospechoso de varias muertes en serie aguarda definiciones de la Justicia que podrían complicar su situación procesal.

Grottini carga sobre sus hombros la sospecha de ser un asesino en serie de su madre Teresita, su hija adoptiva Aylén (que vivía con un retraso madurativo) y a su hermano menor Germán. La metodología en las tres muertes fue la misma: hubo envenenamiento del suero en el hospital, lugar al que acudieron para ser atendidos al presentar varios malestares.

La fiscal del caso, María Baños, sigue sumando testimonios y pruebas. Aguarda un estudio clave en la investigación: los resultados de la pericia toxicológica al cuerpo de la madre de Grottini. El examen llegará, según estiman fuentes judiciales, a mediados de mayo. Allí, se podrá saber si efectivamente Teresita Di Martino fue inyectada con un fármaco que no tenía recetado y la cantidad inoculada.

Ayer se sumó otro dato de importancia en la causa. Se confirmó que el cuerpo de Aylén, la hermana muerta en julio de 2021, no fue cremado como entendía la fiscalía en un principio, en base a datos que recibieron en el cementerio de San Nicolás. Ahora, exhumarán su cuerpo y será analizado para determinar cómo murió, del mismo modo que el de Teresita.

El resultado de estudios toxicológicos y una autopsia determinarán la mecánica de muerte y si el cadáver tiene algún rastro de psicofármacos, situación que complicaría aún más a Pablo Grottini. Su abogado defensor, Juan Ingrata, pedirá una pericia psiquiátrica. A partir de allí se determinará el estado de la salud mental del sospechoso y se confirmará si en definitiva es inimputable o no.

grottini 2022 1.jpg

La estrategia del abogado y la pericia que complica a Grottini

Grottini, por recomendación de su abogado, amplió su declaración indagatoria el viernes pasado. Ante la fiscal Baños el hombre dio su versión de los hechos sin responder preguntas. Aseguró ser inocente de matar a su familia y explicó que la supuesta crisis de salud de su madre comenzó el viernes por la noche cuando estaban “en la mesa de su casa”. Afirmó que Teresita estaba “con dolor de pecho, muy nerviosa y muy angustiada”. Así, contó que la llevó al hospital San Felipe y que a su madre “le hacen unos chequeos, le colocan una vía y le van a hacer una tomografía”.

Finalmente, culpó a una enfermera: “Hay un problema en el suero y viene una enfermera de pantalón a cuadritos que le dice que se había tapado, entonces esta enfermera retuerce la manguera del suero y le inyecta algo porque aún no se había destapado, que seguidamente dice esta enfermera ‘ahí se destapó’”. Por su parte, Grottini no mencionó nunca qué hacía en ese lugar una ampolla de un fármaco de alta eficacia que no correspondía al hospital y que apuntaló la sospecha en su contra por la muerte.

Respecto a su hermana Aylén aseguró que fue víctima de una mala praxis. De su hermano Germán no habló ni dio palabra alguna, ya que su cuerpo fue cremado cuando murió. La fiscal Baños cuenta con varios indicios y pruebas que complican la situación del sospechoso. Una de las más relevantes es la que peritos informáticos expertos hallaron en la computadora que había sido secuestrada el martes pasado, cuando Grottini fue arrestado: el historial de búsquedas online que realizó el hombre, antes de la muerte del hermano.

Este relevamiento de los peritos informáticos reveló que Grottini buscó varios temas o información sobre determinados temas. Entre ellos se reportó que ingresó “los 10 venenos más letales”, o “como generar un infarto”. Estos elementos direccionan a la fiscal Baños en su hipótesis para creer en la responsabilidad del hombre en los crímenes.

La presunción de la fiscal es que Grottini mató a sus familiares bajo un mismo método, lógica y modos: le inyectó un poderoso psicofármaco y los asesinó en un hospital a la vista de todos. En el allanamiento en su domicilio también encontraron una taza de té a medio tomar. Las sospechas fueron inmediatas.

Cabe destacar que ninguno de los familiares tenía una patología previa ni problemas crónicos de salud. Germán, el hermano de Pablo Grottini, era deportista y guardavidas de 32 años. Todos fallecieron en cuestión de días, de un momento a otro, lo que eleva las sospechas del asesinato en serie.

Su madre, según dichos de allegados, antes de ser internada estaba en perfecto estado de salud. También su hermana Aylén, quien fue adoptada por Grottini de una familia de la zona que no podía mantenerla.

Dejá tu comentario