Imputan de homicidio culposo a Luque, el médico de Maradona

Información General

El médico Leopoldo Luque fue imputado del delito de “homicidio culposo” en la causa en la que se investigan las circunstancias de la muerte de Diego Armando Maradona, en tanto los pesquisas secuestraron en su casa del conurbano bonaerense documentación sobre la historia clínica del exastro futbolístico, informaron fuentes judiciales y policiales.

Tras el allanamiento a su domicilio, el propio Luque aseguró, entre lágrimas, que “no hubo un error médico de parte de nadie”, que él no se reprocha “nada” y que “se hizo lo mejor que se pudo” para tratar al capitán de la Selección Argentina Campeón del Mundo en México 1986.

Fuentes judiciales informaron que Luque fue notificado formalmente de sus derechos durante la mañana de ayer, mientras unos 30 efectivos de la policía bonaerense, con uno de los fiscales de la causa a la cabeza, Patricio Ferrari, allanaban su domicilio ubicado en la calle 30 de Septiembre 1856, de Adrogué, en la zona sur del conurbano.

Los mismos voceros aclararon que esta notificación no implica un llamado a indagatoria ni una medida restrictiva de la libertad, sino que se le informa que está siendo objeto de una investigación por la posible comisión del mencionado delito.

Según las fuentes, el allanamiento al domicilio de Luque se realizó ayer durante varias horas, y fue realizado por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) San Isidro y Lomas de Zamora, por orden de del juez de Garantías sanisidrense Orlando Díaz.

Mientras que con el apoyo de la Policía Federal Argentina (PFA), otros 20 efectivos bonaerenses también allanaron el consultorio de Luque situado en avenida Del Libertador 5990, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde estuvo presente la fiscal de Benavídez, Laura Capra.

El médico, tras el allanamiento, aseguró que “no hubo un error médico de parte de nadie. Diego tuvo un evento fortuito. Fue un ataque cardíaco de un paciente que en las características de él, es lo más común del mundo que muera así”, dijo.

“Lamentablemente es un hecho que podía pasar, antes o después. Se hacía todo lo posible para disminuir la chance pero no para bloquearlo”, señaló entre lágrimas.

Y aseguró: “No me reprocho nada. Estoy orgulloso todo lo que se hizo por Diego. Se hizo lo mejor que se pudo”.

Dejá tu comentario