Villa Olímpica: pasó un año y medio y todavía resta ocupar el 30% del complejo

Información General

Inicialmente el proceso de escrituración de los 1050 departamentos se haría de marzo a julio del 2019, ahora por la pandemia lo postergaron hasta diciembre.

Si algo les faltaba a los vecinos de la Villa Olímpica de Lugano para relentizar aún más el proceso de otorgamiento de sus departamentos, era una pandemia. Es que a principios del 2018 el Gobierno porteño anunció una línea de créditos hipotecarios para aquellas familias de clase media que estuvieran interesadas en comprar, como vivienda única y de ocupación permanente, uno de las 1.050 unidades que se construyeron para albergar a los jóvenes que participaron de la competencia.

Todo estaba previsto para que de marzo a junio –del año pasado- se realizara el proceso de escrituración para que en agosto todos los departamentos estuvieran adjudicados y ocupados. En septiembre los vecinos denunciaron a Ámbito Financiero que de las 29 torres sólo el 20% estaba ocupado, pero desde el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) prometieron que en diciembre todo estaría resuelto, una promesa que se postergó para principios de este año y ahora, como consecuencia del coronavirus, volvió a trasladarse para diciembre, un año y medio más tarde de la propuesta inicial.

“Yo fui uno de los primeros en anotarme, hicimos todo lo que nos pedían con el banco, cuándo llegó el momento de escriturar, nuestro edificio que es el número 28 se fue postergando por problemas de obra. Tuvimos una reunión en donde nos ofrecieron otra unidad, pero eran mucho más chicas de lo que nosotros estábamos pagando. Solo firmamos un boleto de compra-venta en el IVC”, contó Carlos uno de los vecinos que debería haberse mudado el año pasado, pero todavía no pudo hacerlo. “Es un edificio entero que está desocupado”, aclaró este hombre que es personal policial y espera poder cumplir el sueño de la casa propia.

Desde el Instituto de la Viviendad de la Ciudad de Buenos Aires confirmaron que los procesos se extendieron primero por el cambio de Gobierno lo que generó modificaciones en el organigrama del IVC y ahora como consecuencia de la pandemia. “Hasta el momento fueron escriturados 768 departamentos, por lo que faltan 279”, remarcaron fuentes del IVC. Es decir que de diciembre a marzo se entregaron poco más de 200 departamentos. “Avanza pero muy lentamente. En 2019 mientras estaba la campaña presidencial, hubo boom de escrituras, luego se volvió a estancar el proceso”, contó Mariano otro de los vecinos de la Villa Olímpica que desde el año pasado habita su unidad.

Fuentes del Instituto de la Vivienda confirmaron que hay un edificio en donde aún se están haciendo obras y reconocieron que por la cuarentena, ese trabajo está hoy en stand by. “Creemos que podremos entregar este edificio en diciembre”, reconocieron. “Nos informaron de problemas eléctricos, después inconvenientes con los pisos y hasta con el ascensor. Hay un caso de una chica que está embarazada que realmente está desesperada, es muy frustrante. Creemos que va a pasar un año más y vamos a seguir esperando”, finalizó Carlos.

Desde el organismo de la Ciudad tienen previsto reanudar el proceso de escrituración en tres meses. “Las últimas se realizaron en marzo antes de que se decrete la cuarentena, la intención es en septiembre retomar esta actividad para finalizar en diciembre”, una promesa más que las familias no se animan a creer.

Quienes fueron elegidos para comprar una unidad debieron durante un año demostrar su poder de ahorro con un plazo fijo. “Sabemos que muchos de los que hoy sí están mudados no cumplieron con los pasos previos, hubo favoritismo a la hora de otorgar los departamentos”, denunció uno de los vecinos. Ahora muchos deben pagar las cuotas del crédito y continuar con su alquiler por los retrasos en las entregas de las viviendas.

A esto se sumó además la demora en las mudanzas que se debió, entre otros motivos, al impacto de la inflación en los créditos UVA (Unidad de Valor Adquisitivo). Si bien el Instituto de la Vivienda de la Ciudad, a cargo de la construcción, congeló a octubre de 2018 el precio de las propiedades en UVA, las cuotas que tienen que pagar las familias no están congeladas, por lo que para muchos el esfuerzo se duplicó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario