Reino Unido rechazó la propuesta de Argentina de habilitar vuelos a las Islas Malvinas

Información General

La administración de Boris Johnson dijo que es potestad del gobierno isleño habilitar las rutas aéreas. Argentina había manifestado intención de poner a disposición dos aviones de Aerolíneas Argentinas para que los residentes puedan viajar a territorio continental.

El Gobierno británico rechazó este jueves la propuesta realizada por la Argentina de habilitar dos vuelos a las Islas Malvinas con el fin de que los residentes pudieran conectar con territorio continental para las fiestas de fin de año o por motivos personales.

La administración de Boris Johnson echó por tierra el reclamo elevado por la administración de Alberto Fernández para poder retomar la ruta hacia las islas con dos vuelos humanitarios para transportar a residentes que quieran realizar trámites o visitar a familiares para Navidad y Fin de Año.

A raíz del cierre de las rutas aéreas desde marzo del 2020, el gobierno nacional había propuesto la semana pasada que puedan realizarse dos vuelos en diciembre y enero, desde territorio continental argentino hacia las Islas Malvinas. El ejecutivo argentino adelantó que podría poner a disposición dos aviones de Aerolíneas Argentinas para tal fin.

“La propuesta busca superar las consecuencias producidas por el coronavirus y también estimular un contexto de mayor confianza con los habitantes de las Islas, en el marco de lo establecido por la Constitución Nacional en la Disposición Transitoria Primera en lo referido al respeto de su modo de vida”, habían señalado desde la Cancillería en un comunicado.

La propuesta fue desestimada por el Gobierno británico debido a que la potestad de habilitar o no las rutas aéreas es decisión del gobierno local.

Sin embargo, desde el Falkland Island Government elevaron un pedido al gobierno argentino para que estudie la posibilidad de habilitar un chárter para que los residentes de las Islas Malvinas puedan viajar desde allí hacía Chile con el fin de visitar familiares. Según informaron, el gasto correría por cuenta del gobierno que actualmente ocupa el territorio isleño argentino.

Por el momento, Argentina no dio a conocer ninguna decisión al respecto.

En noviembre pasado, la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó una Declaración sobre la Cuestión de las Islas Malvinas en la cual se reafirmó la necesidad de que los Gobiernos de Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden las negociaciones sobre la disputa de soberanía, con el objeto de encontrar una solución pacífica a esta prolongada controversia.

El canciller, Santiago Cafiero, enfatizó que “los Estados Miembros de la OEA han construido un consenso histórico a través del compromiso asumido por su más alto órgano, esta Asamblea General, que declara que la Cuestión Malvinas constituye un tema de interés hemisférico permanente”, y mencionó las “más de treinta resoluciones y declaraciones adoptadas en la OEA desde 1982, que reconocen la existencia de la disputa de soberanía sobre las Islas e insta a las partes a entablar negociaciones para resolverla por la vía pacífica”.

Asimismo remarcó que “la usurpación británica, llevada a cabo en 1833, en tiempo de paz y contraria al derecho internacional vigente en la época, representó un quebrantamiento de la integridad territorial argentina, y ha sido protestada desde entonces y hasta el presente sin interrupción, y nunca consentida por mi país. Esto convierte a las Islas Malvinas en un territorio colonial, pero no en un pueblo colonizado. Los habitantes de las Islas son una población trasplantada, y a diferencia de los casos clásicos de colonialismo en que un pueblo preexistente es víctima de la instauración de una dominación colonial, en la cuestión Malvinas no existe un pueblo sometido a subyugación, dominación o explotación por una potencia colonial”.

Dejá tu comentario