Las lluvias dejaron en Ciudad y GBA, ocho muertos, calles anegadas y barrios sin luz

Información General

Ocho personas murieron como consecuencia del intenso temporal que afectó en la madrugada la Ciudad de Buenos Aires y algunas zonas del conurbano, donde numerosos barrios colapsaron como consecuencia del agua que inundó calles y viviendas, inutilizó vehículos y causó la interrupción del suministro eléctrico.

La Policía Federal confirmó los ocho fallecimientos, mientras que el porteño Sistema de Atención Médica de Emergencia (Same) contabilizó sólo seis, por considerar no atribuibles a la tormenta un deceso por un paro cardiorrespiratorio en la calle Plaza al 4500 y otro por un pico diabético en la calle Freire al 3700.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, también confirmó que ocho personas fallecieron a causa del temporal que afectó al área metropolitana de Buenos Aires y expresó su malestar al señalar: "Estamos profundamente indignados".

Según se informó a la prensa, de las víctimas fatales, cuatro son mujeres mayores de 80 años y las otras cuatro son hombres de 45, 54, 65 y 88 años, entre ellos, un operario que falleció electrocutado en la estación Los Incas de la Línea B del Subte porteño, lo que desencadenó una medida de fuerza gremial.

De esa manera, Berni amplió el número de víctimas fatales por las copiosas lluvias registradas desde esta madrugada la Ciudad y el Conurbano, ya que la información brindada por el Gobierno porteño registraba seis decesos.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, informó en una conferencia de prensa, que "hubo evacuados en el barrio Mitre". "Calculamos que unas 300 personas tuvieron que ser evacuadas y están siendo asistidas", señaló. El jefe comunal calificó al temporal como "una tragedia climática" y aseguró que "más de 600 personas" de sus equipos están trabajando en las calles.

En tanto, unas 80 personas tuvieron que ser evacuadas en los barrios de Villa Maipú y Villa Hidalgo, en el partido bonaerense de San Martín, y 400 más se vieron obligadas a abandonar sus casas en La Matanza, a causa del avance de las aguas.

En una jornada caótica para muchos que resultaron afectados por la abundante caída de agua, récord histórico para el mes de abril en la ciudad de Buenos Aires, también se produjeron algunos saqueos e intentos de robos en supermercados y otros comercios de los barrios porteños de Liniers y Mataderos.

El Gobierno de la Ciudad informó que más de 450 personas de Emergencias, Guardia de Auxilio y Policía Metropolitana junto a agentes de Defensa Civil, Logística y Cuerpo de Tránsito trabajaron desde primeras horas del día en las distintas zonas afectadas por el temporal.

En un comunicado, la Ciudad informó que "la lluvia caída (más de 155 milímetros acumulados desde las medianoche hasta las 7:00 en varias zonas de la Ciudad de Buenos Aires), fue récord histórico para el mes de abril, según el Observatorio de Villa Ortúzar, desde que se tienen registros desde 1906" y que "el récord anterior para un día de abril era de 142 milímetros, el 8 de abril de 1989".

Los barrios más afectados fueron nuevamente los de la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, como Belgrano, Palermo y Núñez, pero esta vez los efectos de la tormenta alcanzaron a amplias zonas de la Capital, como el barrio de Liniers, y el Gran Buenos Aires.

La lluvia comenzó el lunes por la noche, pero su pico máximo fue por la madrugada, cuando en dos horas cayeron más de 110 milímetros en la Capital, mientras que en algunos sectores del Conurbano se registraron unos 175 milímetros.

Además, por la tormenta colapsó la red de transporte público: la Línea B del Subte funcionó con servicio reducido, y estuvieron interrumpidos el Premetro, los ferrocarriles Mitre y Sarmiento.

Durante este martes, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTyP), realizó un paro en todas las líneas a partir de las 16:00, debido a la muerte de un operario electrocutado, ocurrida como consecuencia de la inundación de la estación Los Incas.

También se registraron algunos accidentes en la Panamericana, mientras que en la autopista Buenos Aires-La Plata se produjo un choque en cadena a la altura de la localidad bonaerense de Bernal, partido de Quilmes.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las lluvias seguirán al menos hasta el miércoles, por lo que se mantenía un alerta por fuertes precipitaciones para el área metropolitana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario