Masacre de La Plata: liberaron a Martínez

Información General

Osvaldo "El karateca" Martínez, uno de los detenidos por los crímenes de su novia, la hija de ésta y otras dos mujeres cometidos en noviembre del año pasado en La Plata, recuperó la libertad tras un fallo que pone en duda que haya sido el autor material de esa masacre.

La medida la adoptó por mayoría la sala III de la Cámara Penal platense al resolver un planteo de la defensa de Martínez (28), que había apelado la prisión preventiva dispuesta en junio.

"Quiero lo mismo de siempre, buscar la verdad, verdad y justicia", dijo a la prensa Martínez al salir de la unidad 9 de La Plata, donde fue recibido por familiares y amigos que lo subieron en andas, lo abrazaron y aplaudieron al grito de "Alito inocente".

El joven dijo que "cada noche, cada momento", esperaba la libertad, luego de haber permanecido preso desde mayo, en tanto que su madre, Herminia López, sostuvo que "esta causa está armada por un fiscal inepto e inoperante", en alusión a Alvaro Garganta.

Los jueces María Elia Riusech y Carlos Silva Acevedo, con la disidencia de su par, Alejandro Villordo, dispusieron el cese de la prisión preventiva y liberar al karateca, al considerar que se sumaron nuevos elementos a la causa que ponen en duda que haya sido el autor material del cuádruple crimen.

Entre los elementos que tuvieron en cuenta, se encuentran los resultados de los estudios psicológicos y psiquiátricos realizados a Javier "La Hiena" Quiroga (34), el otro detenido en la causa, y un peritaje realizado sobre el teléfono celular de Martínez.

Sobre Quiroga, los jueces consideraron que "los rasgos de personalidad, circunstancias vitales y consumos de tóxicos concurren en la facilitación de conductas violentas", lo que indica que "no necesitaba motivo valedero para matar".

"No es necesario buscar un móvil, cualquier cosa pudo desencadenar su desenfreno homicida", remarcaron. En tanto, al referirse a la pericia telefónica, los jueces indicaron que demuestra que Martínez pudo haber empleado su celular desde su casa -como siempre dijo- y que, no obstante, otra antena pudo captar su señal.

"El informe técnico de Movistar sobre los llamados del celular de Martínez la noche de los hechos, terminan de despejar las dudas y pueden descartarse como presunciones cargosas", añadieron.

Finalmente consideraron que "las características psiquiátricas psicológicas de Martínez lo muestran con un perfil impropio de una conducta sanguinaria como la empleada en el hecho y se oponen radicalmente a las de Quiroga", a quien consideraron "psicópata".

Por su parte, uno de los abogados del karateca, Marcelo Mazzeo, recordó a Télam que la defensa planteó "sistemáticamente que se ha denegado toda la prueba pedida y fundamentalmente se ocultó una prueba al momento de pedir la preventiva".

Al respecto, explicó Mazzeo, "cuando el fiscal pidió la prisión preventiva a mediados de junio, ocultó una prueba, que es el informe de Movistar que prueba que al estar una antena saturada otra antena puede tomar una llamada o un mensaje de texto".

"Movistar presentó este informe en la fiscalía el dos de julio y, sin embargo, el fiscal la ocultó y no la elevó a la Cámara al momento de tener ésta que resolver la preventiva", afirmó, al asegurar que eso demuestra que "Martínez no mintió, él estaba en su casa al momento del crimen".

Al requerir la prisión preventiva, la fiscalía valoró como una prueba en su contra que el detalle de llamadas y mensajes de texto enviados por Martínez la noche del cuádruple crimen lo ubicaba en un lugar distinto a su domicilio, en movimiento.

La defensa planteó en todo momento que era factible que ante una antena saturada, otra, en otro lugar, tomara el mensaje y lo enviara desde allí, lo que confirmó una peritaje realizado.

Mazzeo destacó que debido al ocultamiento de esta prueba la defensa "denunció penalmente al fiscal Alvaro Garganta".

El 7 de junio, el juez de Garantías Juan Pablo Masi dictó la prisión preventiva a Martínez y "La Hiena" Quiroga y los acusó de "homicidio simple y de triple homicidio calificado por haberse cometido para lograr la impunidad del primero de los hechos".

La Justicia dio así por acreditado que Quiroga y Martínez participaron de los homicidios cometidos entre la noche del 27 y la madrugada del 28 de noviembre de 2011 en una vivienda ubicada en la calle 28 entre 41 y 42, en el barrio platense de La Loma.

Allí fueron encontradas asesinadas a golpes y puñaladas la novia del karateca, Bárbara Santos (29); su madre, Susana de Bárttole (63), su pequeña hija Micaela Yamila Galle Santos (11) y una amiga de la familia, Marisol Pereyra (35).

Para el juez, "el carácter celoso y posesivo de Martínez" motivó el homicidio de Bárbara, mientras que evaluó contra Quiroga el hallazgo de su perfil genético en la escena de los asesinatos.

Dejá tu comentario