La ciencia vs. Hollywood. ¿Podemos cultivar papas en Marte como Matt Damon?

Información General

La escena del astronauta y su huerta en el planeta rojo es una de las más recordadas de "Misión rescate". Analizamos esta y otras de la mano del renombrado científico argentino Jorge Vago.

“Misión rescate” fue uno de los grandes “tanques” de Hollywood de 2015. Un argumento sencillo, basado en un libro de Andy Weir, con el protagonismo de Matt Damon: un astronauta es enviado a la Marte pero algo sale mal y la NASA planea una misión para traerlo de vuelta. Pero, ¿cuánto hay de verídico y cuánto de ficción en la película?

Para averiguarlo, recurrimos al renombrado científico argentino Jorge Vago para que nos de su mirada sobre algunas de las escenas más icónicas. Vago consiguió su título universitario en Buenos Aires, realizó en Estados Unidos una maestría de Ingeniería en Física Aplicada y un doctorado en Física Planetaria y en 1992 se incorporó a la Agencia Espacial Europea (ESA), donde se desempeñó como ingeniero de Sistemas y coordinó trabajos para la Estación Espacial Internacional. Allí tuvo el privilegio de ser el director científico del equipo de ExoMars, la ambiciosa misión de la ESA para conocer y buscar vida en Marte.

¿Las tormentas en Marte son cómo se muestran?

marte escena1.jpg
En la película, los astronautas enfrentan una tormenta gigantesca.

En la película, los astronautas enfrentan una tormenta gigantesca.

Jorge Vago: Ja, ja, ja, no. ¡Este fue el verso más grande de la película! Marte tiene una presión atmosférica de sólo 6 mb en la superficie—como en la Tierra a 30 km de altura. Es una atmósfera super tenue. Los vientos en Marte, cuando tienen una velocidad de 100 km/h, empujan como un viento en la Tierra de 1 km/h. La escena del inicio, donde el viento rompe la antena que atraviesa a nuestro astronauta, no sería posible. Aunque las tormentas globales de polvo en Marte sí son impresionantes. Bloquean buena parte de la luz del sol, pero es un polvo finísimo, como las partículas de humo en un cigarrillo. El efecto que tienen es que se ve poco. Eso es todo. Pero es malo si vas con paneles solares.

¿El traje espacial que utiliza el protagonista es el indicado?

marte escena2.jpg
El traje espacial parece un poco delgado para la misión.

El traje espacial parece un poco delgado para la misión.

JV: Es difícil decirlo, aunque parece un poco finito. De día hace algunos grados bajo cero, pero de noche la temperatura baja a -120°. Sobrevivir una noche en Marte es cosa seria.

¿Sería posible cultivar papas en Marte?

marte escena3.jpg
Se puede preparar el terreno, pero no tan rápido.

Se puede preparar el terreno, pero no tan rápido.

JV: Cultivar papas, puede ser, pero no como se muestra en la película. El suelo de Marte no tiene ni los microorganismos, ni los nutrientes para que pueda vivir una planta. El abono de Matt Damon tampoco se los daría. Es probable que se pueda, con santa paciencia, preparar suelo marciano para que pueda sustentar vida vegetal, pero seguramente no tan rápido como se ve en la película.

¿Se podría usar el oxigenador para quemar hidrógeno y conseguir agua?

marte escena4.jpg
Quemar hidrógeno y oxígeno es posible.

Quemar hidrógeno y oxígeno es posible.

JV: Sí, quemar hidrógeno y oxígeno se puede, sólo que es una reacción super exotérmica que libera mucha energía. El agua que se genera es vapor, porque está muy caliente. Hay que condensarla.

¿Podría valerse un astronauta de la abandonada Mars Pathfinder para comunicarse con la Tierra?

marte escena5.jpg
Las baterías de Mars Pathfinder serían un gran problema.

Las baterías de Mars Pathfinder serían un gran problema.

JV: No. Mars Pathfinder tiene las baterías hechas pomada por el frío. No way.

¿Cuántas chances tendría de ser exitoso un rescate así?

marte escena6.jpg
Un rescate casi imposible.

Un rescate casi imposible.

JV: Poco o nada de chance. El problema es que las velocidades tienen que ser las mismas. En otras palabras, la velocidad del astronauta tendría que ser igual que la de la nave madre en el punto de encuentro para que no se haga pulpa. La nave madre llega desde una trayectoria planetaria de alta energía y pasa por Marte a unos 18.000 km/h. Quiere decir que Matt Damon tiene que encontrarse con la nave madre a esa velocidad, viajando en la misma dirección, en ese preciso instante, sino o se pierde o se hace un omelette de astronauta. La astrodinámica no perdona.

"Nos divertimos un montón"

De cualquier forma, Vago se tomó la película como lo que es: un entretenimiento. Incluso la disfrutó junto a compañeros de platea tan experimentados como él.

“Así y todo, me gustó”, confiesa. “La vi como tres o cuatro veces, una de ellas con colegas de la NASA. Y como éramos todos ‘marcianos’ y teníamos el cine para nosotros, chiflábamos cada vez que pasaba algo inverosímil. Nos divertimos un montón”.