No decrece el miedo: 68% de los argentinos se siente inseguro

Información General

Una encuesta realizada por el Centro de Estudios para la Convergencia Ciudadana mostró que 68% de los argentinos cree que puede ser víctima de un delito. Además crece la opinión positiva entre la gente (75%) para que el ciudadano común pueda portar armas. Todo pese a la fuerte campaña oficial de desarme y a la promesa del gobierno de pagar hasta 450 pesos por cada arma que se entregue voluntariamente.

La medición, desarrollada entre noviembre y diciembre de 2006 en la Ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense, estrena el Indice de Temor Ciudadano (ITC). Se trata de un registro que se realiza cada seis meses y que es utilizado en países tan variados como Italia, México o Chile. Mide la confianza que el ciudadano tiene y los riesgos que percibe frente a la seguridad pública, el futuro, la probabilidad de atentados terroristas, la situación del país en el que vive, la vida cotidiana, la situación del empleo y la seguridad social, el funcionamiento de los sistemas de salud y educación y la credibilidad en las instituciones.

En el caso puntual de la Argentina, el trabajo se completó con un capítulo especial dedicado a la seguridad pública: cuáles son las causas que la generan, de qué tipo de delito se teme ser víctima, la pena de muerte y la posibilidad de que los ciudadanos comunes puedan portar armas.

  • En el rubro de inseguridad física, además de concluir que casi 70% de los ciudadanos considera que afronta el riesgo de ser víctima de un delito, una mayoría absoluta -58% de los entrevistados- juzgó que el país es más inseguro que otros de la región. En noviembre de 2005 el volumen de opiniones en este sentido había llegado a 61%.   

  • Un dato relevante: la eventual contribución del endurecimiento de las leyes a una mayor seguridad cuenta con menos adhesión al comparar datos de noviembre de 2005 con igual mes de 2006. El año pasado 60% creía en esta alternativa, mientras que en la actualidad esa cifra llega a 55%. El principal indicador de este cambio es el ítem «no contribuirá». Allí evolucionó de 18% en 2005 a 28% en 2006 (ver gráficos).

  • Otro apunte llamativo: 67% de los sondeados consideró que no existían riesgo de que la Argentina fuera blanco de un nuevo atentado terrorista.   

  • Una vez más descendieron los guarismos respecto de la utilización de la pena de muerte como herramienta contra la inseguridad. En noviembre de 2006, 33% del universo sondeado evaluó que esa medida era muy necesaria o algo necesaria, mientras que 67% interpretó que era «poco necesaria o innecesaria». En noviembre de 2005, esas cifras fueron de 48% y 52%, respectivamente.

  • La idea de que el ciudadano común pueda portar armas continúa recibiendo un importante respaldo. El 75% opinó en 2006 que estaba poco, algo o muy de acuerdo con esta iniciativa. En 2005, con algunas variaciones, los resultados redondearon cifras similares.   

  • Al abordar las hipótesis sobre causales de la violencia, el ITC refleja que la droga es identificada como principal generadora de la misma, cosechando 71% de adhesiones en noviembre de 2006 y 65%, en igual mes de 2006. Muy cerca se ubicaron la corrupción, en 47%, y la desocupación, con 44%. Una mirada comparativa entre las compulsas de 2005 y 2006 permite advertir un descenso de 8 puntos en la incidencia del ítem desocupación (de 52% a 48%).

  • La cantidad de ciudadanos que expresó su descreimiento respecto de que el gobierno pueda dar pronta solución al problema de la inseguridad decreció de 57% en 2005 a 52% en 2006. En tanto, la confianza en que el Poder Ejecutivo pueda alcanzar mejoras en este tema cosechó los puntos perdidos por la otra opción, pasando de 43% en 2005 a 48% en 2006.

    El índice también resalta que uno de los principales problemas que afronta hoy la Argentina: la confianza. Nuevamente la Iglesia, con 31%, se mostró en la encuesta de noviembre de 2006 como la institución más confiable para los argentinos. Luego siguieron el Poder Ejecutivo, con 24%; los medios de comunicación, con 20%; el Poder Legislativo, con 15% y el Poder Judicial, con 14%.   

  • Un dato relevante que surge de la comparación de las muestras de noviembre de 2005 y 2006, revela fuertes bajas en la confianza depositada en el Poder Ejecutivo, que redujo sus guarismos de 35% a 24%; de las Fuerzas Armadas, que cayeron del 21% a 12%; y de los medios de comunicación, que descendieron de 26% a 20%.

  • Las instituciones en la que menos confían los argentinos, según la muestra, son los sindicatos, con 3%, seguidos muy de cerca por los partidos políticos, con 5%, y la Policía Bonaerense, con 6%. Todas estas instituciones cayeron un promedio en torno de los cinco puntos al ponderar las compulsas de 2005 y 2006.
  • Dejá tu comentario