8 de febrero 2006 - 00:00

Padre admite que su hijo estuvo en pelea de Brasil

Juares de Souza Medeiros es el subjefe de la policía civil de Santa Catarina, que también dio detalles sobre el asesinato.
Juares de Souza Medeiros es el subjefe de la policía civil de Santa Catarina, que también dio detalles sobre el asesinato.
El subsecretario de Turismo de Corrientes, Horacio Pozo, admitió ayer que su hijo y los amigos con que veraneaba participaron de una pelea en Ferrugem, Brasil, en la que «pegaron» y «también recibieron», aunque aseguró que «no son ningunos asesinos».

«Que estuvieron en una pelea, sí, estuvieron. Que pegaron, sí, pegaron, y también recibieron, porque sus rostros así lo están determinando, pero no son ningunos asesinos», manifestó Pozo. El funcionario no precisó qué jóvenes del grupo tuvieron intervención en esa riña ni aportó detalles de cómo se desarrolló y tampoco se refirió a la intervención que tuvo Malvino en esa pelea.

Aseguró que su hijo y los seis amigos que deberán responder como sospechosos del ataque ante la Justicia brasileña «no escaparon» de Brasil. «Después de la riña, se fueron de la casa (alquilada) porque temieron que aquellos que estuvieron involucrados en la pelea fuesen a buscarlos para provocar un nuevo enfrentamiento», dijo.

Uno de los motivos que hicieron recaer las sospechas de los investigadores sobre el grupo de correntinos fue que a las pocas horas del enfrentamiento abandonaran la casa que habían alquilado hasta el día siguiente al hecho.

Consultado sobre lo ocurrido puntualmente en la madrugada del 19 de enero último en Ferrugem, Pozo dijo: «Lo que pasó realmente se va a dilucidar en el juicio y allí van a quedar las cosas claras. Todo eso se tiene que ventilar en el juicio».

Dejá tu comentario

Te puede interesar