Protesta de estibadores complicó el tránsito en la AU 25 de Mayo

Información General

Trabajadores portuarios agrupados en la Federación de Estibadores Portuarios Argentinos (FEPA), que cumplen hoy un paro nacional, se movilizaron ante el Ministerio de Economía para pedir por "mejores condiciones laborales y salariales" y "la derogación" del decreto que desreguló la actividad en la década de los '90.

El paro de los trabajadores portuarios comenzó a las 7 y lo cumplían los sindicatos portuarios de Buenos Aires, Mar del Plata, Puerto Deseado, San Antonio Oeste, Corrientes, Ushuaia, Ibicuy, Diamante, Santa Fe, Zárate, Campana, San Nicolás, Necochea (Quequén), Dock Sud y San Martín.

La movilización hacia el Ministerio de Economía tuvo dos columnas: una proveniente de la intersección de las avenidas Ingeniero Huergo y Brasil; y otra proveniente de las terminales portuarias de Retiro.

La columna de Retiro avanzó por la avenida Alem, se detuvo momentáneamente ante el Ministerio de Trabajo, y aunque tenía previsto detenerse también en el edificio de la Bolsa de Cereales, en Corrientes al 100, continuó su marcha hacia el Palacio de Economía, donde confluyó a las 11 con la otra columna.

Los dirigentes del gremio entregaron un petitorio dirigido al Ministro de Planificación, Julio De Vido, que fue recibido por un funcionario responsable del área.

El titular de la FEPA, Juan Corvalán, dijo que los trabajadores demandan "mejores condiciones laborales y que se derogue el decreto 817/92 que estableció la desregulación de la actividad portuaria".

"Acá salió toda la gente a la calle en varios puertos del país porque hace 14 años que venimos luchando por que se cumpla con el Programa de Propiedad Participada, que nos prometieron en el momento de la privatización y no lo han implementado", refirió.

El gremio también demanda el fin de "la precariedad laboral del sector, la tercerización, el empleo en negro y la falta de medidas de seguridad" en los puertos.

También protestó por "el despido sin ninguna razón" del trabajador Cristian Ariel, y por el caso del operario Jonathan Bogarín, quien perdió cuatro dedos de una mano en la terminal número 4.

Entre otras demandas, también figuraba un reclamo de negociación de un nuevo convenio colectivo de trabajo con la Cámara de Depósitos Fiscales, y por "la asimetría existente en la competitividad de los puertos fluviales y marítimos".

Tras la manifestación, las columnas comenzaron a retornar a sus puntos de origen; mientras que el paro nacional finalizará a las 14.

Dejá tu comentario